Visión Global

México celebra elecciones entre violencia y amenazas de boicot

México celebra elecciones entre violencia y amenazas de boicot


.

México va a las urnas este domingo para renovar la Cámara de Diputados y otros cargos locales después de una semana de violentas protestas y amenazas de un movimiento de maestros radicales, que busca boicotear los comicios en los empobrecidos estados del sur.

Las mesas electorales abrieron sus puertas para recibir a un total de 83.5 millones de votantes convocados a elegir 2,016 cargos, incluyendo a los 500 diputados del Congreso federal y los gobernadores de nueve estados.El gobierno del presidente Enrique Peña Nieto desplegó este fin de semana soldados y policías federales para que patrullaran por tierra, aire y mar, y así garantizar la normalidad en las elecciones de México. Sin embargo, los hechos de violencia no han cesado.
Los ciudadanos tendrán 10 horas para votar, entre las 08:00 hora local (13:00 GMT) y las 18:00 hora local (23:00 GMT) en la capital y gran parte del país. México tiene tres husos horarios, por lo que estados como Baja California (noroeste) cerrarán dos horas más tarde. Los primeros reportes indicaban solo la tardanza en la apertura de algunas casillas por cuestión de minutos.

Desde muy temprano, casi al momento en el que se abrieron las primeras casillas en Tixtla, Guerrero, organizaciones de la Asamblea Nacional Popular quemaron dos casillas electorales. También impidieron la instalación de otras más en este municipio, zona donde está ubicada la Escuela Normal Rural Isidro Burgos.

Los activistas han solicitado también a otros funcionarios que les entreguen material electoral, con violencia verbal en algunos casos. Los medios locales reportan que éstos no ponen resistencia y lo entregan. Los inconformes advirtieron que seguirán con su plan de boicot porque no hay justicia en el caso Iguala: “hasta que no aparezcan los 43 no puede haber elecciones, no podemos legitimar al mismo narcogobierno que asesina y desaparece estudiantes”, señaló a El Universaluno de los activistas.

Los ánimos se calentaron desde el sábado, cuando al menos 12 personas murieron en Guerrero(sur) durante un ataque armado perpetrado en Xolapa por un grupo de policías comunitarios contra una facción rival, un hecho sangriento que las autoridades atribuyeron a una pugna territorial y no a las elecciones.

El despliegue de las fuerzas federales se decidió a raíz de las cotidianas protestas que en los últimos días han organizado profesores de un ala disidente de su sindicato, quienes quemaron miles de papeletas y saquearon sedes de varios partidos políticos en el sur del país.

En un Guerrero con militares y policías patrullando las calles, son los ciudadanos comunes los que cuidan de la democracia mexicana, guardando con temor desde hace días los materiales y papeletas con las que este domingo votan por sus gobernantes.

Y lo hacen tratando de pasar inadvertidos, pues mientras los boicoteadores se han propuesto el objetivo de encontrar las papeletas y destruirlas, éstas ya descansan en una esquina de su salón o debajo de sus camas.

Oaxaca, el foco

El operativo de seguridad se focalizó en Oaxaca, donde los docentes incluso provocaron una escasez de gasolina tras bloquear un centro de distribución de la petrolera estatal Pemex. Las fuerzas federales tuvieron que encargarse del reabastecimiento de combustible.

“(el domingo) se va a movilizar todo el magisterio oaxaqueño y desde luego estaremos pendientes del desarrollo de esta farsa. Se estará protestando a lo largo y ancho de nuestro estado”, aseguró a los medios el secretario general de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) en Oaxaca, Rubén Núñez.
Núñez hizo estas declaraciones al término de una concentración en el centro histórico de la capital homónima del estado de Oaxaca y rodeado de miles de maestros, quienes le recibieron al grito de “Repudio, total, a la farsa electoral”.
Los profesores, en una huelga indefinida desde el 1 de junio que afecta a nivel nacional más de seis millones de alumnos, tildan el proceso electoral de “farsa” y exigen al Gobierno el cumplimiento de diversos puntos, entre ellos la derogación de la reforma educativa promulgada en 2013 por el presidente de México, Enrique Peña Nieto.

“Los maestros y maestras de Oaxaca nos haremos presentes en todas las actividades. Mañana demostraremos al Gobierno del estado y al federal que estaremos presentes y vigilantes de ese proceso para que no se lleve a efecto”, advirtió el secretario.

“Los mexicanos quieren y tienen el derecho a votar en paz, y el gobierno de la República ejercerá sus atribuciones y tomará todas las acciones necesarias, dentro del marco de la ley, para así garantizarlo”, dijo el vocero de Presidencia, Eduardo Sánchez.

La CNTE, facción disidente del sindicato nacional a la que pertenecen los maestros inconformes, exige la derogación de la reforma educativa del gobierno de Peña Nieto, a la que acusan de arrebatarles derechos laborales. Algunos maestros también protestan por la connivencia que con frecuencia existe entre narcotraficantes y policías.
Además de las protestas contra las elecciones, al menos cuatro candidatos o precandidatos a cargos electivos han sido asesinados desde marzo sin que se hayan aclarado los motivos de las agresiones, tres de ellos en Guerrero y el vecino Michoacán, dos estados asolados por el narcotráfico.
“Lo que es inédito en la historia del México contemporáneo, como democracia consolidada, es que la posibilidad de la violencia social tenga un elemento limitatorio del voto, que de alguna forma puede afectar los resultados”, estimó para la AFP Javier Oliva, experto en seguridad de la públicaUniversidad Nacional Autónoma de México.
Pese a la inestabilidad, las autoridades confían en que todo transcurra sin incidentes durante la jornada laboral, en la que se renovarán los cargos de 500 diputados (cámara baja del Congreso federal), los gobernadores de nueve estados y unas 900 alcaldías.

Prueba de fuego para Peña Nieto

Los comicios son una prueba de fuego para Peña Nieto (2012-2018), cuyo Partido Revolucionario Institucional (PRI) se perfila para mantener la mayoría simple en la Cámara de Diputados, pese a recientes escándalos de corrupción.

Sin embargo, en Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco” podría hacer historia en los comicios al ganar la gubernatura de Nuevo León (noreste) como candidato independiente, un hecho inédito que logró con su carisma y su discurso contra la corrupción en los partidos políticos.
Pese al optimismo de las autoridades, las protestas han ensombrecido las elecciones.
El despliegue de las fuerzas federales obligó a los maestros a desalojar la mayoría de las sedes electorales y las instalaciones de Pemex que habían tomado en Oaxaca.
Además, en Huajuapan, los docentes se enfrentaron a la Policía Federal y retuvieron a cuatro uniformados, uno de ellos severamente golpeado, informó a la AFP la policía municipal, que dio un saldo de cuatro profesores detenidos.
En el vecino estado de Guerrero, en Xochistlahuaca, al menos siete indígenas simpatizantes resultaron con heridas de bala tras ser atacados por un grupo de policías comunitarios, quienes participaban en un acto político.
En Tixtla, también en Guerrero, siete sujetos armados interceptaron a dos funcionarios de casilla electoral, a quienes despojaron de al menos 6,600 boletas para la elección de gobernador, alcalde y diputados locales y federales.

Tixtla, donde se ubica la escuela normal de Ayotzinapa a la que asistían los 43 estudiantes desaparecidos y presumiblemente masacrados en septiembre pasado, registró este sábado retenes por parte de maestros, compañeros y familiares de los estudiantes.

Protocolo de retirada

Como marcan las normas del Instituto Nacional Electoral (INE), los funcionarios de casilla, más de un millón en todo el país, han recibido un entrenamiento para actuar ese día. Este año, en pleno llamamiento al boicot, incluye un protocolo de retirada si vienen los problemas.
“No vale la pena dar la vida. Si llegan, pues que lo tomen”, cuenta “Juan” –nombre ficticio de un funcionario de casilla–, quien fue llamado a no meterse en el conflicto, dialogar y, en el caso de violencia, marcharse y abandonar las urnas.
Es consciente que el miedo va a hacer que muchos ciudadanos no vayan a votar y cree que los contrarios a la celebración de los comicios tienen suficiente capacidad para cerrar las urnas.

Sin embargo, apunta, desde el INE les han asegurado que tendrán protección especial este día.

Quema de autobuses en Michoacán

Por su lado, alumnos de la Escuela Normal Rural del municipio de Cherán, en el occidental estado mexicano de Michoacán, quemaron el sábado un autobús de pasajeros como parte de sus acciones para boicotear las elecciones.
En la Autopista Siglo XXI que une la Costa del Pacífico con Morelia, la capital del estado, los alumnos interceptaron el autobús y le prendieron fuego.
Además, los estudiantes que exigen la derogación de la reforma educativa promulgada en 2013, amenazaron con impedir la instalación de las casillas para los comicios en Michoacán, en los que se elegirán a 112 alcaldes, 40 diputados locales y 12 federales.
El grupo exige, entre otras cuestiones, que no se imparta el idioma inglés en las escuelas normales, piden plazas automáticas en el sistema educativo público y decidir su propio programa de estudios.
Este domingo se instalarán casillas en todos los municipios de Michoacán, salvo en Cherán, donde los pobladores impidieron la elección por considerar que la clase política los ha olvidado.
En abril pasado, los habitantes de Cherán eligieron su propio consejo mayor y pretenden que sea su órgano de Gobierno local, regido por el método de usos y costumbres.

El secretario de Gobierno de Michoacán, Jaime Esparza, advirtió que no cederán ante los chantajes de los alumnos y el Ejecutivo utilizará todas las herramientas que tenga en sus manos para garantizar que las elecciones se lleven a cabo.

.

Agencias

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529