Visión Global

México prepara renegociación comercial del Nafta con Estados Unidos

México prepara renegociación comercial del Nafta con Estados Unidos


Trump apunta al Nafta como el principal factor por el que varias empresas instalan sus fábricas en México, donde la mano de obra es más barata, para luego exportar desde ahí a Estados Unidos. Para el mandatario, esto ha causado pérdida de empleos en su país.

México ha iniciado las preparaciones para la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (Nafta), criticado duramente por Donald Trump desde antes de llegar a la Casa Blanca, y además aceleró el paso para actualizar el acuerdo comercial con la Unión Europea.

Sobre el Nafta, que ha sido calificado por Trump como “el peor pacto de la historia” para Estados Unidos, el presidente mexicano, Enrique Peña Nieto, anunció hoy el inicio de consultas internas con los sectores productivos de ambos países por un periodo de tres meses.

Esos 90 días, dijo, servirán para “guiar la revisión y profundización” del acuerdo, vigente desde 1994 y que incluye también a Canadá, aunque el mandatario no mencionó a ese país en el contexto de las consultas internas.

“Al cabo de esos 90 días, habrá de iniciarse ya propiamente la negociación para la actualización de nuestro Acuerdo de Libre Comercio”, señaló Peña Nieto, quien explicó que se trata de un proceso acordado con el Gobierno estadounidense, en el marco del “diálogo constructivo” que México busca construir con su vecino.

Trump apunta al Nafta como el principal factor por el que varias empresas instalan sus fábricas en México, donde la mano de obra es más barata, para luego exportar desde ahí a Estados Unidos. Para el mandatario, esto ha causado pérdida de empleos en su país.

Sus críticas al tratado también están relacionadas con un déficit de 60.000 millones de dólares que tiene con México, aunque anteriormente el ministro de Hacienda mexicano, José Antonio Meade, dijo que ese déficit no hace que la relación comercial sea mala.

El comercio entre ambos países asciende a más de 500.000 millones de dólares anuales, con el 80 % de las exportaciones mexicanas destinadas principalmente a Estados Unidos, y con México como segundo receptor de las exportaciones estadounidenses después de Canadá.

Sin embargo, mientras México tiene por un lado a Trump amenazando con poner fin al Nafta, por el otro ha acelerado las negociaciones para actualizar el acuerdo de libre comercio con la Unión Europea.

La Comisión Europea anunció hoy que ambas partes acordaron mantener dos rondas de negociaciones en abril y junio para reformar el actual tratado de libre comercio que data de 2000.

El comercio entre México y la Unión Europea creció de 28.000 millones de dólares a 57.000 millones de dólares entre 2005 y 2015. Las reuniones para actualizar el acuerdo comercial empezaron en 2016.

De acuerdo con la comisaria responsable de comercio Cecilia Malmstrom, la decisión se da a raíz “del preocupante aumento del proteccionismo en todo el mundo”, por lo que es necesario “defender la idea de una cooperación global”.

Ante las tensiones y la preocupación por la adopción de políticas más proteccionistas en Estados Unidos, el Gobierno mexicano lanzó una iniciativa para apoyar a la industria nacional e incentivar el consumo de productos hechos en México.

Con el distintivo “Hecho en México”, que incluye al águila de la bandera mexicana, se brindará a los productos una certificación de calidad de acuerdo a estándares internacionales.

“Queremos que este sello de ‘Hecho en México’ sea un símbolo de calidad y de confianza para los consumidores dentro y fuera del país”, dijo Peña Nieto.

La economía mexicana tiene un mercado interno de más de 120 millones de habitantes, pero es muy dependiente de Estados Unidos pese a tener acuerdos comerciales con más de 40 países.

Los ataques de Trump no se han limitado sólo a lo comercial, sino que alcanzan también temas de seguridad y de migración. El presidente estadounidense quiere, por ejemplo, construir un muro en la frontera para frenar el paso de migrantes ilegales.

El mandatario, que insiste en que el muro debe ser pagado por México, también ha dicho que deportará a millones de migrantes indocumentados, lo que ha llevado a que las autoridades mexicanas acuerden reforzar los consulados en Estados Unidos para proteger a sus connacionales.

Desde la investidura de Trump, México ha recibido varias muestras de apoyo de varios países. El último fue del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, que llamó este miércoles a Peña Nieto para solidarizarse con los mexicanos.

“El presidente Rajoy señaló que ambos países mantienen vínculos históricos y personales muy sólidos, y reiteró el apoyo de su Gobierno a México en esta coyuntura”, se indicó en un comunicado oficial.

DPA

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529