Visión Global

“Los 14 motores” por Eduardo Semtei

“Los 14 motores” por Eduardo Semtei


Eduardo Semtei / @eduardo_semtei.

Una primera observación, cuestiones del método. ¿Es el desarrollo aislado, específico de algunos sectores de la economía lo que genera estabilidad en las variables macroeconómicas, digamos, en el nivel de empleo, la tasa de inflación, la tasa de interés, la tasa de cambio, el crecimiento del PIB u ocurrirá exactamente lo contrario, que sean las condiciones generales macroeconómicas, estrategias, decisiones y particularidades de las políticas monetarias, fiscales, laborales, cambiarias las que estimulan y empujan a las economías que muestran prosperidad?

Dilucidemos el asunto en el marco mundial. Según el presidente, todo depende de unos fulanos 14 motores. Rolo a rolo. Tolete a tolete. Veamos el primer motor. La agricultura urbana. ¿Qué vaina es esa exactamente? ¿Con qué se come eso? Un buen entendedor supondría que en los terrenos pertenecientes al campo de golf del Country Club y de La Lagunita, y así en todo el país, comenzará una siembra masiva de yuca, plátano y sorgo, y hasta mango y cotoperí. En los balcones de los apartamentos de las familias españolas, de las que todavía quedan, en la Candelaria de Caracas, brotarán a torrentes tomates, pimentones y cebollas, y que finalmente en todas las plazas Bolívar de Venezuela se cosechará maíz y se criarán cochinos. Cerdos bolivarianos.

Contrapongamos a esas alucinaciones algunos datos sorprendentes: China produjo unas 200 millones de toneladas de arroz en 2010. India 120 millones. Estados Unidos produjo en recientes años algo así como 350 millones de toneladas de maíz. China, 163, y Brasil, 50. En cuanto a trigo, China lidera con una producción con 115 millones de toneladas; India, 90, y Estados Unidos, 60. Y así es para las frutas, las hortalizas, las flores, la carne de res, la de chancho, pollos, papas y naranjas. ¡En esas economías no hay pero ni un kilito proveniente de la utópica agricultura urbana! Todas las unidades de producción son grandes y modernas extensiones agrícolas. ¿De dónde salió esa estupidez de la agricultura urbana? Ya sé, ya lo sé o lo intuyo, del mismo laboratorio de ideas que parió el sistema de gallineros verticales. Conclusión sobre el primer motor: Fundido pa’ la verga.

Vamos con el segundo motor. Sistema farmacéutico. Examinemos algunos números. De acuerdo con la World Intellectual Property Organization, WIPO, en 2005 y 2006 se registraron en farmacéutica 68.650 y 74.254 nuevas patentes, y en biotecnología, 41.993 y 40.861. Y el total mundial de patentes registradas para 2006 se distribuía de la siguiente manera: Japón tiene 29,1%. Estados Unidos, 22,1%. Corea del Sur, 9,8%. Alemania, 7,4%. China, 7,3%. Francia, 2,5%. Gran Bretaña, 2,3%. Holanda, 1,6%. Rusia, 1,6%. Suiza, 1,4%. Todo el resto del mundo, 14,9. (En el resto del mundo están Canadá, Suecia, India, Australia, Bélgica, España, Israel, Austria, Dinamarca, Filipinas, Brasil entre otros. Venezuela ni una sola. No le pidan aguacates a la mata de mango). En estos 17 años del chavismo/madurismo, con la castración del IVIC, la asfixia dolorosa y prolongada del Intevep (la meritocracia es el opio del pueblo según el Eterno), el encierro despreciable de las universidades, la fuga masiva de cerebros, la persecución a la clase artística e intelectual, ¿cuántas patentes en farmacéutica y en biotecnología habrá desarrollado Venezuela? ¡Ni una pinga, ni una “ñinga” me autorrespondo! Resultados históricos del segundo motor. Fundido par coño.

Y así son cada uno de esos 14 renglones. Esoterismo. Brujería. Irracionalidades. Embustes. Paja loca. Chimberías. Si me provoca y no me atrapa la modorra, el desánimo y el adocenamiento, examinaré algún día los otros motores. Pero no crean que existan muchas diferencias con los dos primeros.

Bueno, ya que insisten y el público lo pide (estoy como Ilan Chester), vamos con el tercero, la industria. ¿¿¿La qué???? Expropiaciones a granel. Confiscaciones. Invasiones de empresas. Rebatiña en las haciendas de ganado. Desastre en las industrias básicas. Ataque despiadado al sector privado. Quiebra en cementos. Más de 20.000 empresas cerradas. Control de precios. Control de cambios. Empresarios presos, perseguidos, amenazados. Días y días libres. Crisis eléctrica. Falta de agua. Inseguridad jurídica. Inseguridad de personas y bienes. Altísima criminalidad, la segunda peor del mundo. Inicio de hiperinflación. Desabastecimiento. La única industria que se desarrolla viento en popa es la industria del delito. El crimen sí paga en Venezuela. Y de contado. Todos los días le dan matica ’e café a un rolito. A un tombo. Los secuestros aumentan. Los atracos. Los asesinatos. El transporte de drogas. La venta ilegal de armas. Ese sí es un motor que ruge. Tiene un torque de competencia. Seguimos con la cantaleta, falta de materia prima. Falta de repuestos. Imposibilidad de desarrollos tecnológicos. Problemas con las comunicaciones internacionales. Demandas por todos lados. Pérdidas millonarias de las multinacionales y de inversionistas extranjeros. Disminución de la competitividad en materia de Internet. Bajadas de mula por todo. Matracas a la carta. Paralización de los sistemas de registro mercantil. Corrupción degenerada en los tribunales mercantiles. Desconocimiento de la propiedad intelectual. Y para usted de contar. A este tercer motor se le trancaron los pistones. Le fallaron los frenos. Se le fueron las luces. Se le espicharon los cauchos. Se le partieron los discos de la caja. Se le tapó la bomba de agua y la bomba de frenos. Se le rompió el tren delantero. Le robaron el radio. Se le pudrieron los cilindros. Se le oxidaron las válvulas. El bloque del motor se partió en tres. Del cigüeñal no queda nada. La biela desapareció y la cadena del tiempo brilla por su ausencia. Corolario del tercer motor. Vuelto “guáter”.

¿Queréis más, que más queréis? Espera los próximos escritos. Dios nos agarre confesaos. O sin confesar. Pero que nos recuerde un ratito por lo menos. Parece que nos olvidó. Señor, echa una miradita para Venezuela. “Manque” sea momentánea.

El Nacional, 26 de abril de 2016

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529