Visión Global

Obama analiza con su equipo si va a otra guerra por el caso Siria

Obama analiza con su equipo si va a otra guerra por el caso Siria


  • Según un portavoz, sigue habiendo ‘una variedad de opciones’

  • ‘Una vez que verifiquemos los hechos, el presidente tomará una decisión’
  • No hay calendario para que Obama decida, dice la Casa Blanca
  • En intervención de ayer, subrayó las dificultades de intervenir

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, se reunió este sábado en la Casa Blanca con sus asesores de seguridad nacional para analizar las opciones militares en Siria tras el supuesto ataque con armas químicas de esta semana. Aunque el presidente se muestra reticente a intervenir en otra guerra en Oriente Próximo, el jefe del Pentágono, Chuck Hagel, declaró a la prensa que Obama había solicitado un “menú de opciones militares”.

El Pentágono lleva meses estudiando posibles objetivos, especialmente desde esta primavera, tras los primeros ataques químicos. El jefe del Estado Mayor, Martin Dempsey, presentó a Obama una lista actualizada de posibilidades en un encuentro que duró cerca de tres horas y sobre la que el gabinete del presidente ha dado pocos detalles.

Antes de la reunión, un portavoz explicó a la prensa que sigue habiendo “una variedad de opciones” y que se tomarán decisiones “coherentes” con el “interés nacional” de Estados Unidos y con cómo empujar los “objetivos” en Siria, es decir, la marcha de Bashar Asad.

La Casa Blanca ha repetido este sábado que Obama había ordenado a sus servicios de inteligencia “recopilar hechos y pruebas con el fin de determinar lo que ha pasado en Siria. Una vez que hayamos verificado todos los hechos, el presidente tomará una decisión sobre la manera de responder”, según ha subrayado un responsable de la presidencia citado por AFP. La Casa Blanca asegura que no hay calendario para que el presidente decida.

Opciones

Pese a que el Gobierno está dividido, la armada de Estados Unidos ya ha tomado posiciones y ha actualizado sus objetivos militares en Siria. “El Departamento de Defensa tiene la responsabilidad de presentar opciones al presidente para todas posibilidades”, había explicado previamente Hagel a la prensa que viajaba con él a Malasia. “Y eso requiere posicionar nuestras fuerzas, posicionar nuestros recursos, para poder llevar a cabo las distintas opciones, sea cual sea la que elija el presidente”.

El presidente tiene ahora la última palabra y es partidario de involucrarse lo mínimo posible y siempre con los aliados europeos y árabes.

Entre los objetivos identificados están búnkeres y plataformas para lanzar armas químicas. Los servicios de inteligencia de Estados Unidos ya habían detectado actividad en plantas químicas el martes, el día antes de los supuestos ataques al este de Damasco.

Cautela

En su primera reacción pública al supuesto ataque con armas químicas que mató a más de un millar de personas el miércoles a las afueras de Damasco, Obama subrayó más las dificultades de intervenir que la urgencia de parar la masacre. “La situación en Siria es muy difícil y la idea de que EEUU puede resolver un problema sectario y complejo es exagerada”, dijo este viernes el presidente en la CNN.

“A veces la gente llama a una acción inmediata, se lanza a algo que no termina bien y nos mete en situaciones que pueden resultar en intervenciones muy caras, difíciles y gravosas que alimentan más resentimiento en la región”, dijo Obama.

“Seguimos siendo la nación indispensable… Pero eso no quiere decir que tengamos que involucrarnos en todo inmediatamente“, insistió el presidente, bajo la sombra de la mala experiencia de la Administración Bush en Irak. “Si Estados Unidos va y ataca otro país sin mandato de la ONU y sin pruebas claras que presentar, habrá preguntas sobre si la legislación internacional lo apoya, sobre si tenemos una coalición que funcione”, dijo Obama, que también recordó las “decenas de miles de millones” que se siguen gastando en Afganistán y las víctimas de ese conflicto: “Cada vez que visito a los soldados heridos en Walter Reed [el hospital militar en Maryland], cada vez que firmo una carta por una víctima de esa guerra, recuerdo que hay costes”.

Hace un año, el presidente aseguró que el uso de armas químicas era una “línea roja” para Washington. En primavera el Pentágono anunció que creía que el régimen sirio había utilizado gas sarín, pero desde entonces los militares de EEUU sólo han trabajado en opciones de ataque que el presidente y parte de sus asesores se han resistido a aprobar. Según el ‘New York Times’, el presidente tuvo un desliz al mencionar en público la línea roja ya que la idea era pasar ese mensaje a Siria en privado.

Obama defiende seguir con la presión diplomática para que los inspectores de la ONU investiguen, aunque admite que no espera “cooperación” del régimen de Asad, que sostiene que los ataques son una trampa orquestada por los opositores.

Conversación con Cameron

Obama y Cameron han hablado y han puesto sobre la mesa los desafíos de seguridad comunes que enfrentan los Estados Unidos y el Reino Unido, debido a la violencia que asola Siria. Al igual que Obama, el primer ministro británico ha expresado su profunda preocupación por el presunto uso de armas químicas por parte del régimen sirio contra civiles el pasado miércoles 21 de agosto.

Ambos líderes han anunciado que seguirán manteniendo estrechas consultas con respecto al incidente y a posibles acciones de la comunidad internacional.

El Mundo.es

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529