Visión Global

“Mi esposo estaba enloqueciendo y él estaba consciente de ello” comenta la viuda del comediante Robin Williams

“Mi esposo estaba enloqueciendo y él estaba consciente de ello” comenta la viuda del comediante Robin Williams


Susan Williams, la viuda del comediante Robin Williams, dijo que ella y su esposo “estaban viviendo una pesadilla” en los meses previos a su muerte.

“Mi mejor amigo se estaba hundiendo”, le dijo una emotiva Williams a Amy Robach, de ABC, en una entrevista transmitida el martes, la primera desde que Robin Williams se suicidara en agosto de 2014.

Williams dijo que ha pasado el último año intentando llegar al fondo de lo que lo condujo a quitarse la vida. Ella dijo que contrariamente a lo que mucha gente piensa, no fue la depresión, y tampoco fue una reaparición de sus largas luchas contra el alcohol y la adicción a las drogas.

Robin Williams no tenía alcohol ni drogas ilegales en su sistema; había estado sobrio durante ocho años, dijo su esposa.

Lo que condujo a su marido al suicidio, “fue lo que estaba pasando en su cerebro”, dijo Williams.

“La guerra química sobre la que nadie conocía”.

‘Guerra química’

Esa “guerra química” que los médicos que realizaron la autopsia de Robin Williams descubrieron, era la demencia de cuerpos de Lewy.

Aunque no está cerca de ser tan conocida (o mencionada) como la enfermedad de Alzheimer, la cual representa más de la mitad de los diagnósticos de demencia en Estados Unidos, la demencia de cuerpos de Lewy, o DCL, es el segundo tipo más común de demencia progresiva.

Se sabe que casi 1,4 millones de estadounidenses padecen la enfermedad, pero como es un “desorden” relativamente “joven”, Angela Taylor, directora de la Asociación de la Demencia por Cuerpos de Lewy, dijo que ese número es probablemente mucho mayor.

La DCL es causada cuando las proteínas normales en el cerebro comienzan a agregarse, formando grumos llamados cuerpos de Lewy que, mientras se propagan, “arruinan la capacidad del cerebro para transmitir señales”, dijo el Dr. James Leverenz de la Clínica Cleveland.

Al igual que la enfermedad de Alzheimer, los síntomas de la DCL incluyen problemas cognitivos, como la confusión, una reducción del período de atención y pérdida de memoria, dijo Taylor.

Pero la DCL también afecta los movimientos del paciente, así como su estado de ánimo, convirtiéndose en una “triple amenaza”, dijo Taylor.

“No es solo la memoria, no es solo el movimiento y no es solo el comportamiento. Es una combinación de los tres lo que hace que sea difícil de diagnosticar y difícil de tratar”, dijo Leverenz.

‘Desfile infinito de síntomas’

Susan Williams recuerda haber pensado que su esposo era un hipocondríaco, cuando, a partir de noviembre de 2013, todos los meses parecía quejarse de una dolencia diferente.

Como en un juego de “pégale al topo”, Robin Williams fue afectado por un fuerte dolor en el intestino, insomnio y estreñimiento, dijo.

Williams dijo que después de meses de una aguda ansiedad y paranoia acerca de su salud, Robin Williams sintió una pequeña “sensación de alivio” cuando le diagnosticaron la aparición temprana de la enfermedad de Parkinson en mayo de 2014.

Si bien la enfermedad de Parkinson, que al igual que la enfermedad de Alzheimer no tiene cura, Susan Williams dijo que fue bueno tener una posible respuesta para el aparente “interminable desfile de síntomas” de su esposo.

El Parkinson, un desorden del sistema nervioso que afecta los movimientos, podría haber sido responsable del temblor en la mano izquierda de Robin Williams, pero Susan Williams dijo que eso no lo explicaba todo.

‘Calculé mal’

Susan Williams rompe en llanto cuando recuerda lo que presenció el 24 de julio de 2014, justo meses después de que Robin Williams fuera diagnosticado con Parkinson.

Ella estaba en la ducha cuando se dio cuenta de que su marido se demoraba cerca del lavamanos. Abrió la puerta para encontrarlo sosteniendo una toalla manchada de sangre, con una grave cortada en la cabeza.

“¿Robin, qué pasó?”, gritó ella.

Dijo que él hizo una señal hacia la puerta, y solo dijo dos palabras: “calculé mal”.

Aunque no lo sabía entonces, Susan Williams dijo que la DCL habría afectado su visión y su capacidad para reconocer e identificar objetos, como la puerta.

Susan Williams dijo que, a pesar del diagnóstico, su esposo –durante tres años– era feliz.

“La demencia de cuerpos de Lewy mató a Robin”, le dijo a Robach.

Capacidad cambiante para hacer cosas

Mientras que los cuerpos de Lewy se forman y sustituyen diferentes partes del cerebro, lo que afecta el movimiento del cuerpo, la razón y el estado de ánimo, los pacientes que sufren de DCL experimentan los síntomas de una persona con ambas enfermedades, Alzheimer y Parkinson, condiciones que, por sí solas, son devastadoras.

Puesto que Robin Williams era una persona muy activa y muy exitosa, es comprensible que hubiera desarrollado depresión debido a su “capacidad cambiante para hacer las cosas que solía hacer”, dijo Leverenz.

Susan Williams dijo que cree que su esposo estaba enloqueciendo y que “él estaba consciente de ello”.

Su decisión de usar un cinturón para colgarse de la puerta de su habitación fue, en la opinión de Susan Williams, su manera de recuperar el poder, una decisión dolorosa por la cual ella inmediatamente lo perdonó.

Después de que las personas del equipo de respuesta a emergencias se dieron cuenta de que no podrían revivirlo, Susan Williams logró verlo.

“Y tuve la oportunidad de decirle: ‘te perdono 50.000 millones por ciento, con todo mi corazón. Eres el hombre más valiente que alguna vez haya conocido'”.

Vision Global

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529