Visión Global

Piloto del avión donde viajaba el Chapecoense reportó falla eléctrica y falta de combustible antes de estrellarse

Piloto del avión donde viajaba el Chapecoense reportó falla eléctrica y falta de combustible antes de estrellarse


El piloto del avión de la compañía LaMia, de matricula boliviana, en el que viajaba el club brasileño Chapecoense reportó a la torre de control del aeropuerto de Medellín una “falla eléctrica total” y escasez de combustible antes de estrellarse, según una grabación divulgada este martes.

“Señorita, Lamia 933 está en falla total, falla eléctrica total, sin combustible”, afirma una voz que se identifica como el piloto de la aeronave accidentada el lunes por la noche, mencionó Efe.

Enseguida la torre de control del aeropuerto internacional José María Córdova le dice que tiene “pista libre”, según la grabación.

“Pista libre y esperando lluvia sobre la superficie Lamia 933, bomberos alertados”, responde la controladora aérea.

Poco antes, el piloto había solicitado “prioridad para la aproximación” y le pide en varias ocasiones que le indique “vectores la pista”, es decir orientaciones para aproximarse lo más rápido posible al aeropuerto.

Al inicio de la grabación se escucha como la controladora de turno estaba dando prioridad a otra nave de la aerolínea Viva Colombia que tenía un problema por “una fuga”.

Cuando el piloto de la aeronave de LaMia informó de la gravedad de su situación, la controladora desvió a otros dos aviones comerciales que estaban aproximándose al aeropuerto para que pudiera aterrizar el avión del Chapecoense.

“Emergencia de combustible señorita, por eso le pido de una vez curso final”, le dice el piloto.

Pilotos colombianos que a esa hora volaban hacia Medellín y escucharon en sus frecuencias de radio la conversación, relataron que efectivamente el capitán del avión de LaMia informó a la torre de problemas eléctricos y de combustible.

Poco antes de perder el contacto, la controladora le dice que no tiene la altitud necesaria, a lo que el piloto dice que se encuentra a 9.000 pies de altura. 

Según expertos consultados por varios medios colombianos, esa altitud es insuficiente para pasar el Cerro Gordo, cercano al aeropuerto y contra el que se estrelló finalmente la aeronave, apenas a 17 kilómetros de la pista. 

A bordo del avión viajaban 77 personas entre futbolistas, directivos, periodistas y miembros de la tripulación, de las cuales se salvaron seis que están ingresados en hospitales de Medellín y localidades vecinas.

Ximena Suárez, la aeromoza que sobrevivió al accidente, explicó al diario El Colombiano de Medellín que “el avión se apagó por completo y tuvo un fuerte descenso, seguido de un gran impacto”.

La azafata aseguró que la aeronave no estaba capacitada para cubrir ese trayecto, por lo que se estiró su rendimiento al límite.

“El avión sí es limitado para esa ruta. Yo volaba un RJ100, muy parecido, para SAM en los años noventa. No se trata en todo caso de una aeronave anticuada, cuenta con todos los sistemas. Pero las siglas RJ representan Regional Jet, es decir que es para rutas cortas, generalmente locales, de dos horas. La operación del avión fue estirada hasta su límite y de una forma indebida”, explicó.

EFE

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529