Visión Global

Pasta barata huyó de los supermercados

Pasta barata huyó de los supermercados


La SUNDDE aún tiene en la providencia el precio de la pasta comestible a 15 bolívares el kilo. Muy por debajo de la realidad de la estructura de costos que se impone por la importación de trigo para la producción. Y es que en los supermercados los inventarios recibidos del producto se mueven entre Bs. 550 y Bs. 679 el peso de 500 gramos. Más de mil bolívares los mil gramos.

En la resolución oficial, vigente desde abril de 2015, se ordenó que podrán vender a precios “inferiores o iguales a los establecidos, pero en ningún caso a precios superiores, garantizando la proporcionalidad de los márgenes de ganancias en los diferentes eslabones de la cadena de comercialización”.

Desde junio los precios de los rubros de la canasta alimentaria reciben ajustes. La pasta comestible al tener materia prima importada varió las estructuras de costos de producción y presionó medidas. Una de las razones es el valor internacional del cereal. El referente internacional, Estado Unidos, posicionó la tonelada a 198 dólares.

Con la posterior estabilización de las cosechas, las cotizaciones se frenaron y tumbaron la tendencia de alza. En agosto, la FAO estimó una reducción de tres por ciento en el indicador. Al 13 de septiembre, regiones de EEUU cotizaron entre 119 y 214 dólares, marcando así desaceleración.

En los puertos venezolanos está la realidad. De Texas llegó un barco con 33 mil toneladas, según reseña el puerto de Puerto Cabello. En los muelles hay otras cargas con 60 mil toneladas sin precisión de procedencia.

Mientras los mercados exportadores de trigo vaticinan retrocesos en precios, en la mesa del venezolano el derivado del cereal escandaliza a los consumidores. Nubis Cruz, ama de casa, lamentó ver el precio del medio kilo a 550 bolívares porque “no es regulado”. Dos mil 200 bolívares debió sacar del bolsillo por dos kilos que duran una semana en su hogar. Desestimó mejoramiento en la colocación de alimentos. “Es el mismo sacrificio para comprar”.

Yasmín Romero, persona con discapacidad, consideró que cara o barata está escasa la pasta. En los supermercados se forman las colas para abastecerse de lo poco que llega. “Yo quería cuatro de pasta pero no podía y tampoco tenía el dinero”, criticó al salir de la tienda ubicada en la Circunvalación 2.

La Verdad

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529