Visión Global

Táchira: Madres optan por la leche de cabra como alternativa a la escasez

Táchira: Madres optan por la leche de cabra como alternativa a la escasez


“No se recomienda leche entera de vaca, mucho menos leche de oveja ni de cabra, en ninguna de sus presentaciones, ya sea en polvo o líquida, en lactantes menores de un año de edad”, advirtió la pediatra-puericultora Betzabé Roa, quien ve con preocupación un ascenso en las cifras de bebés hospitalizados por sepsis de partida gastrointestinal, debido a salmonelosis o enterocolitis, como consecuencia de la ingesta de esas leches.

De acuerdo con la especialista, es menester de los médicos dar continuidad a su papel de orientadores y/o educadores de los padres, así como promover y apoyar la lactancia materna como alimento exclusivo de los infantes durante los primeros seis meses de vida.

—Debe realizarse una campaña educativa a nivel de hospitales, donde está la población más afectada y donde va in crescendo el número de bebés hospitalizados por sepsis de partida gastrointestinal por consumo de leche de cabra, entre otros. Por eso, es muy importante que todos nos involucremos y no sigamos aumentando nuestras cifras de mortalidad infantil.

En ese sentido, exhortó a las madres a buscar asesoría en lactancia, pero de un profesional calificado, ya que en las redes sociales hay personas que se promocionan como “prolactancia” o “expertas en lactancia” sin tener ninguna certificación.

—Lo más grave es ver récipes de profesionales de la salud que suspenden la lactancia materna, incluso antes de los 6 meses de edad, o aquellos que desde que nace el bebé les indican un tetero en la noche, con lo cual se afecta la producción de prolactina, hormona importantísima en la producción de la leche materna.

Agregó que suspender la lactancia, además de dejar desprotegido al bebé, puede generar un sinnúmero de afecciones de la glándula mamaria, así como incentivar el aporte de agua al bebé, lo que genera confusión pezón-biberón, o aun más grave, llevar a las madres a creer en falsas promociones, como la ingesta de leche de cabra en menores de 6 meses.

Justamente para destacar las bondades de la leche materna, el estado Táchira fue escogido para realizar un taller de “Promotores de lactancia materna previstos en la Iniciativa IHAN”, con el aval del convenio que se dio el pasado 02 de mayo de 2016 en la Organización Panamericana de la Salud entre el Ministerio del Poder Popular para la Salud, Sociedad Venezolana de Puericultura y Pediatría, y la Unicef.

—Con esta iniciativa se busca unir más esfuerzos que nos ayuden a llevar una información veraz que llegue a toda la comunidad. Tomaremos los medios con una campaña que consista en publicar testimonios donde se resalte la importancia de la consulta de lactancia con un profesional certificado (a),  promotor o consejero (a) de lactancia materna.

Razones para no dar leche de cabra a los bebés

La pediatra está consciente de que, por desespero, las madres buscan alternativas para alimentar a sus bebés, bien sea porque han tenido problemas con la lactancia materna y, adicional, porque no consiguen fórmulas infantiles. No obstante, comentó que deben informarse sobre los alimentos que dan a sus hijos.

Por ejemplo -señaló-, la leche de cabra es producida por la glándula mamaria de la cabra, que tiene ciertas características no compatibles para el consumo humano, mientras no sea sometida a un proceso de pasteurización, y aun después de dicho proceso.

—No se debe introducir a un bebé por varias razones, una de ellas tiene que ver con la inmadurez renal, ya que un bebé tolera la osmolaridad de la lactancia materna, que es de 79 miliosmoles/litro; mientras la de cabra tiene una  carga renal de solutos de aproximadamente 220 miliosmoles/litro, lo que significa que la carga renal de soluto es tres veces mayor que la de la leche materna, lo que se traduce en  mayor esfuerzo renal.

Otra característica de la leche de cabra -añadió- es que no contiene betacaroteno, el cual es un antioxidante importante para contrarrestar el estrés oxidativo. “Las proteínas solubles son exclusivas de naturaleza orgánica, que no llevan minerales en su molécula, y contienen antígenos y macromoléculas que predisponen  las alergias. Es lo mismo que ocurre con la leche de vaca, el problema no es la lactasa sino la alergias a las proteínas de la leche de vaca o cabra”.

Roa aseguró que la leche de cabra, incluso cuando es recogida de la manera más aséptica posible y procedente de un animal sano, contiene células derivadas de la sangre (leucocitos) y células de diversos microorganismos, que acceden a ella, originarias de diferentes fuentes (ubre, aire, agua de lavado, personal que lo manipula y equipo de ordeño).

—Muchos de estos microorganismos son capaces de crecer a temperatura cercana a 7 ºC y convertirse en patógenos. Los microorganismos patógenos representan un grave problema mientras la leche se encuentre refrigerada (temperatura 4 ºC), en espera de ser pasteurizada, ya que se multiplicarían a mayor velocidad.

En conclusión, la pediatra no recomienda ningún otro tipo de leche que no sea la materna en los primeros 6 meses de vida; en su defecto, sucedáneos como fórmulas industrializadas. También aconseja a los padres estimular las papilas gustativas del bebé desde los 3 meses y luego ir introduciendo alimentos (ablactación), proceso que se llevará a cabo de acuerdo con su percentil, genética y resultados de su actividad motriz.

—Si le están dando a su bebé leche de cabra, de oveja o de vaca, deben suspender inmediatamente esa práctica. No está bien y les hacen daño a los bebés. Consulten a un especialista sobre la alimentación de sus hijos, no se dejen llevar por personas que no saben. Lo ideal es la lactancia materna exclusiva los primeros seis meses de vida, y luego continuar con una alimentación complementaria óptima, o sea, alimentos más lactancia materna, hasta los 2 años -apuntó-.

Mariana Contreras/La Nación

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529