Visión Global

“Los revolcados fueron los trabajadores” por Tomás Guanipa

“Los revolcados fueron los trabajadores” por Tomás Guanipa


Tomás Guanipa / @tomasguanipa.

Una vez más el presidente de la República decepciona a los venezolanos. Esta vez las consecuencias las pagan los trabajadores. Tras anunciar con bombos y platillos un supuesto “revolcón económico”, Nicolás Maduro fue incapaz de anunciar a los trabajadores cómo resolverá la crisis económica, cómo detendrá el cese de empresas en todo el país y, mucho menos, cómo detendrá la inflación que se come el salario de todos.
Maduro apenas anunció un aumento del salario mínimo de 30%, fraccionado en dos partes, que ni siquiera convenció a los trabajadores que asistieron a la marcha organizada por el gobierno en el día del trabajador. Lejos de aplausos, vítores y alegría; lo que hubo fue silencio e inconformidad entre esos trabajadores. La expectativa que generó Maduro fue tan alta y las crisis económica es tan apremiante, que nada de lo que dijo el jefe de Estado calma a unos trabajadores que hoy pagan las consecuencias de una política errática y desacertada.

El gobierno no entiende o no quiere entender que el empobrecimiento de los venezolanos es producto de la altísima inflación, que ellos mismos generan al financia un déficit fiscal de dos dígitos con impresión de dinero inorgánico, y que hasta que no se logre controlar no habrá aumento que compense o mantenga el poder de compra de los venezolanos. Algunos economistas estiman esa caída del ingreso real en 20% este año. La canasta básica familiar se ubicó en 35.124,45 bolívares débiles en el mes de marzo; según cifras extraoficiales el índice inflacionario del primer trimestre supera el 30%; y para el cierre de 2015 los pronósticos indican que excederá el 120%. ¿Qué pueden hacer los trabajadores con el 30% que les aumentó Maduro?

El problema de fondo es el modelo impuesto. Este gobierno destruyó la producción nacional con fines políticos, pero hoy las consecuencias las pagan los trabajadores empobrecidos y los consumidores en las colas. En este momento la mejor manera de bajar la inflación en el país, es elevando la producción de bienes y servicios; sin embargo esto no se puede hacer, porque quienes están en el poder se robaron y despilfarraron la mayor bonanza petrolera de nuestra historia, y ahora no hay dólares.

A pesar de la enorme crisis y las necesidades que estamos padeciendo, Maduro y su gobierno se empeñan en aplicar una receta equivocada, y los venezolanos seguimos pagando los platos rotos.

 El Universal, 05 de mayo de 2015

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529