Visión Global

Oficialistas controlarán la venta de bolsas de comidas: El ejemplo de Anzoátegui

Oficialistas controlarán la venta de bolsas de comidas: El ejemplo de Anzoátegui


Siete de cada ocho integrantes de los Comités Locales de Abastecimiento y Producción (Clap) provienen de grupos ligados al Ejecutivo nacional

El pasado 18 de marzo, el gobernador del estado, Nelson Moreno, conformó el Estado Mayor del Sistema Popular de Distribución de Alimentos de la entidad, que a través de los 21 estados mayores municipales, que según el mandatario ya están activados y desplegados, distribuirá los alimentos al Comité Local de Abastecimiento y Producción (Clap) de cada comunidad, con la finalidad de eliminar el bachaqueo y garantizar el abastecimiento.

“Combatiremos a los bachaqueros, acaparadores, usureros y empresarios capitalistas”, aseveró Moreno y añadió que ya han beneficiado a distintos sectores de las zonas norte, sur, centro y oeste del estado.

Según explicó el mandatario, la estructura debe recibir y verificar la cantidad de alimentos que entre en la red pública y privada de supermercados para luego hacer un cronograma de distribución a las comunidades.

Comercialización

Los alimentos regulados de la cesta básica a repartir se organizarán en bolsas que serán vendidas casa por casa.

Este combo será cobrado a precio justo y su valor final dependerá de los productos que tenga cada uno, puesto que cada comunidad puede tener acceso a cosas diferentes debido a su ubicación u oferta.

Sin embargo, el coordinador de Comunicación Popular Anzoátegui, Alfer Unamo, adelantó que oscilará entre 1.000 y 3 mil bolívares.

Asimismo, informó que darán prioridad a las comunidades más necesitadas y que la distribución se hará sin diferenciación política, semanalmente y, de acuerdo con la necesidades de los sectores. También realizarán algunos operativos especiales.

Moreno aseguró que el sistema es una oportunidad para productores y microempresarios. “Si alguien del sector es emprendedor con determinado producto de primera necesidad, puede negociarse la inserción de ese rubro en la bolsa”.

Pero los emprendedores temen por su inversión. Julia Navarro hace jabones artesanales que vende a farmacias y casas naturistas locales y prefiere no hacer negocios con el gobierno.

“Ellos me pagarían lo que consideren justo y no lo que vale mi trabajo o los materiales que utilizo, y yo no estoy dispuesta a echar a perder mi negocio así”.

Al respecto, el gobernador aseguró que “nuestro deber es garantizar el abastecimiento. Si hay que subsidiar algo, lo subsidiamos, para nosotros no es pérdida, es inversión”.

Conformación del Clap

Los estados mayores municipales estarán integrados por al menos un representante de la Guardia Nacional Bolivariana, Gobernación de Anzoátegui, alcaldía, Unamujer, Frente Francisco de Miranda, consejo comunal del sector, Unidad de Batalla Bolívar Chávez (Ubch), y bodegueros voluntarios. De estos ocho miembros, sólo el último (los bodegueros) pudieran no estar vinculado con el Gobierno.

Otras responsabilidades del Clap serán inspeccionar los centros de acopio, promover mesas de diálogo con productores y trabajar con el sector privado, destacó Moreno.

La integrante del Clap estatal y representante de Unamujer, Ana Moreno, explicó que la distribución de los artículos se hará en orden, según el número de calles, veredas o torres, dependiendo del caso, con la verificación de los censos de cada comunidad.

Los consejos comunales

El papel de los consejos comunales en el sistema será clave. Ellos son los que suministrarán los datos de las familias que integran la colectividad para el posterior envío de recursos y, además, verificarán que el censo esté actualizado para que cada casa o grupo familiar del sector resulte beneficiado.

Algunos vecinos de la zona norte de Anzoátegui han denunciado que en varias zonas han tenido que firmar un documento cuando les entregan la bolsa de comida.

Eduardo Zerpa, residente de Barcelona, aseguró sentirse “temeroso” de que se trate de “algún movimiento político disfrazado de ayuda”.

La coordinadora regional de Anzoátegui Plural (Anzplural), Carlota Salazar, manifestó que Moreno hace manipulación partidista a costa de la necesidad de los anzoatiguenses.

Añadió que “la gente no es tonta, él cree que la gente humilde vale una bolsa de comida, el pueblo conoce su verdadera intención”.

Al respecto, el vocero del consejo comunal del sector III de Brisas del Mar de Barcelona, Samir Aponte, aclaró que en su sector hacen una especie de lista en la que se registra la identidad del beneficiario y la firma conforme de que recibió el combo y de que pagó para llevar un control interno.

El gobernador del estado recalcó que todos los venezolanos tienen derecho a la adquisición de la bolsa de comida, sin importar la tolda política a la que apoyen. “Esta distribución se hará sin distinción, todo el que necesite y quiera adquirirla, podrá hacerlo”.

¿Y si no estoy censado?

En caso de no estar censado, debe dirigirse a un representante del consejo comunal de su sector, quien lo guiará en su registro. Como requisito sólo necesitará su documento de identidad y residir en esa comunidad.

1.000 bolívares

Es el monto mínimo en que están valorados los combos de comida, y puede llegar a costar hasta Bs 3 mil cuando contengan artículos de costos más elevados como carne, pollo o pescado, según informó el coordinador de Comunicación Popular Anzoátegui, Alfer Unamo.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529