Visión Global

“MUD y diálogo” por Oscar Hernández Bernalette

“MUD y diálogo” por  Oscar Hernández Bernalette


 Oscar Hernández Bernalette / @bernalette1.

Para Venezuela el cambio de gobierno es fundamental. Tener unas elecciones lo más pronto posible es un imperativo para poder avanzar hacia la reconstrucción del país. Acordar algo que no sea RR o elecciones presidenciales anticipadas es hacerle el juego al gobierno y no entender lo que necesita y quiere el país.

De allí que el diálogo entre el gobierno y la oposición debe dar como primer resultado un acuerdo para la medición electoral en los próximos meses. Los resultados electorales permitirán que el país retome la senda democrática y defina una nueva estrategia económica que supere el fracaso del proyecto socialista.

Si bien la agenda del diálogo es mucho más amplia, el proceso de diálogo no finaliza con un cambio de gobierno. Por el contrario, la negociación en la agenda actual necesitará seguir funcionado más allá del nuevo gobierno. La única diferencia será que el chavismo será oposición.

Es necesario que la mediación internacional genere mayor confianza y dé resultados concretos, y uno de ellos, el más contundente, fecha para las próximas elecciones. Es un imperativo que permitirá que superemos rápidamente muchos de los problemas que agobian a los venezolanos a la par de oxigenar el entorno político que cada vez tiende más a separase de la agenda constitucional.

Por ello confiamos en el pulso de la MUD.

El actual proceso es demasiado complejo para aventuras. Para los que se desesperan les recuerdo que durante la guerra de Vietnam fueron decenas las propuestas y los procesos de paz que se desarrollaron a los largo de diez años; todos fracasaron, muchos facilitadores, no recuerdo si hasta el Vaticano, incluyendo tres importantes en secreto y que los manejó Henry Kissinger directamente. Fue hasta que acordaron reunirse en París y después de varios meses discutiendo, primero el mobiliario, que se estableció una sólida mesa de diálogo que condujo al fin de las hostilidades.

Por cierto, Kissinger estuvo en desacuerdo con conversaciones públicas (con prensa), pues sabía que era la garantía de que Estados Unidos saldría con un acuerdo de paz sin honor. Así fue como, para la historia, Estados Unidos perdió la guerra.

Para no perder este proceso de diálogo que será largo, debemos lograr un primer gran acuerdo.

El Nacional, 4 de noviembre de 2016

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529