Visión Global

Mendicidad de venezolanos en Brasil enciende alarmas

Mendicidad de venezolanos en Brasil enciende alarmas


Algunos concejales han propuesto controles más estrictos en el área de migración. El gobierno local asegura que no puede decretar estado de emergencia, pues se trata de una situación “muy específica”, que no puede ser catalogada aún como “desastre”. Así reseña la situación la prensa brasileña.

Cientos de venezolanos recorren un trayecto superior a las ocho horas hasta llegar a Santa Elena de Uairén, en el municipio Gran Sabana en el sur de Bolívar, para comprar alimentos. Ha sido la dinámica de los últimos meses, pero en este periodo también se ha acrecentado la migración masiva de personas, en busca de trabajo y mejores condiciones de vida, hacia el norte de Brasil.

La migración ha encendido las alarmas, principalmente en la población de Pacaraima, donde las autoridades han constatado la presencia de venezolanos deambulando por las calles y viviendo a la intemperie en calles y aceras.

La puerta de entrada a Brasil es Pacaraima, en el estado de Roraima, a 15 kilómetros de Santa Elena de Uairén, en el municipio Gran Sabana de Venezuela. Un par de horas después, llegan a Boa Vista, la capital del estado brasileño en el extremo norte.

Mientras algunos logran reconfigurar su vida en una nueva tierra y, en el mejor de los casos, con empleos estables, otros han migrado para dedicarse a oficios informales como lavar vidrios de vehículos, cargar sacos de alimentos e, incluso, pedir limosnas. Otros tantos venezolanos han estado involucrados en hechos delictivos.

El cónsul adjunto de Venezuela en Boa Vista, José Martí, explicó a Correo del Caroní en julioque habían solicitado los datos de ingreso de venezolanos al órgano migratorio de Brasil, para hacer un estudio e informar a la Cancillería de este “flujo anormal”.

Folha2

Autoridades brasileñas realizan inspección

La presencia de venezolanos en situación de mendicidad en Pacaraima ha llevado a las autoridades locales a evaluar la posibilidad de declarar un estado de emergencia.

A mediados de septiembre, representantes de la Fuerza Nacional del Sistema Único de Salud (SUS-FN) de Brasil visitaron Pacaraima para hacer un estudio sobre las condiciones de vida de los venezolanos que están emigrando a Brasil debido a la crisis financiera. El congresista Hiran Gonçalves (PP) solicitó medidas federales de emergencia del Gobierno de Brasil con respecto a la situación de los refugiados venezolanos, reseñó el diario brasileño Folha.

“Es un problema que considero muy grave, ya que debido a la crisis política y económica (de Venezuela) muchas de estas personas están llegando al estado en busca de mejores condiciones de vida. Pero muchos viven en condiciones precarias en lonas improvisadas. En Boa Vista, la mayoría de ellos buscan maneras de sobrevivir, vagando por las calles vendiendo objetos, lavando parabrisas de los automóviles. Necesitamos una acción de emergencia “, señaló el diputado.

En la visita estuvo también la senadora Angela Portela (PT), quien expresó a Folha su preocupación por los niños y las madres que ocupan las aceras y plazas, así como las mujeres que se prostituyen.

“He pedido, desde la semana pasada, al Ministerio de Integración Nacional y al Ministerio de Justicia tomar conciencia de esta realidad en Boa Vista y Pacaraima y ahora hacemos un documento para mostrar esta realidad y sensibilizar a estos ministerios a tomar medidas más eficaces y urgente (…) es una cuestión humanitaria”, dijo.

Pese a la posibilidad de decretar un estado de emergencia en la población fronteriza, asomado por el alcalde Altemir Campos, el gobierno de Pacaraima informó que no podría declarar un estado de excepción o de emergencia debido a que la situación “es muy específica… no es un desastre”.

A esta conclusión se llegó, luego de que la coordinación estatal de Protección Civil realizara a finales de agosto un informe sobre la situación de los venezolanos que viven en la localidad fronteriza. En la inspección se identificaron 47 familias, con un total de 177 personas, entre ellas 62 niños y seis personas de edad avanzada y se determinaron posibles refugios para los venezolanos, entre ellos un gimnasio y una iglesia.

La Folha señala que los venezolanos convirtieron a Pacaraima en una favela, como se le conoce a las zonas más pobres del país vecino. “Los extranjeros volvieron Pacaraima en una ‘favela’ y hacen todo para conseguir comida. La semana pasada, Folha fue al municipio y encontró la triste realidad. Venezolanos duermen en lugares públicos, bajo los árboles y patios. La comida la hacen sobre ladrillos en las aceras y en las calles (…) Los niños venezolanos están trabajando para ayudar a los padres a comprar alimentos. La mayoría trabaja como vendedor ambulante, pero muchos se encuentran en las aceras, cunetas y bancos, esperando a que los padres retornen”.

La mayor migración a Roraima

La parlamentaria Portela destacó, en entrevista con el diario brasileño, que la migración de venezolanos a Roraima alcanzó un récord histórico y se puede considerar la mayor migración internacional que se haya registrado en el estado desde su creación, por lo que exigió ayuda federal inmediata.

Precisó que en los últimos dos años, las solicitudes de refugio de venezolanos crecieron cerca de 7.000% en Roraima. “Solo los primeros ocho meses de 2016, más de 600 venezolanos habían pedido quedarse en el estado como refugiados”, reseñó.

“Sin recursos, los inmigrantes ocupan las plazas y calles de las ciudades, especialmente Roraima, Pacaraima en la frontera, y ahora también en la capital, Boa Vista, entre otras ciudades (…) Y los gobiernos locales y el Estado, son incapaces de hacer frente a este aumento repentino de la población”, dijo, según reseña Folha.

Exigen mayor control

El diputado de la Asamblea Legislativa de Roraima, Joaquim Ruiz (PTN), propuso -según reseña Folha– un mayor control de la frontera en lo que respecta a la migración de los venezolanos y que el Ministerio de Defensa ordene al Ejército tomar el control del hospital.

“Esto es preocupante. El hospital estatal de Pacaraima ya no es capaz de cuidar. De cada diez llamadas, ocho son venezolanos y si no hay medidas urgentes, se convertirá en un caos (…) Yo sugeriría que los venezolanos se sometan a un examen antes de que vayan a Boa Vista o Manaos, para que podamos tener el perfil de cada persona. Esto promoverá un mayor control en la frontera, evitar más robos y mejorar la situación en la que se encuentra Pacaraima”, dijo.

Correo del Caroní ha intentado comunicarse en diversas oportunidades con el alcalde de Pacaraima, Altemir Campos, pero no ha sido posible concretar el contacto.

Correo del Caroní

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529