Visión Global

Niños y adolescentes no escapan de las colas para comprar alimentos

Niños y adolescentes no escapan de las colas para comprar alimentos


Los niños venezolanos no están ajenos a la dinámica familiar que produce el desabastecimiento de alimentos y, lejos de quedarse en sus casas, acompañan a sus padres o representantes a hacer las colas en los comercios, según un estudio de Datanálisis.

“Los niños comparten la realidad de sus familias. Se los ve haciendo colas con sus padres en los supermercados y muchas veces hasta les reservan los lugares en la fila durante algunos minutos. Según nuestros estudios, sienten esa actividad como recreativa, como un compartir en familia”, explicó Elizabeth Martín, psicóloga de Datanálisis, en un evento sobre Tendencias del Consumidor, que tuvo lugar el pasado martes en Caracas.

El estudio también indica que los niños venezolanos manejan su propio dinero, el cual asciende, en promedio, al 10% del ingreso familiar (sumando mesadas y regalos). Además, están muy expuestos a los medios de comunicación (por lo que están informados, e incluso “sobre informados” sobre los problemas del país) y son protagonistas en la toma de decisiones de compra en la familia, desde tempranas edades.

El 38% de los niños exige menos productos de marca que otros años, en las categorías de alimentos, bebidas, calzados, chucherías, ropa y celulares. Según palabras de Martín, “al igual que los adultos, los niños también tienen problemas en encontrar las marcas de su preferencia,  y son críticos”.
Es por ello que, a pesar de tener una vinculación fuerte con las marcas, se adaptan a las limitaciones del entorno, sabiendo que no se puede conseguir exactamente lo que quieren.
Otro resultado del estudio de Datanálisis indica que, a diferencia de años anteriores, los niños consideran “divertidas” muchas actividades asociadas a necesidades básicas, como comer un chocolate o un refresco, cuando antes ese concepto era aplicado casi exclusivamente a los juegos o a actividades recreativas.
Adolescentes
Los estudios de Datanálisis muestran que los jóvenes de entre 13 y 17 años  son muy escépticos ante la publicidad tradicional (léase, televisión, radio, prensa).
Son nativos digitales, bien informados a través de las nuevas tecnologías y no aceptan fácilmente los mensajes unidireccionales de los medios tradicionales que “venden” las cualidades de los productos o marcas.
“Quieren participar en las comunicaciones de las marcas y no ser meramente receptores de mensajes”, dijo Otilia Díaz, especialista en mercadeo de Datanálisis.
Ante el problema del abastecimiento, los adolescentes, al igual que los niños, participan en las dinámicas familiares de hacer colas en los comercios, especialmente desde que se requiere cédula para comprar.
Marcas atentas
A pesar de la escasez de productos en el país, muchas marcas tratan de no perder posicionamiento y mantienen al menos algo de publicidad para estar en la mente de los consumidores.
Datanálisis les recomienda a las marcas no perder la conexión emocional con los niños y adolescentes, quienes son o serán sus consumidores en el futuro. Las nuevas generaciones tienden a no mantener compromisos duraderos con las marcas, por lo que conviene reforzar el vínculo tempranamente.
“Para llegar efectivamente a los jóvenes,  los mensajes de las marcas deben ser entretenidos, sensoriales, provocar emociones y sentimientos, aportar valor agregado en sus contenidos y ofrecer experiencias interactivas memorables”, dijo Díaz.
“Los jóvenes valoran poder expresarse e interactuar activamente con las marcas en las redes sociales y eventos; también les llegan más los contenidos que integran música como elemento importante de la experiencia”, agregó.

 

 

 

 

emen

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529