Visión Global

“Mercadeo político de la poesía” por Tulio Hernández

“Mercadeo político de la poesía” por Tulio Hernández


Tulio Hernández / @tulioehernandez.

Tenía una idea casi idílica el Festival Internacional de Poesía de Medellín. Me parecía, y aún me sigue pareciendo, uno de los eventos masivos más destacado en el ámbito literario y cultural en Antioquia y, sin exagerar, de toda Colombia. Por eso, en medio de una de las tantas sesiones de transmisión televisiva forzosa que el gobierno rojo le impone a los venezolanos, me sorprendió grandemente la aparición de Fernando Rendón, el director del Festival, frente a Nicolás Maduro, haciendo parte del coro de “buenas noticias” y “amigos internacionales de la revolución”, con los que los guionistas de la televisión oficial suelen compensar al espectador luego de largas, vacuas y repetitivas horas de torpe onanismo verbal.

El señor Rendón estaba cómodo y muy contento en el plató. Como en la sala de su casa, pues. No actuaba como cualquier cooperante internacional que viene a establecer un convenio con el gobierno de Venezuela. Que asiste, firma y se va. No. El vate de cabellos canos y largos, quería dejar claro que más allá del acuerdo institucional con el Festival Mundial de la Poesía de Caracas, había venido a Miraflores, como un rey mago colombiano, a ofrendarle el Festival de Medellín en solidaridad y apoyo a Maduro y a su revolución bolivariana. Claro, dos días antes de que la OEA comenzara a discutir la crisis venezolana en el Consejo Permanente.

Entonces comencé a sospechar y en la más pura lógica colombiana me pregunté: ¿Cómo así? ¿Por qué, en un momento cuando la nación venezolana está polarizada, dividida, más desgarrada que nunca, a punto de violencia desatada, este hombre, este vecino de al lado viene a apagar las llamas echándole gasolina, fijando posición, con place oficial, a favor de uno de los bandos en pugna, el bando ahora minoritario pero aún el poder ? ¿Por qué –me pregunté a la carrera– un Festival tan prestigioso y de tan larga trayectoria viene a aliarse con uno, desprestigiado internacionalmente, el Festival Mundial de Poesía de Venezuela, que no es otra cosa que una costosa operación ideológica hecha para reforzar el culto a la personalidad de el Comandante Eterno, como graciosamente lo laman sus seguidores, y a captar apoyo intelectual internacional para ese misil caza bobos llamado Socialismo el Siglo XXI?

¿Será que el vecino paisa no leyó la dramática crónica de Xoxhil Schütz, una joven poeta alemana que fue invitada, tal vez por error de cálculo, a participar en la X edición del Festival en el año 2013? Antes de irse Schütz dejó en el portal Prodavinci una crónica titulada “Esto no es un canto de amor a Chávez” en donde literalmente se mofa de la burda operación. “Se nos da una bienvenida oficial –cuenta Schütz. En realidad no se nos da la bienvenida. Se nos da un discurso en el que se exaltan los logros del gobierno socialista en el área de la cultura. (Otro) discurso en el que el director de la Casa de las Letras, institución que nos ha invitado, con una mezcla de fervor y vanidad, expone que fue amigo personal de Chávez y lo grande que es el socialismo”. Y concluye: “Durante los siguientes ocho días que estaré en Caracas, escucharé antes y durante cada uno de los eventos las palabras “Chávez”, “Comandante”, “Presidente” y “Patria”. Ya en este primer día su uso excesivo hace que mis oídos no las toleren más. Estoy alterada. Perpleja. ¿Qué es esto?”

¿Seré que el poeta no sabe que Venezuela es el único país de América Latina, con la excepción de Cuba, donde hay presos de conciencia? ¿Qué la gente se muere porque la Banda de los seis no permite que entre la ayuda humanitaria internacional a paliar la escasez de medicamentos que el mismo gobierno creó? ¿O será que Rendón, como las FARC y como Podemos, es socio ideológico del proyecto rojo?

Escarbo en Google. En la edición XXII del Festival, año 2005, los poetas venezolanos invitados fueron: Juan Calzadilla, William, Enrique Hernández D´Jesús, Gabriel Jiménez Eman y Tarek William Saab. Todos abiertos seguidores del régimen. Algunos de ellos funcionarios de alto rango. Otros asesores.

—No me hago más preguntas, señor juez. La poesía también tiene valor de cambio.

El Nacional, 5 de mayo de 2016

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529