Visión Global

“Margarita López Maya” por Margarita López Maya

“Margarita López Maya” por Margarita López Maya


Margarita López Maya / @MLopezMaya.

La renovación de gobernadores podría favorecer otros enfoques en el manejo de presupuestos y prioridades a ese nivel, e intensificar colaboraciones del Estado con grupos sociales, donde anidan las fuerzas creativas de la nación
La Constitución pauta elecciones de gobernadores para este año. Renovar autoridades es característica de democracias representativas modernas y, con más razón, de las participativas, que buscan reforzar el papel activo de la ciudadanía auspiciando rotaciones en los poderes públicos.

Con una crisis tan complicada, pareciera de sentido común colocar nuevos rostros y partidos en la gestión del Estado en distintos niveles administrativos. La renovación de gobernadores podría favorecer otros enfoques en el manejo de presupuestos y prioridades a ese nivel, e intensificar colaboraciones del Estado con grupos sociales, donde anidan las fuerzas creativas de la nación.

Estas elecciones no debieran ser pospuestas, como parecieran indicar rumores sobre planes del oficialismo para seguir trabando el cambio exigido el pasado 6-D. Al contrario, la ciudadanía debiera insistir en que se cumplan a tiempo, activando ya la escogencia de candidatos idóneos, organizándose y movilizándose; los partidos preparándose para la campaña y las votaciones. El resultado de las regionales podría hacer más sólidas las condiciones para el cambio político.

El gobierno de Maduro ha dado señales claras de no respetar la voluntad popular, y estar dispuesto a usar el poder y sus petrodólares para mantenerse al frente del Estado como sea. Ha demostrado no saber, poder o querer superar esta crisis. Su manera patrimonialista de gobernar, que no diferencia dineros y bienes públicos de los propios; su criterio de designar como funcionarios a amigos, familiares y seguidores leales en vez de ciudadanos honestos, profesionales y con vocación de servicio; su discurso desconectado con los padecimientos de las mayorías, y su indiferencia ante la magnitud del delito y la inseguridad, que afectan al venezolano de a pie, han terminado por debilitar las bases chavistas y está propiciando la alternancia política como salida.

Hasta 2013 el oficialismo fue, por el voto popular, mayoría. Después de haberle dado tanto poder para que terminara poniendo la torta, es de la mayor importancia para una salida democrática asumir responsabilidades y calcular sin desesperos las mejores estrategias políticas. Estas elecciones serían un paso sólido, viable y conveniente.

Últimas Noticias, 18 de abril de 2016

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529