El Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) confirmó este viernes que Irán cumple con el acuerdo nuclear multilateral que entró en vigor el pasado 16 de enero y que ha permitido que la comunidad internacional levante las sanciones a Teherán.

“Irán no ha enriquecido uranio por encima del 3,67 por ciento”, señala un informe confidencial del OIEA, la agencia de la ONU encargada para vigilar y verificar que República Islámica cumpla con todas las exigencia acordadas.

Junto con desmantelar ciertas instalaciones, como el reactor de agua pesada en Arak, el punto central del pacto es mantener la pureza del uranio enriquecido por debajo del 4 por ciento, frente al 90 por ciento que se necesitaría para construir una bomba atómica.