Visión Global

“Maduro, Padrino y las señoritas del CNE” por Román Ibarra

“Maduro, Padrino y las señoritas del CNE” por Román Ibarra


Román Ibarra / @romanibarra.

Es difícil contenerse para no decir improperios contra las señoritas que gobiernan el CNE-PSUV, por órdenes de la verdadera oficina central de asuntos electorales que queda en Miraflores. Los venezolanos recogimos las firmas suficientes para activar el Revocatorio, y cada vez ponen más trabas, sin pronunciarse al fondo, es decir, establecer la fecha para que salgamos a recoger el 20% de las firmas que exige la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela y –de una vez- consultar al pueblo venezolano acerca de si quiere que Maduro siga al frente del gobierno, o si prefiere que se vaya.
Es ridículo escuchar los ¨argumentos¨ de los voceros del gobierno, comenzando con el propio Maduro para no acceder al mandato constitucional que tanto reclama la ciudadanía toda, según las encuestas. No se entiende cómo es que se dicen herederos, hijos de Chávez, pero a diferencia de éste, tiemblan, sufren y lloran frente a la posibilidad de que se lleve a cabo el Revocatorio.
Para ello, recurren a todo tipo de marramucias, y leguleyismos –propios de dictaduras africanas- para tratar de impedir la consulta que el soberano, el pueblo venezolano, ha decidido llevar adelante precisamente para buscar una salida democrática de las previstas en el texto fundamental, y que el gobierno niega tozudamente utilizando instituciones que ha secuestrado, y puesto a su servicio de manera vulgar. Es el caso de cómo se utilizan entidades republicanas como el TSJ, el CNE, la FGR, la CGR, la DP, para destruir la iniciativa popular, y con ello impedir la realización de los fines del estado, dentro del cual, todos somos parte.
Son varios los analistas que comentan, y al parecer tienen razón, que con la sumisa entrega de todo el poder por parte de Maduro a la Fuerza Armada encabezadas por el Ministro Padrino para cobijarse en quienes manejan el poder de fuego de la nación, no queda más opción que los actores que han de negociar la gobernabilidad del país, son la MUD, portadora de toda la legitimidad popular en vista del triunfo del 6D, y los militares, en tanto ejercen el monopolio de la violencia legítima del estado. Ya Maduro casi no cuenta, y en ese sentido no tiene cualidad para participar como negociador en un eventual esfuerzo de diálogo para establecer las reglas que le den continuidad al sistema político.
Antes prepotente y grosero, negaba toda posibilidad de pactos, conversaciones, o diálogo con la alternativa democrática; ahora atrapado en su laberinto, implora desesperadamente la posibilidad de un diálogo incondicional que nadie en su sano juicio le puede aceptar, excepto sus empleados internacionales como son: Rodríguez Zapatero, Torrijos y Fernández.
La MUD habló muy claro, y para que haya diálogo el Revocatorio es innegociable, así como la libertad de los presos políticos, y una agenda económica que alivie las penurias de los venezolanos. Intentar ganar tiempo para recuperar el caudal político heredado de su antecesor, es imposible. La gente común lo odia con todo su corazón, pues está pasando hambre, se muere de mengua; no encuentra medicinas; estamos a merced del hampa, y usted resulta repulsivo de solo verlo.
Hágase un favor presidente, dígale a Padrino que ordene al CNE la consulta, y no obstruya la iniciativa del pueblo venezolano para que se realice el Revocatorio. Estamos seguros de que la democracia ganará; claro que también tiene la posibilidad de evitar su destrucción, y la de su partido, si decide renunciar, pero usted no tiene hidalguía, ni coraje para una acción noble. Piense!

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529