Visión Global

Miguel Lara: “Entramos a una fase de racionamiento eléctrico continuado”

Miguel Lara: “Entramos a una fase de racionamiento eléctrico continuado”


Miguel Lara, exgerente de la Opsi, precisa que la crisis eléctrica comenzó en 2006 y desde entonces el déficit se ha incrementado. Planta Centro no produce ni un Megavatio desde el 17 de diciembre y varias de sus unidades suman 30 años paradas

El ingeniero electricista Miguel Lara dedicó más de 30 años de su vida al sistema eléctrico nacional. Ingresó a la Oficina de Planificación del Sistema Interconectado (Opsi) cuando era estudiante de Ingeniería de la Universidad Central de Venezuela, allí hizo su tesis de grado y se quedó.

“Esa era la oficina que coordinaba la operación y planificación del sistema eléctrico venezolano. Me contrataron, allí me quedé y de allí me botaron. Dijeron que era una persona de riesgo para el sector eléctrico”, recuerda. Entró a trabajar en 1975, llegó a ser gerente de la oficina y lo sacaron a finales de 2004.

Por esas décadas de experiencia maneja el funcionamiento del sistema. Recuerda estadísticas, nombres, fechas, hace advertencias y recomendaciones. Asegura que el país suma 10 años de deficiencias en la generación de energía eléctrica, por lo que la crisis se ha agravado y ya llegó a un punto de colapso.

Las últimas medidas anunciadas por el ministro de Energía Eléctrica, Luis Motta Domínguez, sobre la aplicación de cortes programados por 90 días en los centros comerciales solicitándoles generar su propia electricidad así como también los hoteles cinco estrellas deben optar por la autogeneración entre las 11 am y 4 pm y luego entre 6 pm y 10 pm, serían un ejemplo de ello. Pero a la vez, asevera Lara, son acciones que poco o nada contribuyen con el sistema.

A su juicio el Gobierno solo tiene dos opciones ante la crisis: “o pones a funcionar las termoeléctricas y todas esas máquinas que compraste y están inoperativas, o lamentablemente vas a tener que racionar a costa de la gente”.

¿Esta es una nueva crisis eléctrica por sequía o desde que se decretó la emergencia, en 2010, no hemos salido de ella?

Tenemos muchos años con el sistema eléctrico en situación límite, critica, que no es la adecuada para dar un servicio continuo y de calidad, ni para sostener el desarrollo económico del país, sino que ha sido un servicio precario.

Esto comenzó en 2006. Una vez culminado el desarrollo de Caruachi, con el resto de los planes paralizados y sin ver ninguna acción del Gobierno, advertimos que iba a comenzar una situación que tendía a ser deficitaria, y así estamos hoy.

En esa oportunidad el presidente Chávez inició la “revolución energética” con los bombillos ahorradores. Después optó, en 2007, por comprar unas plantas recomendadas por Fidel Castro, que servían para Cuba porque se había quedado con un sistema de los años 50 pero no servían para Venezuela, porque nosotros tenemos sistemas grandes, interconectados, con las plantas termoeléctricas más grandes del mundo y sistemas de transmisión del más alto nivel, solo existentes en cinco países. Se empeñó en traerlas e instalarlas y hoy no sirven. Eran plantas de generación distribuida, pequeñas, a gasoil, similares a las plantas de emergencia y que no eran hechas para trabajos de larga duración. Nos costaron bien caras y se sabía que no era lo que requería Venezuela.

En 2009 pasó lo que iba a ocurrir. Comenzamos el año botando agua del Guri, en enero, porque estaba muy alto el embalse. De repente en julio se anunció que estábamos en etapa Niño y que con las lluvias no se iba a recuperar. Sabíamos que la capacidad técnica no era la adecuada para suplir la hidrología desfavorable y que la generación térmica no sería suficiente para administrar el embalse correctamente. ¿Qué hizo el Gobierno? Utilizó el embalse como si estuviera lloviendo más que nunca, abusó.

Chávez dijo que estábamos en emergencia y ordenó el racionamiento en Sidor, creó el Ministerio de Energía Eléctrica, hizo un decreto de emergencia en febrero de 2010, ordenó a los comerciantes reducir sus consumos 20% y a nosotros nos aplicó unas tarifas que eran más una penalización. El Gobierno falló, no funcionaba el parque térmico y pagamos nosotros los usuarios.

En 2009 la crisis se acentuó más y se dieron cuenta de que no podían manejar la situación. El sistema llegó a un déficit permanente, ese año llegó la escasez al sector eléctrico y ya entramos a una fase de racionamiento continuado que no ha parado, solo que ahorita se profundizan y acentúan, y cada año estamos peor que el anterior. La emergencia no ha terminado, lo que pasa es que se acabó el dinero para hacer compras.

Recuerda que con el decreto comenzó la compra compulsiva, nos llenamos de máquinas usadas, compradas en mercado secundario a precios exorbitantes, de barcazas, algunas eran convenientes pero otras no; en esas compras es donde aparece involucrada la empresa Derwick Associates. Se habló de planes de desarrollo que se convirtieron en puras promesas excepto las compras.

¿Cuál es la causa de la crisis, El Niño?

Para nada, nunca ha sido, ni fue, ni es. La culpa es de una gestión fallida, de un modelo que genera déficit por sí solo. Desde 2006 ese déficit se va incrementando. El Niño la acentúa y en época seca pone de relieve una mala gestión. Hemos tenido años mucho más desfavorables que este, 2001 fue el año de menor hidrología y no se racionó, y 2003 fue el año con el nivel más bajo de Guri y tampoco se racionó.

Este Gobierno ha tenido dos Niños y antes habíamos tenido 21 de mayores intensidades, otros menores, y nunca hubo racionamiento de electricidad. El problema no es El Niño, en 2009 había agua, en estos 17 años ha entrado más agua que en los precedentes y ese no había sido el problema. Cando no había Niño no tenían a quién culpar y hablaron de la iguana, de sabotaje, de ola de calor. Siempre había un responsable externo, pero no era nada de eso, es que ese parque que se compró no sirve, todo lo que se instaló no sirve y lo que servía usted lo dejó echar a perder por falta de mantenimiento. Esa es la razón por la cual usted no puede dar el servicio.

¿Cómo está la capacidad instalada actualmente?

Hoy la capacidad térmica instalada es mayor que la capacidad hidroeléctrica pero seguimos dependiendo del Guri porque es lo único que funciona. Destrozaron Planta Centro y Tacoa. Planta Centro, la más importante del sistema por su tamaño y producción (no hay otra que produzca tantos Megavatios en América Latina como esa planta térmica), desde el 17 diciembre no ha producido 1 Megavatio (Mw) por falta de mantenimiento, falta de agua, las desalinizadoras se dañaron, usaban el agua del acueducto pero dejaron sin agua a Puerto cabello.

Planta Centro II tiene un repuesto que llegó hace 3 años y no lo han montado. Allí hay cientos de cubanos manejando eso y nunca la reparan. Planta Centro en su total, de las cinco unidades, si ves el tiempo que llevan paradas cada una, contando estos 17 años, suman todas 30 años sin funcionar. Planta V tiene 18 años, otra seis años. Una planta parada 18 años con la mitad de ese tiempo correspondiente a este período, habla de la desidia por resolver el problema.

¿Por qué tienen tanto tiempo paradas?

Algunas las encontraron dañadas en el 98 y en vez de repararlas comenzaron a quitarles los repuestos para ponerlos en otras. Las van desarmando, los trabajadores llaman a eso “canibalizando”. Cuando la vayas a reparar casi vas a tener que hacerla de nuevo. Nunca la terminan de arreglar y cuando empiezan a acomodarla y se daña otra buscan ahí el repuesto. Ese es el stock de repuestos. Ese es uno de los grandes problemas por los que no tenemos parque térmico.

¿Cuánto era el consumo anual de electricidad en el país y cuánto es ahora?

El pico de demanda era 11.000 Mw, actualmente es 17.000 Mw. En 17 años ha aumentado 6.000 Mw, el crecimiento más bajo de cualquier época de 17 años. La capacidad instalada de aquel entonces eran 20.000 Mw y ahora llegamos a poco más de 34.000 Mw, aunque en la página de Corpoelec dice 24.000 Mw. Hemos ido perdiendo capacidad instalada, a dónde ha ido a parar no sé, habrá que explicar qué pasó.

El Gobierno en sus memorias y cuenta y anuarios estadísticos, hasta 2012, hablaba de 30.000 Mw y algo más. Ya en 2013 dijo que bajó una cantidad, en 2014 no dijo y en 2015 Corpoelec dice 24.000 Mw. ¿Cómo es eso que en 3 años bajaste 6.000 Mw? Pero además, de esos 17.000 Mw térmicos solo funcionan unos 6.000 Mw, tienes casi 12.000 Mw térmicos que están inoperativos, 65%. Por eso no le encuentro sentido a esa medida sobre los centros comerciales, ni económicamente ni técnicamente.

¿Por qué? ¿Cuánto se ahorra con los cortes de luz en centros comerciales?

El consumo de los centros comerciales, sobre el consumo total del país, es menos de 3%. 500 Mw. Para esas dos horas te ahorras 1.000 Mw/hora, en la mañana y en la noche, 2.000 Mw al día. Por 90 días son 180.000 Mw/h o 180 Gw/h. Eso es lo que se produce en las centrales del bajo Caroní en un día. ¿Estás haciendo todo este sacrificio para ahorrarte un día, para darle un día de vida al embalse?

Ahora, hay una comparación muy importante. Tienes 5 máquinas de Planta Centro paradas. Si pones a funcionar una a media carga, a 250 Mw, serían 6.000 Mw/h, tres veces más de lo que vas a ahorrar. ¿Dónde debería estar el ministro? Debería estar de cabeza en Planta Centro viendo cómo activar esas máquinas, no peleando con los comerciantes, obligándolos a meter plantas para que resuelvan este rollo en el que nos metieron Chacón y todos los que han pasado por ese ministerio. Cada ministro deja el sistema en peores condiciones que como lo encontró.

¿Y en cuánto está la generación?

Estamos generando la demanda, unos 17.000 Mw, o menos porque se está racionando en muchas partes de Venezuela, en la madrugada, para que la gente no se entere; ese es un ahorro y están ocultando ese racionamiento. Pero eso no es suficiente, hasta que no adoptes un plan de racionamiento válido vamos a seguir en la oscuridad. Se está racionando sobre todo en las provincias, aquí en Caracas no lo hacen para que no aparezca en la prensa.

El consumo va “palo abajo”

¿Por qué el embalse de Guri tiene niveles bajos?

A finales de agosto de 2015 el embalse comenzó a tocar mínimos históricos y lo usaron como si no pasara nada, muy irresponsablemente, porque sabías que tu parque térmico estaba abusado, mal mantenido y ya no tenías dinero para gastar. Se abusó de él sabiendo que venían épocas secas.

El parque térmico debía estar al máximo desde agosto hasta la fecha, tenías que buscar los combustibles para ponerlo a trabajar, porque también dejaste de producirlos y los importas. Y si no podías activarlo tenías que haber racionado para evitar que el Guri se fuera para abajo. Pero para mantener la idea de que todo estaba bien, por ser año electoral, me chupo el embalse. ¿Ahora vas a decir que es El Niño?

¿El venezolano derrocha electricidad, consume en exceso?

No. Ojalá. El consumo per cápita habla del nivel de desarrollo de una sociedad. Los países que más consumen electricidad son los más desarrollados. Yo quisiera un país en el que estuviéramos consumiendo el doble de lo que consumimos ahorita, eso significaría tener una actividad económica grande, que Pdvsa produjera el doble, que las industrias básicas estarían al doble, tendríamos a todas las demás trabajando, estaríamos felices.

Pero desde 2013 la demanda eléctrica viene bajando, en 2014 fue menor, 2015 menos y en 2016 será menos porque las industrias de Guayana vienen palo abajo y el aparato productivo nacional cada día está peor, cierran más empresas, no das divisas, no trabajan y están las plantas ociosas. Es decir, tenemos menos demanda, más capacidad instalada pero la crisis es peor.

¿Y en qué punto de la crisis de estamos?

Estamos en la punta del iceberg

¿Habrá apagones?

O ponen a funcionar esto o nos van seguir cortando la luz con mucha más frecuencia que en 2010. Los grandes apagones nacionales disminuyeron porque fue bajando la demanda nacional. Consumimos menos.

¿El sistema eléctrico está colapsado?

Llegamos a un punto de colapso. El país está colapsado y el sistema eléctrico también. Aunque no estamos a oscuras totalmente, no sirve para reactivar al país ni para darle luz a la gente. 

¿No podrá responder cuando se reactive el aparato productivo?

No, no se puede porque no tenemos electricidad y una de las cosas que cobrará relevancia será la necesidad de que haya un cambio de modelo político. Al venir el cambio político hay que rescatar rápidamente el sistema eléctrico.

¿Antes de ese cambio qué se debería hacer?

Lo que encontraron funcionando lo han llevado a condiciones inoperativas muy deficientes y lo que compraron no funciona adecuadamente. Si tienes 17.000 Mw térmicos y lo que funciona es la tercera parte, no tienes manera de limitar la generación del Guri sin que hagas un racionamiento. Las dos únicas opciones que tiene el gobierno son: o pone a funcionar eso -que en 60 días podían hacerlo pero parece que no les interesaba-, o lamentablemente vas a tener que racionar a costa de la gente. Ambas cosas son responsabilidad del prestador de servicio.

Todas esas máquinas que generan esos 12.000 Mw, casi el 65%, que están paralizadas, tienen que ponerlas a funcionar. Súbanle 25% más, pasen de generar 35% a 60% por lo menos, no pedimos 80% que es el estándar internacional. Si metes 3.000 Mw de esos a funcionar puedes manejar ese problema del Guri, ahí sí vas a reducir la producción de energía hidroeléctrica y el embalse bajará mucho menos. Pero para eso necesitas combustibles para que arranquen y mantenerlo para que no se dañen esos equipos. Eso necesita trabajo.

¿Cuánto dinero se ha invertido en el sistema eléctrico nacional desde 1998?

Manejo cifras que no son mías, son del ingeniero Rodolfo Tellería, quien escribió un libro sobre el desarrollo del sistema eléctrico venezolano. Desde 1950 hasta 1998 las inversiones públicas y privadas alcanzaron los 48.250 millones de dólares, a precio del dólar de 1998. Desde 1998 hasta 2014 he contabilizado lo que el Gobierno ha indicado en los presupuestos, fondos y anuncios, y la cifra asciende a más de 120.000 millones de dólares; eso, llevado a la tasa del 98, daba 96.000 millones de dólares. Es decir, usted ha gastado el doble de lo que se gastó para construir el sistema eléctrico y estamos peor que como estábamos en el 98.


Por lo menos 4 años

Para el ingeniero Miguel Lara, la destrucción del sistema eléctrico nacional comenzó cuando el Gobierno decidió “desplazar el conocimiento” y sustituir a los profesionales que sabían manejarlo por militares, activistas políticos e inexpertos, y que se sumó al aumento de las nóminas de empresas eléctricas con hijos, primos, tíos, hermanos y demás familiares. “La infraestructura eléctrica se puso a disposición del proceso y no a disposición de los usuarios”.

Por ello considera que la solución más fácil a la crisis sería contratar gente que conozca y recupere el parque existente. “Ponerlo a funcionar es lo menos costoso y lo más rápido. Después vendrá un proceso de empezar a subsanar todos esos errores y decisiones equivocadas que han tomado, pero con el tiempo. Con lo que está allí nos bandeamos, si se pone a funcionar la situación se alivia mucho”.

Pero para lograr eso Lara ve necesario un cambio de Gobierno y advierte que, en caso de ocurrir, los resultados no se verían tan pronto. “Si los políticos toman la decisión correcta, dejan a los profesionales y técnicos que se encarguen y seleccionan técnicos con ética, que no piensen en hacer negocios sino en resolver esto, tomaría unos 4 años; y eso sería para tener un sistema más o menos. Volver a lo que teníamos antes va a ser complicado. En 4 años empezaríamos a ver la mejoría y sería tiempo suficiente para poner a funcionar lo que no funciona”.

Patricia Marcano / La Razón

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529