Visión Global

Luis Chataing: No me dejo anular por el poder

Luis Chataing: No me dejo anular por el poder


Dhameliz Díaz || ddiaz@el-carabobeno.com

Aries negro. Elemento fuego. Metales hierro y acero. Cualidades: coraje y franqueza. Sonríe, su mente veloz alerta, tamiza la respuesta desde la reflexión, Adriana Azzi predijo por su cuenta en Twitter: Veo en un futuro no muy lejano a Luis Chataing en la política. Es una misión de vida que no podrá evadir. Dios lo acompañe. ¿Chataing presidente? “Es un acercamiento distinto, no me lo había imaginado desde esa perspectiva”. Sonríe con picardía. “Algunas personas me están invitando a que dé un paso adelante en política. No me he negado, pero lo estoy examinando con mucho cuidado”.

Con mucha sutileza, confiesa, viene cambiando la dinámica del programa, para desenmascarar al perverso populismo. Entrevistó a la investigadora guatemalteca Gloria Álvarez en su programa de radio, e inmediatamente se registraron altos niveles de sintonía y ocupó las redes sociales durante todo el día. “Ella defiende a la república frente al populismo y a través del programa me propongo que cada quien encare desde su realidad las aristas de esta forma de gobernar y las consecuencias de apoyarlo”.

“Este momento que estoy viviendo me aturde brutalmente. Como todos los venezolanos, me encuentro en una situación personal complicada y desde el programa de radio hago lo que puedo para atender al llamado cívico e impulsar a la gente a que se atreva a generar el cambio desde su espacio y dentro de sus posibilidades”.

El martes 12, en un escenario de la Valencia del Rey estará como invitado entre los analistas políticos de Datanálisis, nada más y nada menos, que participando en el evento Actualización de los Escenarios 2015. “Es Inteligente, simpático y creativo para hacer comentarios y preguntas que ayuden al debate de las ideas, dice de él Luis Vicente León, director de la encuestadora, para explicar su presencia. La reflexión sobre su camino político es en serio. ¿Cambio sutil en tus presentaciones públicas encaminándote hacia esa dirección? “Bueno si… Ese sesgo es congruente con lo que estoy predicando. Salir del área de comodidad para encontrarnos en un hecho fundamental como las elecciones parlamentarias. Los venezolanos estamos atravesando una etapa de desilusión muy grande y desencuentros [los grandes medios de comunicación social han sido tomados por el Gobierno] e interconectarnos resulta cada vez más difícil… Ese foro con Datanálisis es una oportunidad que no pienso desperdiciar para decirle a los carabobeños que es el momento de organizarse”.

Ahí está frente a la cámara por Skype, con esa expresión enigmática, la mente desafiante, adentrándose a la política sin prisa, pero sin pausa. Moderando el ímpetu de su conversación, sin que pierda su inteligencia mordaz ni su humor característico que propicia la risa como desahogo.

Sale de la televisión, entonces multiplica su denuncia visitando 17 ciudades del mundo, en cuatro meses. ¿Cómo se siente con esa responsabilidad? “Satisfecho conmigo mismo, haciendo las cosas en las que creo. No me dejo anular por el poder inmenso de este Gobierno, manteniéndome firme en la lucha por preservar la libertad de expresión. No me imagino yéndome en un avión, abandonando al resto de los venezolanos que han hecho lo imposible por participar en la liberación del país de esta pseudo dictadura, que se ha querido robar los sueños. El ejercicio ciudadano no es negociable”.

-¿Cómo sorteas los cambios en el programa de atreverte a develar sutilmente la naturaleza política de este Gobierno?

-Para dar pasos firmes tenemos que estar convencidos de lo que se está haciendo, que no hay marcha atrás ni es negociable el crecimiento profesional, ni mi condición ciudadana. En algunos momentos ha sido difícil, conlleva el riesgo que cierren la emisora, ya me quitaron un programa de televisión. Pero estoy dispuesto a perder el programa de radio por mantenerme firme en la forma que comunico lo que comunico, siendo ponderado pero sin dejarme amilanar por ese tsunami autoritario al que estamos expuestos. Es una transición delicada cuyo ingrediente principal es la convicción personal.

-¿Tienes miedo?

-Absolutamente. ¡Todos corremos riesgos en este país! Incluso lo que están leyendo en esta entrevista, pero considero que no es el momento para expresarlo. El miedo es la principal arma de coacción que tiene el Gobierno nacional. Es terrible si seguimos por la ruta del miedo, agarramos las maletas y nos vamos dejándole la herencia que construyeron nuestros abuelos a un grupete de 20 personas. No concibo espacio para el miedo, si toca a mi puerta, espero tener el valor de cederle el puesto a alguien que no aprecie ese sentimiento.

Dejar a un lado al hombre del entretenimiento

-¿Te has visualizado como el presidente del pulverizado “Estado burgués”?

-Será una etapa muy difícil, pero el entusiasmo de los venezolanos en puestos claves será determinante para que sean aceptados los lapsos requeridos para reconstruir el país. La Venezuela que ha de venir, debe ser producto del compromiso de todos. Si levantamos el país entre 30 millones de personas, el tiempo será más corto. ¿Me veo como presidente, diputado o alcalde? Aunque sigo pensando en qué forma puedo acompañar los cambios desde el respaldo de la gente que me ha escuchado en la radio, la televisión, estoy dispuesto a participar en las soluciones. No me niego a una vía ni a la otra, pero con certeza me entregaré al 150% y pondría de un lado al Luis Chataing del entretenimiento, al de la radio y televisión que todos hemos conocido, asumiéndolo como una evolución en mi vida.

-¿Cree que hay venezolanos hipnotizados, que no ven la realidad como la viven?

-No creo que seamos presos de la hipnosis que disparan de los ‘ochopotocientos’ medios de comunicación tomados por el Gobierno, ni de los hipnotizadores de la Asamblea o del Ejecutivo, sino de la desarticulación de los líderes de la oposición. De sentirnos incapaces de no encontrar en los líderes la estrategia necesaria para enfrentar la pésima gestión de gobierno. O de no tener el coraje de proponer la aparición de nuevos liderazgos, que sepan adelantar una estrategia común en la ruta hacia las elecciones parlamentarias. Sería devastador. Tenemos que aprender de nuestros errores para no cometerlos de nuevo.

El Carabobeño

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529