Visión Global

María Corina: La crisis venezolana está llegando a niveles de ayuda humanitaria

María Corina: La crisis venezolana está llegando a niveles de ayuda humanitaria


Víctima de la represión y censura, denuncia la influencia de Podemos en las políticas del sucesor de Chávez, «aunque lo nieguen ahora».

María Corina Machado vive como si estuviera encarcelada: silenciada por los medios que siguen las órdenes del Gobierno de Nicolás Maduro. La diputada más votada en las últimas parlamentarias de 2010 -desaforada hace un año por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello, por criticar al régimen- sostiene que Maduro está «en fase terminal». Machado denuncia que los dirigentes españoles de Podemos siguen con las manos metidas en Venezuela.

-¿Por qué cree que el Gobierno venezolano ataca a España? ¿Pretende desviar la atención de la crisis interna?

-El conflicto con España no es solo una cortina de humo para distraer la atención del descontento social y de nuestra crisis interna. Hay muchos elementos políticos, económicos e ideológicos en juego. Maduro no se esperaba la reacción negativa en España por los vínculos de la gente de Podemos con Venezuela y su verdadera naturaleza chavista.

-¿Cómo es el impacto económico?

-En lo económico la situación es desastrosa y se agrava cada día. Los precios del petróleo están cinco veces más altos que cuando Chávez llegó al poder. Venezuela está arruinada: ya no le puede seguir dando a Cuba los dos mil millones de dólares anuales de la renta petrolera. Por otro lado, el mundo se ha dado cuenta de que Maduro no es un proyecto político, sino una organización criminal investigada tanto en EE.UU. como en España.

-¿Cree que Podemos es una franquicia chavista en España que ha asesorado a Maduro hasta sobre cómo reprimir a la oposición?

-Claro que sí. Los de Podemos se han enorgullecido de ser chavistas, aunque lo nieguen ahora. Ellos han sido los estrategas del discurso político, primero, de Chávez, y después de Maduro. También los cubanos que han entrado en los barrios populares con las misiones y los cuarteles de la fuerza armada.

-¿Quiénes han influido más en el régimen chavista, Podemos o los cubanos?

-Creo que se complementan.

-¿Qué le parece que la Asamblea Nacional haya declarado persona non grata al expresidente Felipe González por aceptar la defensa de los presos políticos Leopoldo López y Antonio Ledezma?

-Esto evidencia el aceleramiento de la crisis venezolana, que está llegando a niveles de tipo humanitario, y la pérdida del respeto internacional. Maduro quiere radicalizar la revolución, silenciar a los medios y evitar la atención internacional. Felipe González es un referente que trasciende por su sostenida lucha por la libertad y la democracia, que, sumada a la gestión de José María Aznar, representa una derrota para Maduro, que no se lo esperaba.

-Los 35 expresidentes iberoamericanos han denunciado la situación que atraviesa su país y reclaman la excarcelación de López y Ledezma. ¿Cree que estos son los últimos coletazos del chavismo?

-Considero que el chavismo está en fase terminal. La duración no se puede precisar, pero evidencia que este sistema fracasó. La comunidad internacional finalmente ha reaccionado llamando las cosas por su nombre por la ruina del país, la violación cruel de los derechos humanos. Maduro ha cruzado la línea roja por la represión y las torturas contra los estudiantes. Evidencia el carácter criminal. Sus vinculaciones con el narcotráfico y el crimen organizado. Esto ha hecho que la comunidad internacional reaccione. Las deserciones y la violación del régimen aumentan. Esto es insostenible.

-¿Teme ser la próxima opositora encarcelada?

-No sé qué van a hacer conmigo en términos de represión. De alguna manera, me tienen bloqueada y no me permiten movilizarme por los medios tradicionales. La Policía política me persigue y vigila. Amenazan a mi familia. No estoy en la cárcel, pero pretenden neutralizarme y silenciarme. Voy a luchar por defender y apoyar la transición a la democracia en mi país donde esté. Tenemos la misión, la idea y la fuerza para hacerlo.

-¿Qué le parece el intento del Gobierno de cerrar «El Nacional», el único medio crítico que queda en Venezuela?

-Supone liquidar la última ventana que nos queda de libertad de expresión y de información de la realidad. Los periodistas me lo dicen: hay órdenes superiores de no entrevistarme.

-¿Las duras condiciones carcelarias de los presos políticos y el acoso a la prensa crítica son un paso más hacia la «cubanización» de Venezuela?

-Es el avance de un modelo totalitario. Estamos en presencia de un sistema de control social implacable.

-¿Cuál es la situación actual de la propuesta «La Salida» al mandato de Nicolás Maduro?

-Está más vigente que nunca. Hoy estamos en una espiral de violencia desatada, en una sociedad donde matan a los propios policías (48 en lo que va de año). Vivimos una urgencia. Los venezolanos se están muriendo en los hospitales porque no hay medicinas ni médicos. La gente está pasando hambre.

-¿Qué le parece el plan de reformar el sistema electoral para reducir los votos de la oposición y perjudicarla en las legislativas?

-Es la evidencia de un régimen que se siente perdido. Por eso están montando la trampa y el fraude más monumental de la historia. Tenemos la obligación de denunciarlo y exigir respeto y transparencia.

-¿Se va a postular para las legislativas?

-Primero quiero competir en las primarias de la oposición.

Ludmila Vinogradoff / Corresponsal en Caracas ABC. es

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529