Visión Global

“Los justos” por Bernardo Kliksberg

“Los justos” por Bernardo Kliksberg


Bernardo Kliksberg.

No tolerar las nuevas formas del racismo. Todo ser humano libre debe recogerlo

Se cumplen 70 años del Holocausto. Seis millones fueron asesinados brutalmente, por haber nacido judíos, o tener padres o abuelos judíos. Entre ellos, un millón y medio de niños. Hubo complicidades y silencios que ayudaron a que los nazis, pudieran llevar adelante el genocidio en medio de Europa. Pero también seres humanos ejemplares que lo enfrentaron.

 

Enfrente de la ONU en Nueva York hay un monumento dedicado a Raoul Wallenberg, el joven diplomático sueco de 32 años, quien salvó 100.000 judíos húngaros de ser asesinados por los nazis. Entre julio y diciembre de 1944, trabajó día y noche incansablemente para expedirles pasaportes, y creó casas especiales, protegidas por la bandera de Suecia, como país neutral, para albergarlos. El monumento es un portafolio. Allí llevaba Wallenberg, los pasaportes. Subía a los trenes donde eran llevados los judíos a Auschwitz, y otros campos similares, se jugaba la vida entregándoles los pasaportes, los llevaba a los albergues.

Inmediatamente que el ejército soviético tomó Hungría, fue arrestado, por la KGB, y nunca más se supo de él. Se cree que murió en sus cárceles. Ha sido honrado póstumamente por muchísimas naciones.

Arístides de Sousa Mendes era el cónsul de Portugal en Burdeos, Francia, cuando las nazis tomaron el país. Portugal estaba bajo la dictadura férrea de Salazar, y se había declarado neutral. Ante el consulado habían miles pidiendo una visa que les permitiera salir de Francia. La circular 14 del dictador prohibió a los cónsules dar visas a judíos. De Sousa, de profunda convicción católica, con 13 hijos, decidió arriesgar todo. Durante tres días, y tres noches dio visas a todos, hasta caer agotado. Lo relevaron. Se fue a otros consulados menores que dependían del suyo, y siguió dando visas. Salvó a miles. Fue exonerado, perseguido, sus hijos no podían a ir la escuela porque eran atacados. Murió en la pobreza más absoluta, y lleno de deudas. Cuando le preguntaron por qué hizo lo que hizo contestó: “Prefiero estar con Dios contra los hombres, que con los hombres contra Dios”. Es ahora un héroe nacional de Portugal, y ha sido honrado por muchos países, y por la ONU.

Arturo Toscanini fue el mayor director de orquesta de su tiempo. Dirigía la Scala de Milan, y algunas de las principales sinfónicas del mundo. Sus conciertos merecían ovaciones de más de media hora. Hitler le pidió tocara en Berlín. Se negó terminantemente. Repudió a Mussolini, y sus leyes antijudías. Ayudó a salvar músicos judíos prominentes. Fue amenazado y atacado por los fascistas. La ONU rindió homenaje, a su lucha por la justicia.

Increíblemente, el nazismo sigue presente. Para Jean Marie Le Pen, fundador del Frente Nacional de Francia, las cámaras de gas fueron “solo un detalle”, en la misma Hungría avanza un partido xenófobo y antisemita, los atentados y el odio contra judíos, inmigrantes, los gitanos y otras minorías crecen en Europa. Wallenberg, De Souza, y Toscanini querían enviarnos un mensaje. No tolerar las nuevas formas del racismo. Todo ser humano libre debe recogerlo.

El Universal, 06 de mayo de 2015
Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529