Visión Global

Maria Corina Machado: “Votamos por una Venezuela libre”

Maria Corina Machado: “Votamos por una Venezuela libre”


María Corina Machado, coordinadora de la organización Vente Venezuela, durante una entrevista el diario El Nacional, señaló que el triunfo opositor en las parlamentarias del 6-D no fue un voto castigo, pero sí “un voto para la libertad”. La dirigente aseveró que fue derrotado, de manera contundente, el modelo de país que ha aplicado la revolución.

“No se puede negar la rebelión ciudadana que ocurrió ese día, votamos por una Venezuela libre, con valores, respeto, transparencia, en contra de la esclavitud que significa una cola con la cabeza gacha y la mano extendida. Fue un voto por la libertad y contra el régimen. No se pueden excusar con que es un rechazo a la gestión nefasta y corrupta de Maduro porque la imagen de la campaña fue Chávez. La derrota monumental es la del modelo”, considera.

Señaló que el jefe del Estado debe dar señales claras de que entendió que el 6-D se materializó su derrota política y concretar reformas políticas por el bien de la nación.

—¿Cree que Maduro debe renunciar luego de los resultados electorales, como han señalado algunos sectores?
—Es lo que pide el país, no es lo que creo yo. Hay que entender que los venezolanos no vamos a permitir que la transición a la democracia se convierta en una transacción, que se desconozca el mandato. No se trata de repartir cargos o cuotas. El país está en una crisis humanitaria que requiere reformas urgentes porque se nos está muriendo la gente de hambre y en los hospitales. Estamos viendo como se develan nuevas vinculaciones de altos personeros del régimen con la corrupción e incluso con el narcotráfico. Todo eso genera indignación. Esas reformas tienen que llevarse a cabo ya, pero tienen ser parte de un acuerdo nacional. El país avanza a una transición y no vamos a tolerar que se convierta en una transacción. Venezuela se arriesgó y votó con un coraje cívico histórico para hacer una transición a la democracia en paz.

—¿Por qué insiste en la transición?
—Este régimen ha perdido todo vestigio de legitimidad por su desempeño en tres aspectos: primero, por la represión, aquí se violan los derechos humanos como se vio en las protestas, se persiguen periodistas; segundo, por la destrucción económica del país de forma intencional, y en tercer lugar su vinculación al crimen organizado y a la mafia. Esas tres dimensiones hacen ver que desde el punto de vista de desempeño no tenga legitimidad. Claro que querían montar un fraude colosal, pero no pudieron por la organización ciudadana y la firmeza internacional que representan Luis Almagro y la presencia de los ex presidentes y también el rol de la Fuerza Armada, por la presión de abajo hacia arriba de los ciudadanos sobre el Alto Mando, para no permitir que se desvirtuara ese carácter en una operación militar o política.

—El presidente Maduro dijo que no va a promulgar la ley de amnistía.
—El señor Maduro debe tener claro que los dos tercios de la AN representan la fuerza y el equilibrio institucional, pero que hay una fuerza en la calle que se va a mantener firme en su decisión de avanzar a una transición en paz. No es solo la liberación de los presos políticos, es el regreso de los exiliados, el cese de la persecución, la libertad de prensa, es inmediato lo que el país exige.

—Se han hecho señalamientos sobre maniobras divisionistas de su organización que afectaron a la MUD.
—Los venezolanos enviamos un mensaje a todos los sectores. Este es un momento en el que hay que ver lo que viene, la magnitud del desafío. Hay tanto que podríamos reclamarnos unos a otros, tantos errores que se han cometido. Creo que es momento de fortalecer la unidad del país y la magnitud del desafío que como liderazgo tenemos. Yo fui no solo excluida e inhabilitada por la fuerza por el régimen. A mí me negaron el derecho de ser candidata y de tener voz en el Parlamento, y lejos de asumir esto como un motivo de decepción, asumí una campaña nacional. Recorrí Venezuela de arriba abajo apoyando candidatos de todos los partidos. Acompañé a más de 60 candidatos nominales y lista de la MUD en circuitos donde la única figura nacional era yo. No se creía que era una prioridad, no se pensaba que se podían ganar esos circuitos y yo decidí ir a esos sitios difíciles.

—¿Usted niega que perjudicó a la MUD?
—Advertimos a la MUD de los candidatos independientes que apoyamos, a quienes no les dejaron participar: Eduardo Gómez Sigala, en Lara, que estaba en un circuito en que la MUD iba a arrasar, y el otro caso es Edgar Contreras, en Táchira, que participó en las primarias y el candidato que iba contra él se retiró, y fue proclamado. Pero después, como fue apoyado por Copei, la MUD decidió retirarle el apoyo e imponer otra candidata, que ni siquiera era de ese circuito. En ambos casos quien se equivocó fue la MUD,  pero hay que mirar hacia adelante. Es el momento de una unidad amplia que llame a los que no votaron por el cambio. Yo cumplí con mi deber de contribuir con el mandato de los ciudadanos. Eso es lo que tenemos que reafirmar. Hoy hay que reconocer estos 17 años de lucha. Cada protesta, cada lágrima, cada abrazo, la protesta de los estudiantes fue fundamental para desnudar al régimen, sin ellos no estaríamos aquí hoy. Es un triunfo de toda Venezuela.

—Ramos Allup dijo que ya no va a haber dibujo libre en la oposición. ¿Usted va a trabajar aparte o dentro de la MUD?
—Una coalición democrática tiene que ser plural y tienen que respetarse todas las posiciones; lo contrario es el PSUV y mira cómo implosiona.  Nosotros tenemos que cumplir con generosidad y con respeto el mandato de los ciudadanos, que fue el apoyo de la tarjeta de la Unidad porque ahí confluyen todos. Yo cumplo con el mandato que me dan los ciudadanos en la calle de hablar con la verdad, que me ha sido costoso en lo personal y en lo familiar. Si no hubiese defendido las ideas en las que creo, estaría todavía en la Asamblea.

—¿Se deslinda de la unidad democrática?
—Nunca lo he hecho. Yo creo en la unidad, en la cual hay respeto por las distintas posiciones. Esta es una lucha que no es electoral, sino existencial. Esta es una lucha épica y ética, y la vamos a ganar. Si hay algo que no es negociable son lo valores, y este voto fue por la libertad y por la defensa de una nueva concepción de la sociedad y en defensa de esos votos estaré yo y estará Vente Venezuela.

—¿Cuál es el objetivo de irse recorrer el país. Usted aspira a la Presidencia?
—Mi objetivo es transformar el país, y sí, yo quiero ser la primera mujer presidente del país

Fuente: Venezuela al día

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529