Visión Global

PDVSA ha dilapidado la misma cantidad que hoy tiene Venezuela en reservas internacionales

PDVSA ha dilapidado la misma cantidad  que hoy tiene Venezuela en reservas   internacionales


Entre el año 2011 y el 2014, las refinerías venezolanas han arrojado pérdidas patrimoniales por el orden de los 14.500 millones de dólares, es decir, han dilapido, prácticamente, lo que el país tiene hoy en reservas internacionales”.

El señalamiento corresponde al experto petrolero Luis Soler, miembro de la asociación civil Centro de Orientación en Energía (COENER), quien, al ofrecer un diagnóstico sobre la situación de Petróleos de Venezuela (PDVSA), indicó que se han registrado cifras muy pobres no solo en el ámbito operacional, sino también en materia financiera y de seguridad.

“Desde el punto de vista financiero, los márgenes de refinación que se están obteniendo están por debajo de lo que complejos similares en el mundo pueden hacer – por ejemplo, en lugar de procesar 6 dólares por barril de ganancia, están arrastrando 5 dólares por barril procesado en pérdidas, una diferencia de 11 dólares -; en tanto que en lo que corresponde a la seguridad, la accidentabilidad de las refinerías venezolanas se ubica entre 6 y 10 veces el promedio mundial”, expresó el consultor en el área del crudo.

Soler, quien es ingeniero mecánico con maestrías en ingeniería química, considera que los problemas que afectan a nuestra industria de los hidrocarburos radican en el cambio de misión del holding estatal a causa de las políticas gubernamentales que han modificado los objetivos de la corporación.

“De una empresa comercial, cuyo objetivo era generar el máximo valor a su accionista que es la nación venezolana, para que el Estado invierta ese valor generado en beneficio a la nación, se ha convertido en una empresa netamente de carácter social, que cuando le queda tiempo se dedica a ciertas funciones petroleras. Eso ha desvirtuado el objetivo de la empresa. Como empresa del Estado, del país, tiene una función de responsabilidad social, pero ese no era el foco, el foco era comercial”, manifestó quien ejerciera diversos cargos técnicos, gerenciales y directivos en PDVSA y sus filiales en el área de refinación, desarrollo de negocios en la Faja del Orinoco, además de Gerente de Planificación Estratégica de la casa matriz.

Soler indica que al cambiar los objetivos, se genera una cascada de decisiones en todos los niveles que conducen a considerar al ente petrolero como una organización con fines políticos. “Ha descuidado sus operaciones, descuidado sus niveles de seguridad, descuidado los índices de rentabilidad, tanto que hemos llegado a escuchar decir a sus directivos cosas absurdas como aquella de: ¿quién ha dicho que PDVSA tiene que ser rentable”, ironizó.

Chalmette fue rematada a precio de gallina flaca

El ingeniero Luis Soler destaca que desde hace un tiempo, Petróleos de Venezuela ha venido desprendiéndose de activos altamente valiosos para el futuro de la empresa y del país, activos que generan rentabilidad en divisas y que, además, ocupan una función estratégica como lo es el asegurar el mercado.

“La justificación del Gobierno Nacional de vender el 50 % por ciento de la participación de PDVSA en la refinería de Chalmette – cerca de Nueva Orleans, en Luisiana, Estados Unidos – nos parece fútil. Cuesta creer eso de que no es un activo estratégico cuando todos los planes apuntan que vamos a desarrollar la Faja Petrolífera del Orinoco”, enfatizó el declarante.

“Un argumento esgrimido por el Ejecutivo para dicha negociación es que el dominio sobre la refinería – adquirida en su totalidad por la firma norteamericana PBF Energy; la otra mitad accionaria fue comprada a Exxon Mobil – es que no está alineada  con las políticas comerciales del país. Yo creo que las políticas comerciales no deben depender del gobierno de turno, pues la nación, a la larga, no puede desprenderse de un activo que le garantiza acceso a un mercado tan  importante como lo es el de refinación de la costa del golfo de EEUU, único capaz de refinar los crudos extrapesados venezolanos en suficiente volumen como para garantizarle salida a esos crudos, aparte de lo que hagamos en el país”, explicó Soler.

“El precio al cual se pactó la venta de la refinería de Chalmette es de 322 millones de dólares, una refinería que es mucho más compleja que la de El Palito, que es casi como la refinería de Cardón, es decir, estamos vendiendo la mitad de Cardón, por decir algo, por 160 millones de dólares”, dijo el ingeniero, agregando: “el negocio de refinación es un negocio cíclico que tiene altibajos, y los ciclos son largos; por eso, valorizar una refinería debe tomar en cuenta estos ciclos de precios del crudo, los precios del producto, y de márgenes de refinación; la refinería no es un activo de producción, es un activo de manufactura y, por lo tanto, se valora en base a lo que produce con lo que le cuesta la materia prima que es el crudo”, aclaró.

El analista acotó que PBF Energy ha sido un “comprador inteligente” para formular una oferta por Chalmette y apoderarse del complejo por una “bagatela”, subrayando que dicha compañía era una inversionista financiera que había aprovechado un momento de debilidad en el mercado de refinación.

Lo que es bueno para el pavo no lo es necesariamente lo es para la pava

Para Luis Soler, Exxon Mobil tenía motivos muy distintos a los de Venezuela para vender el referido activo. “Exxon vende a ese precio porque Exxon tiene una visión financiera del negocio, Exxon no responde a sus accionistas, le interesan solo los resultados a corto plazo; para Exxon desprenderse de Chalmette no significa nada si su rentabilidad es marginal para su negocio global. Para nuestro país, en cambio, el valor estratégico es inmenso porque involucra una capacidad de 100 mil barriles diarios que se pierden de colocación de crudos extrapesados de la Faja en el principal mercado del mundo y cuyo valor de reemplazo en EEUU no baja de 2 a 3 millones de dólares. Es decir, hemos vendido por 160 millones de dólares algo que se cotiza, por lo menos, 10 veces más en su valor de reemplazo. Entonces, en nuestra opinión, esto fue rematado a precio de gallina flaca”, sentenció el connotado expositor.

Para mayores detalles, Soler afirmó que el presidente de PBF Energy estimaba recuperar su inversión en dos años y hasta mejorar la operación procesando más crudo pesado barato, eliminando cuellos de botella, reactivando una planta de crackeo paralizado y otras acciones.

“Los crudos pesados – de menos de 22 grados API – son una rareza en  el mundo, apenas, el 10 % de la producción mundial, y son pocas las refinerías capaces de procesarlo – Chalmette; Citgo, en la costa del golfo de EEUU; Jose, en Venezuela -; tenemos un mercado competido pues, en este momento, esas refinerías están siendo vistas con validez por otros competidores nuestros en el rubro que son Canadá, con sus crudos de Alberta, y México; ambos perciben que el único sitio donde pueden colocar esos crudos pesados es en la costa del golfo de EEUU, porque en Europa no se procesan, salvo pequeños volúmenes, ni en Asia”, informó el ponente.

¿Es reparable la pérdida patrimonial?

En opinión del ingeniero Soler la situación es reversible si el país adopta la decisión estratégica de recuperar activos cuando se presente la oportunidad en el mercado. “Tener el cuerpo negociador listo, tener la decisión política lista y tener el dinero en el bolsillo listo para ejecutar la compra. Si entramos en un proceso de discutir, y vamos a pasar dos años en eso, la oportunidad se nos va”.

“El negocio petrolero es muy complejo y necesita toda su fuerza laboral, ejecutiva y de dirección dedicada a eso, dejándole al Estado sus otras funciones, las funciones sociales. Para eso existen ministerios e institutos autónomos que pudieran asumir esas tareas con mucha más eficiencia global para la nación – me refiero a la Misión Vivienda, a la Misión Alimentación, entre otras – , que no deben ser emprendidas por una empresa petrolera. No digo que no se hagan pero están mal ubicadas, y PDVSA tiene que dedicarse a sus negocios”, concluyó el ingeniero Luis Soler.

.

Prensa unidad Venezuela

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529