Visión Global

Luis Vicente León: “Gobierno dispuesto a radicalización si no baja tensión”

Luis Vicente León: “Gobierno dispuesto a radicalización si no baja tensión”


Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, considera que queda claro que las tensiones aumentarán a partir de las sentencias 155 y 156 del Tribunal Supremo de Justicia. “El Gobierno querrá dar dos pasos adelante y uno hacia atrás”

Ante la decisión del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) sobre sustituir las funciones de la Asamblea Nacional (AN), Luis Vicente León, presidente de Datanálisis, considera que el Gobierno plantea una estrategia de tira y encoge, donde está preparado y dispuesto a la radicalización total si no logra bajar la tensión política manipulando a la oposición.

Desde el enfoque político cree que queda claro que las tensiones aumentarán a partir de las sentencias 155 y 156 del máximo órgano judicial. “El Gobierno querrá dar dos pasos adelante y uno hacia atrás. Y si no tiene más remedio, tenderá a radicalizarse y aislarse, lo cual lo hace más peligroso a él que a sus adversarios”, según reseña en su artículo Asamblea Nacional vs. TSJ: A fuego lento o se arrebata, publicado en el portal de Prodavinci.

No obstante, plantea que el riesgo para el chavismo también está ahí y no es despreciable. “Ahora no solo debe temer a la oposición y a la comunidad internacional sino a sus propias fracturas internas, que están vivitas y coleando”, al referirse a las declaraciones de la fiscal general de la República en las que manifestó que las sentencias del TSJ rompen el hilo constitucional y están llenas de violaciones a la Constitución y al pronunciamiento que como pólvora corrió en instancias internacionales en contra del significado de esos fallos.

León señaló que el Gobierno dio unos pasos hacia atrás y elevó el precio que tendrá que pagar al supuesto reconocimiento de la Asamblea y aparentar un “juego institucional típico de un país con división, independencia y respeto de poderes, sin arriesgarse ellos mismos a lo que definitivamente es imposible que entreguen: la elección”.

Subrayó que una hipótesis que podría justificar ese juego adelantado es que lo hiciera para salirle al paso a algunas fracturas internas en el chavismo: “Las declaraciones de la fiscal son un ejemplo de ese riesgo y no sabemos que más hay por detrás”. En ese caso, apuntó que es posible que el Gobierno pensara que era vital abrir el juego y tener más claro el mapa de “amigos y enemigos internos”, para luego actuar, hacer limpieza y negociar. “Si este es el caso, es normal que su juego sea de ensayo y error”.

El analista en materia política, enfatizó que los costos internacionales de esta acción son elevados y el Gobierno lo sabe, pero insistió en que “la verdad es que ya eran altísimos y difíciles de parar”.

Luis Vicente León además sustenta que con una Asamblea Nacional inhabilitada,  difícilmente los inversionistas verán con menos riesgo unas decisiones como las tomadas por el TSJ, la cual resaltó es rechazada por el mundo entero, pues afirmó que esto no traería al Gobierno beneficios y la protección futura de terceros de buena fe queda pulverizada.

“También está la posibilidad que detrás de todo esto haya una decisión de no pagar la deuda externa. A 10 días de un pago importante, el timing suena adecuado para usar la emergencia política como excusa para el default. Es una hipótesis que no puede descartarse, más si se escuchan rumores de que el Gobierno podría estar ahora más proclive que antes a analizar una reestructuración de deuda como solución a su crisis de flujo de caja”, aseveró.

Concluyó que las crisis económicas traen presión para flexibilizar y comprar oxígeno, pero esto todavía no se ve en Venezuela, donde cree que las decisiones cambiarias recientes son tan primitivas como siempre.

 

Aylen Bucobo / La Verdad
Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529