El presidente ecuatoriano, Rafael Correa, viajó este viernes a la isla de Margarita para participar en la Cumbre del Movimiento de Países No Alineados (MNOAL) donde aprovechará para tratar del tema de la estabilización de los precios del petróleo con Estados involucrados con ese mercado.

Correa, en declaraciones a periodistas en el aeropuerto de Quito, antes de emprender viaje a Margarita, dijo que se reunirá con representantes de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y otros que no lo son, pero que figuran como importantes productores y consumidores de crudo.

“Vamos a tener una reunión con miembros de países OPEP (como) Irán, Argelia, Nigeria (…) y Venezuela” para preparar la cita del cartel en Argel y “ver si se logra un consenso para estabilizar el mercado petrolero”, señaló el mandatario ecuatoriano.

La caída del precio del crudo en los mercados internacionales ha golpeado a países exportadores como Ecuador, que tiene una de sus más importantes fuentes de ingresos en la venta de crudo al exterior.

El precio del hidrocarburo, señaló Correa, “sigue cayendo” y en los presentes días alcanza los 43 dólares por barril, pese a que hace pocas semanas el valor superaba los 50 dólares por barril.

Esta situación “nos perjudica a todos”, incluso a los importadores de crudo, pues el abaratamiento del producto, a medio y largo plazo, impedirá que se financien proyectos de producción de energías alternativas no fósiles, y ello implicará, por lógica de mercado, que se siga consumiendo petróleo más caro.

La Cumbre del MNOAL, que congrega a 120 naciones, comenzó el martes en Margarita con la reunión de cancilleres, y para este sábado, y el domingo está prevista la conferencia de jefes de Estado y de Gobierno del grupo.