Visión Global

“Por fin el Esequibo” por Román Ibarra

“Por fin el Esequibo”  por Román Ibarra


Román Ibarra / @romanibarra.

Luego de 16 años de silencio cómplice e irresponsable, tanto de Chávez, como de Maduro frente al tema del Esequibo, es ahora cuando éste último, y sólo por un cálculo electoral, asume una vocería frente a un tema tan delicado para los venezolanos. El discurso del presidente Maduro el 5 de julio en la Asamblea Nacional, no fue más que retórica hueca y vacía de quien, cuando era Canciller de Chávez, jamás abrió la boca para contradecir la actitud traidora y cobarde de Chávez cuando dijo que ¨no se opondría a nada de lo que hiciera el gobierno de Guyana, si ello favorecía a ese pueblo¨.

Todo viene a cuento porque con el otorgamiento de concesiones por parte del gobierno Guyanés a la empresa norteamericana Exxon, para la exploración y explotación de potenciales fuentes petroleras, Maduro pretende torcer la verdad haciéndole ver a los venezolanos que ello comporta una conspiración norteamericana contra su gobierno, sin mencionar por un instante la actitud hostil y abusiva de los guyaneses, quienes no tienen cualidad para semejante conducta, toda vez, que se trata de territorio en disputa.

Parte del problema radica en que la política utilizada por Chávez y acompañada por Maduro como su Canciller de entonces, fue la de facilitar por la vía de la creación de Petrocaribe, el suministro de petróleo en condiciones, no sólo ventajosas para los países del Caricom, sino irresponsable y desmesurada con los intereses de Venezuela, cual si se tratara de recursos de su propiedad, con la deliberada y aviesa intención de controlar a esos países para votar con él en sus delirios de confrontación con los Estados Unidos en el seno de las Naciones Unidas, la Organización de Estados Americanos, y otras instancias internacionales.

Ni Chávez, ni Maduro se dieron cuenta –por ignorantes, y prepotentes- del principio del derecho internacional, según el cual, los países no tienen amigos, ni enemigos, sino intereses que defender. Eso es exactamente lo que está haciendo Guyana, acompañado de los países del Caricom, así como del gobierno de Cuba, en contra de los intereses de nuestro país, es decir, como perros desleales y traidores, ¨le muerden la mano, a quien les da de comer¨.

Ahora, de manera irresponsable pretende Maduro utilizar un nacionalismo trasnochado para concitar el acompañamiento de todos los venezolanos en torno a si, para ¨defender¨ los intereses de Venezuela en la disputa territorial con Guyana, cosa de la que nunca antes se ocuparon, ni él, ni el extinto Chávez.

Pues no, no se puede acompañar a ciegas. Tiene que haber una posición de acompañamiento negociado y perfectamente acordado entre el gobierno, la oposición, y toda la sociedad civil, porque se trata de un problema de carácter nacional, frente al cual como hemos dicho, el gobierno de Chávez-Maduro, ha actuado irresponsable y contrariamente a los legítimos intereses de los venezolanos frente a un territorio que nos pertenece desde los tiempos de la Capitanía General, y que no podemos ceder por razones constitucionales e históricas, y por su potencial económico, necesario para recomponernos luego de la ruina que ha supuesto la puesta en escena del Socialismo del Siglo XXI. Al caudal petrolero, hídrico y gasífero del Esequibo, se le agregan las extensas áreas de oro, diamante, bauxita, uranio, e incluso coltán (mineral para la industria de telefonía y electrónica), así como otras fuentes minerales, distribuidos en una extensión territorial de 159 mil 542 kilómetros cuadrados, zona de nuestra reclamación; por eso resolvamos este asunto con sentido patriótico y de estado; lejos de la diatriba electoral.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529