Visión Global

“Nuevo estado mayor, tabúes y mitos” por Luis Manuel Esculpi

“Nuevo estado mayor, tabúes y mitos” por Luis Manuel Esculpi


Luis Manuel Esculpi/@lmesculpi.

 
La prohibición es característica de los regímenes autoritarios actuales que le son afines, tales como el norcoreano y el cubano. Implica además una flagrante violación a la libertad de expresión y a los derechos humanos

La figura proviene de la estructura militar. En los ejércitos los integran los oficiales que diseñan estrategias, planifican operaciones, ordenan y supervisan su cumplimiento.

La han asimilado a toda la estructura gubernamental, como si el trasplante de la denominación produce efectos mágicos. Teóricamente existen para la economía, la alimentación, la salud, los CLAP, la electricidad, el invierno y a nivel parroquial.

Maduro anuncia ahora la Constitución de un nuevo Estado Mayor para Caracas lo “comandará” Jorge Rodríguez -su gestión como Alcalde ha sido funesta- lo integra la nueva jefe de la región capital Carolina Cestari quien ha ocupado diversos cargos en el gobierno, iniciándose como “escolta” de la denominada “primera combatiente”, hasta ocupar el Viceministerio de la suprema felicidad del pueblo. Solo esas dos designaciones pueden predecir la suerte que correrá el estado mayor recién designado. No se diferenciará mucho de los ya existentes.

Este tipo de régimen autoritario, aferrado a esquemas gastados, no establece diferencia alguna entre las acciones de gobierno y las actividades partidistas. Las fusionan intencionalmente. Sueñan con la existencia del partido único -el de ellos- por supuesto. No toleran la disidencia, son implacables hasta con la menor discrepancia en su interior.

Es así como el Vicepresidente del PSUV y diputado a la Asamblea Nacional, quien formalmente no ocupa ningún cargo en el ejecutivo pero actúa como tal, el mismo Nicolás lo ha designado para diversas funciones; en esa contradictoria relación, de desconfianza mutua y necesidades compartidas.

En su programa donde el título y el símbolo, recuerda al personaje de una antigua tira cómica, representativo de la época de las cavernas; se permitió promover una insólita campaña, para que en las oficinas de la administración pública se coloquen carteles donde se prohíba hablar mal del Chávez. Exhortó a los beneficiarios de la Misión Vivienda, a los cuarteles y a los venezolanos en general a usar la consigna que empleó en la etiqueta del referido programa.

Señaló además: “quien recibió un taxi revolucionario (?) No puede hablar mal de Chávez… “Lo mismo para quien esté en el teleférico Mukumbari en Mérida. Nos gustaría conocer las características de ese automóvil para merecer tal calificativo, aunque no debiera extrañar, porque ya existieron las denominadas areperas socialistas.

Más grave aún es que a los pocos días de la emisión televisiva, comenzaron aparecer los fulanos cartelitos. Corpoelec, la corporación que dirige el General Luis Motta Domínguez, se distinguió por ser de las primeras en cumplir con la “exhortación”.

La pretensión de convertir en un tema tabú la evaluación del expresidente tiene por objeto, asignar toda la responsabilidad del desastre actual a Maduro, exonerando de obligaciones al anterior, para así continuar cultivando el mito y el culto irracional.

La prohibición es característica de los regímenes autoritarios actuales que le son afines, tales como el norcoreano y el cubano. Implica además una flagrante violación a la libertad de expresión y a los derechos humanos.

Quienes gobiernan son prisioneros del anquilosamiento, su fraseología trasnochada carece de inventiva, la irreverencia que acompañó a unos en el pasado, cuando no existían temas tabúes, pero si los mitos. Para aquellos que fueron dirigentes estudiantiles esa época quedó en el olvido. El poder los envileció y corrompió. Los que provienen del mundo militar poseen otra cultura más pragmática, actuaron con amplitud por ejemplo en Conatel; su conducta posterior sectaria y excluyente es obsesiva porque solo los motiva la conservación del poder a cualquier costo.

A quienes alguna vez admiraron y pretendieron emular el movimiento parisino del año 68 nos permitimos recordarles la consigna emblemática de aquel mes de mayo: ¡Prohibido prohibir!

Tal Cual, 31 de enero de 2017

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529