Visión Global

Los fugitivos que EE.UU. quiere que Cuba devuelva

Los fugitivos que EE.UU. quiere que Cuba devuelva


Un asesinato hace más de 40 años, una fuga de película y una recompensa millonaria se han convertido en una traba para que Cuba y Estados Unidos normalicen sus relaciones diplomáticas.

La protagonista de la historia se llama JoAnne Chesimard. O, más bien, así la llaman las autoridades en Estados Unidos, donde fue condenada por matar a un oficial en Nueva Jersey en 1973 y donde la consideran una “terrorista doméstica”.

Pero ella adoptó el nombre de Assata Shakur, es la madrina del rapero asesinado Tupac Shakur y formó parte de la Black Liberation Army, una organización que luchó por la autodeterminación de los negros en Estados Unidos.

Fue encarcelada en 1977 y, menos de dos años más tarde, tres hombres negros, armados con pistolas automáticas, entraron en su prisión, tomaron a dos guardias de rehenes y la liberaron.

Tiempo después apareció en Cuba, donde recibió asilo.

El Buró Federal de Investigaciones (FBI) la incluyó en su lista de terroristas más buscados y, junto a las autoridades de Nueva Jersey, ofreció por ella una recompensa de US$2 millones.

Y ahora, mientras negocia con Cuba, Estados Unidos ha reiterado que la quiere de vuelta y la considera una alta prioridad.

Pero como dijo este miércoles Roberta Jacobson, la secretaria de Estado para el Hemisferio Occidental, las autoridades cubanas “han dicho que no están interesadas en discutir su regreso”.

EE.UU., “frustrado”

Josefina Vidal, la diplomática cubana que ha liderado las conversaciones con Washington, defendió en diciembre los derechos “legítimos y soberanos” de su país para ofrecer asilo político a quienes considera han sido perseguidos.

Roberta Jacobson
Roberta Jacobson confesó este miércoles que está frustrada de no haber progresado en la devolución de los fugitivos.

Las autoridades cubanas han descrito a Shakur como una “activista conocida de los derechos civiles” que escapó de la represión estatal, pero para el FBI se trata de una mujer que profesa una “ideología radical en contra del gobierno estadounidense”.

Chesimard es la fugitiva de más alto perfil que Washington quiere de vuelta, pero no es la única.

No hay cifras confirmadas, pero el senador Robert Menéndez dijo este martes en una audiencia del Congreso que se trata de “decenas”, mientras otros congresistas como Marco Rubio y Ted Cruz señalaron que puede haber unos 70.

Teishan Latner, quien estudia el tema como parte de su posdoctorado en la Universidad de Nueva York, le dijo a BBC Mundo que este no es el conflicto más importante entre los dos países, pero sí previene que Estados Unidos vea a Cuba como un socio diplomático.

Chris Christie
El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, le pidió a Obama que pida el regreso de Chesimard antes de restablecer completamente las relaciones.

Además, los fugitivos son una de las razones por las que Estados Unidos mantiene a Cuba en la lista de países patrocinadores del terrorismo, aunque actualmente está en marcha una revisión gubernamental para determinar si seguirá en ella.

Mientras tanto, Roberta Jacobson reconoció este miércoles en una audiencia de la Cámara de Representantes su “frustración” por la falta de progreso con algunos fugitivos y reiteró que se trata de un asunto “crítico”.

Y el Departamento de Justicia le dijo a BBC Mundo que repetidamente presenta estos casos al gobierno cubano.

Pero el gobierno estadounidense se enfrenta a una creciente presión para que aborde el tema con más firmeza.

El gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie, le envió una carta al presidente Barack Obama en la que le pidió que exija el regreso de Chesimard antes de continuar con el acercamiento.

Y los senadores Rubio, Cruz y David Vitter le pidieron al fiscal Eric Holder que entregue una lista de todos los fugitivos que el FBI cree que están en Cuba y una copia de todas las acusaciones.

“Estamos de acuerdo con el presidente de la Orden Fraterna de la Policía, quien recientemente le escribió al presidente Obama que ‘la sangre de los agentes del orden público que hacían su trabajo en suelo estadounidense es un precio demasiado alto para pagar a cambio de vínculos más cercanos con el régimen cubano'”, escribieron.

Otros casos

En su carta, los senadores también señalan que, además de Chesimard, Cuba ha dado albergue a otros “criminales violentos” como Víctor Manuel Gerena, miembro de un grupo separatista puertorriqueño y buscado por el robo de unos US$7 millones de una compañía de seguridad, y Charles Hill, buscado por la muerte de un policía estatal en Nuevo México.

Luis Fraticelli
Las autoridades estadounidenses han pedido el regreso de los fugitivos.

Los políticos agregan que hay otros casos de bajo perfil de quienes han escapado tras ser acusados de lavado de dinero o de cometer fraude al sistema de salud.

En este caso de delitos comunes, algunos de los implicados son ciudadanos cubanos. Este año, por ejemplo, Cuba arrestó al reguetonero Gilberto Martínez, conocido como Gilbert Man, acusado en Estados Unidos por supuesto fraude con tarjetas de crédito.

Cuba ha devuelto a algunas personas acusadas de crímenes en Estados Unidos, aunque ha tenido más reticencias cuando se trata de casos políticos.

Y también ha recordado, como hizo Vidal en diciembre, que Estados Unidos les ha dado refugio a cubanos “acusados de crímenes horribles, algunos acusados de terrorismo, asesinato y secuestro”.

Washington, por su parte, ha dejado en claro que seguirá insistiendo en que Chesimard y los demás fugitivos sean devueltos, por más que Cuba opine distinto.

Por el momento, no parece haber una salida inmediata a este conflicto. Tras más de cuatro décadas, esta trama de película continúa.

.

BBC Mundo

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529