Visión Global

Periódicos se debilitan en Venezuela

Periódicos se debilitan en Venezuela


Esa alerta que la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, lanzó días atrás; sobre el inminente cierre de cinco periódicos de Venezuela, en las próximas semanas, debido a que el gobierno niega a los medios críticos contra su régimen cambiar divisas para importar papel de Canadá; simboliza un eco que desde 2012, periodistas venezolanos como Miguel Henrique Otero vienen gritando en su titánica lucha por defender la libertad de expresión.

Los cinco periódicos de prestigio y de referencia en Venezuela, que están en riesgo de frenar su impresión si el gobierno de Nicolás Maduro, insiste en impedir a los medios de comunicación el acceso a dólares para que logren abastecerse de papel son: El Correo del CaroníEl ImpulsoEl CarabobeñoEl Nacional El Regional de Zulia.

5 diarios están en riesgo de dejar de circular por la crisis, que los dejó sin papel

Hace 72 años, los abuelos y padres de Miguel Henrique Otero fundaron El Nacional, diario que hoy dirige. Todavía en 2012, 250 mil lectores compraban este periódico en los quioscos de Venezuela y podían hojear entre sus 80 páginas diversos artículos y noticias.

Hoy, aquellos días, donde los venezolanos tenían la oportunidad de leer decenas de páginas llenas de tinta periodística para informarse sobre la realidad de su país, suenan a idilio y se miran con añoranza, porque la estrategia que usó El Nacional para sobrevivir a la escasez de papel fue reducir las páginas del periódico de forma drástica y pasar de ser un diario de 80 páginas en fin de semana a imprimirse sólo con seis hojas.

“Los periódicos críticos contra Nicolás Maduro se van convirtiendo en medios de comunicación cada vez más débiles, más escasos, más flacos”, lamentó Miguel Henrique Otero, presidente editor del diario El Nacional, en entrevista con Excélsior.

250 mil lectores, en promedio, adquirían hasta 2012 el diario El Nacional

Hace poco menos de un año, la ONG defensora de la libertad de expresión, Espacio Público, denunciaba que el 60 por ciento de los periódicos privados en Venezuela, habían reducido su paginación debido a la falta de insumos, entre ellos El Nacional, y calculaba que al menos once diarios habían dejado de imprimirse.

“Estamos ante una situación cada vez más caótica, los medios están cerrando y con ello las pocas esperanzas de que se mantengan como bastiones democráticos dentro del país, como siempre fue su función”, denunció Claudio Paolillo, presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, el viernes pasado, en un comunicado de prensa.

La lucha que Miguel Henrique ha encarado para que El Nacional siga imprimiéndose ha sido devastadora. No sólo eliminó los suplementos de economía, responsabilidad social y mujer, sino que literalmente desapareció casi toda la redacción. De mil 100 personas que eran ahora sólo quedan 340.

“El agravante de esta situación es que el gobierno, debido a su voluntad explícita de coartar la libertad de prensa, termina afectando la subsistencia del trabajo de cientos de periodistas, empleados y trabajadores indirectos, que dependen de esa importante fuente de trabajo, atacando de ese modo la libertad de expresión de los ciudadanos venezolanos, que no pueden acceder a una variada gama de fuentes de información”, agregó en el comunicado Claudio Paolillo.

80 páginas  era el contenido del periódico venezolano El Nacional, pero hoy no hay papel

La violación a la libertad de expresión que sufren los periódicos críticos contra Maduro y el desempleo de los periodistas, sólo son una parte del negro panorama que enfrentan los diarios en Venezuela, porque además, estos medios están completamente endeudados con la empresa canadiense que les distribuye el papel, Resolute Forest Products.

La mayoría de ocasiones el gobierno firmaba a los medios de comunicación las constancias, donde sí aceptaba  el cambio de divisas y a través de este documento, los periódicos realizaban sus pedidos de papel a Canadá, pero al final, violando cualquier acuerdo, las casas cambiarías simplemente no entregaban los dólares a los periodistas y así fue como las deudas fueron creciendo para los diarios.

“Nosotros en Venezuela, los periódicos le debemos a Resolute no menos de 70 millones de dólares que no han sido autorizados por el gobierno”, afirmó Miguel Henrique Otero.

Si el panorama continúa como hasta hoy, El Nacional sobrevivirá sólo dos o tres meses, y eso previendo que el periódico todavía reduzca más sus páginas en número y en tamaño.

Miguel Henrique Otero continúa una lucha en la que el gobierno lo ha obligado a ver cómo ese  diario por el que ha dedicado toda una vida, por la escasez de papel, se va pareciendo cada día más  a un volante que a un periódico.

Anuncian financiamiento de China  

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció ayer la llegada de cinco mil millones de dólares procedentes de los acuerdos existentes con China “para el desarrollo” del país.

“Con la alianza con China, ahorita acabamos de recibir cinco mil millones de dólares más de financiamiento para el desarrollo; 5,000 más acaban de entrar. Estamos trabajando otros tramos más; cuando vayan concretándose y vayan llegando yo lo voy a ir informando”, reveló Maduro durante un acto de Gobierno.

“A Venezuela no le van a faltar los recursos para su vida para su desarrollo”, aseguró.

China es una de las principales fuentes de financiamiento externo del gobierno venezolano.

.

EFE

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529