Visión Global

“Obesidad, una prioridad” por Bernardo Kilksberg

“Obesidad, una prioridad” por Bernardo Kilksberg


Bernando Kliksberg.

Afecta en una medida mucho mayor a los sectores más pobres de la población

La obesidad y el sobrepeso se están instalando como una de las principales enfermedades no transmisibles del planeta. Hay ya 600 millones de personas obesas, y 2.100 millones de personas con sobrepeso. Más de 1/3 de la población mundial está afectada y de mantenerse las tendencias actuales, la situación será aún mucho peor en los próximos años. La Organización Mundial de la Salud estima que en el 2015 habrá 700 millones de obesos. La obesidad tiene impactos graves sobre la salud. Genera 2.8 millones de muertes anuales.

Incide en la diabetes tipo 2, produce enfermedades coronarias, hipertensión, artrosis, y diversos cánceres. Se ha estimado que un obeso vive 10 años menos que una persona con peso saludable.

La oficina regional de la FAO para América Latina y el Caribe ha prevenido en su “Panorama de la Seguridad Alimentaria y Nutricional” en la región 2014, que junto a la desnutrición en donde ha habido importantes avances, se presenta un fuerte desafío en cómo enfrentar la obesidad y el sobrepeso.

Ellas afectan en una medida mucho mayor a los sectores más pobres de la población.

En los mismos el consumo de alimentos procesados con alto contenido de sal, azúcar y grasas ultrasaturadas, es más elevado.

Advierte la Oficina Regional de la FAO que “la erradicación tanto de la desnutrición como del sobrepeso y la obesidad son asuntos que trascienden lo sanitario”. Hay que mirar a sus interrelaciones con múltiples factores para poder enfrentarlos.

Una de las dimensiones incidentes es según diversos estudios, los altos beneficios que dejan a las empresas los productos ultra procesados. Según resalta el informe publicado por The Lancet que incluyó el análisis de 325 estudios anteriores que abarcan estadísticas de 187 países recogidas durante dos décadas: “las empresas apuntan sus estrategias de marketing hacia grupos específicos incluidos adolescentes, niños, minorías étnicas y sectores de bajos ingresos”. Entre otros aspectos, de acuerdo al informe promueven dichos productos a través: “del atractivo visual, la posición en las góndolas, y la rápida accesibilidad, creando un ambiente nutricional dañino”.

Ha habido una amplia movilización de gobiernos, ONG, y organismos internacionales, para enfrentar el problema. Se ha tratado de que sea integrado a la agenda de la responsabilidad social corporativa, y hay progresos en esa dirección. Algunos países desarrollados dictaron leyes para restringir la publicidad de los alimentos de bajo poder nutricional para niños. En América Latina varios países han impulsado el etiquetado nutricional de los alimentos, han tratado de restringir la venta de comida basura incluso con impuestos especiales, y han fomentado la educación nutricional.

Esos y otros caminos deberán ser activamente profundizados y extendidos en la región para defender la salud pública y particularmente la de los niños ante la amenaza en ascenso de la obesidad.

Presidente de la Red Latinoamericana de Universidades por el Emprendedurismo Social.

El Universal, 25 de febrero de 2015
Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529