Visión Global

Los venezolanos lo que piden es recuperar su poder adquisitivo

Los venezolanos lo que piden es recuperar su poder adquisitivo


Los economistas José Guerra y Víctor Álvarez coincidieron hoy en que mientras no se corrija el auge inflacionario en el país, cualquier aumento del salario mínimo no compensará el poder adquisitivo de los venezolanos.

El economista y diputado a la Asamblea Nacional (AN) por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), José Guerra, indicó este lunes que el poder adquisitivo de los venezolanos cayó en 35% desde enero hasta julio de 2016 debido a la inflación anualizada “de casi 700%”.

El parlamentario explicó que hay que establecer una diferencia entre el salario nominal, que es el dinero que se recibe, y el “salario real”, que es el poder de compra que tienen los venezolanos. A su juicio “el trabajador no está pidiendo que le aumenten el sueldo, lo que está pidiendo es que le compensen la pérdida que ha tenido su poder adquisitivo”.

Con respecto al tema del bono de alimentación para los jubilados y pensionados, Guerra manifestó que la AN aprobó una ley sobre esta problemática y que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) la declaró constitucional, pero argumentó que el presidente de la República, Nicolás Maduro, “no le quiere pagar” a los adultos mayores.

En cuanto al panorama económico actual, José Guerra considera que para regular la economía es necesario tomar una serie de medidas “elementales” como la reestructuración de la familia de billetes y monedas (cono monetario) con denominaciones de 2 mil y 5 mil bolívares, la unificación cambiaria y fomentar la producción nacional en el país.

“Yo llamo al presidente del Banco Central de Venezuela (BCV) a que tenga un momento de sensatez y le ahorre a los venezolanos este problema tan grande de tener ese morral de billetes con los que uno carga y no puede comprar prácticamente nada”, afirmó.

Asimismo, criticó que la canasta alimentaria se ubique por encima de los 360 bolívares mientras el salario mínimo integral está en 65.056 bolívares, por lo que calificó de necesario “aplicar una política macroeconómica que contenga la inflación”. En este sentido, alertó que los precios de bienes y servicios seguirán aumentando si no se resuelven los problemas elementales.

“La receta universal en todos los países del mundo para bajar la inflación es una, principalmente, reducir el déficit fiscal y reducir el financiamiento con impresión de dinero de ese déficit”, puntualizó. “El Gobierno debe plantear la refinanciación de la deuda externa, que se encuentra en 17 mil millones de dólares, debido a que lo máximo que pudiera ingresar por concepto de exportaciones petroleras serán 32 mil millones de dólares”, explicó.

Por su parte, el economista y exministro de Industrias Básicas y Minería, Víctor Álvarez, consideró el reciente aumento del salario mínimo decretado por el Ejecutivo Nacional como “pan para hoy y hambre para mañana”, porque a su juicio el auge inflacionario vuelve “sal y agua” cualquier aumento que se pueda decretar.

“En estos momentos se están haciendo entre tres y cuatro aumentos al año, pero no se ataca el problema de fondo”, sentenció.

Durante el programa Vladimir a la 1 que se transmite por Globovisión, ambos economistas coincidieron hoy en la necesidad de reducir el déficit fiscal e incentivar la producción nacional en materia agrícola, industrial y tecnológica para hacer frente al tema de la inflación anualizada.

El diputado Guerra prevé que la economía venezolana se va a contraer un 12%, sin guerra abierta ni conflictos bélicos y comparó el escenario de Francia, durante la ocupación nazi en 1942, cuando su economía “se contrajo 7%”.

Álvarez indicó que los controles económicos y de cambios que rigen en la actualidad, “lucen completamente agotados”, por lo que calificó de “histórico y vetusto” el hecho de que el Estado tenga dominio total sobre los medios de producción. Igualmente, afirmó que cuando el entonces ministro de Industria y Comercio, Pérez Abad, intentó, de manera tímida, devolver las empresas expropiadas, “le costó el cargo”.

“Aquí se expropiaron más de 4 millones de hectáreas y terminamos sembrando maticas en los balcones en las ventanas mientras esas amplias extensiones de tierra están ociosas y el Estado finalmente se convirtió en el principal latifundista”, señaló Álvarez.

Igualmente alertó sobre la necesidad de incrementar la cantidad de empresas para generar empleos, incrementar alimentos y productos y así equilibrar la demanda producto de la liquidez monetaria.

“Tenemos que aumentar la densidad empresarial por cada mil habitantes. En Venezuela apenas hay 0.25 establecimientos industriales por cada mil habitantes, en Colombia hay 1.2, en México hay 1.7, en Argentina 1.9 y en Brasil 2.2”, aseguró.

Para Álvarez, se debe actuar dentro de un marco legal que permita generar expectativas positivas en cuanto a la economía, por lo que considera que mientras no se tenga claro qué se debe hacer, difícilmente un cambio de gobierno pueda solventar el problema económico y social que se presenta en la actualidad.

“La Asamblea Nacional tiene que impulsar, no leyes aisladas sino un paquete legislativo mínimo para reactivar la economía, dentro de las cuales hay que entrarle a la Ley Orgánica de Precios Justos, la Ley de Trabajo, la Ley de Promoción y Protección de Inversiones (…)”, puntualizó.

Finalmente, Guerra aseguró no ver mejoras en la economía antes de finalizar el año mientras no exista un programa económico “creíble y confiable”.

EL UNIVERSAL

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529