Visión Global

Por qué el terremoto en Italia causó tanto daño

Por qué el terremoto en Italia causó tanto daño


La combinación de antigüedad, una falla superficial y construcciones sin refuerzos generó la inmensa devastación que dejó el terremoto que sacudió a Italia el miércoles. El sismo de magnitud 6,2 causó la muerte de 241 personas y dejó centenares de heridos. Muchas personas todavía están atrapadas entre los escombros de los edificios que se derrumbaron.

Así como otras poblaciones y localidades de la zona montañosa, Amatrice —donde el alcalde se lamentó de que la mitad de la población ya no existía— tiene iglesias de piedra y otras edificaciones que fueron construidas hace siglos, cuando se sabía poco o nada sobre los terremotos. A menos que hayan sido reforzados recientemente, esas estructuras se dañaron o fueron destruidas por el temblor.

“Incluso hace cien años no se sabía cómo construir edificios que soportaran los terremotos”, apuntó David A. Rothery, profesor de geociencia planetaria en la Universidad Abierta Milton Keynes del Reino Unido, en Inglaterra.

El terremoto fue de menor intensidad que otros sismos recientes que han causado la muerte de más personas en otros lugares del mundo. Por ejemplo, el temblor de magnitud 7,8 en Nepal, en abril de 2015, causó la muerte de 8000 personas y liberó unas 250 veces más energía.

Imágenes de Amatrice del antes y después de que sucediera el sismo del miércoles de magnitud 6,2

Pero el terremoto en Italia fue muy superficial: de acuerdo con el Servicio Geológico de Estados Unidos, sucedió a 9,6 kilómetros debajo de la superficie. “Los terremotos superficiales causan más destrucción que los terremotos profundos pues hacen que el movimiento de la tierra en la superficie sea peor”, dijo Rothery.

Los terremotos surgen a partir del movimiento de la corteza terrestre, que se divide en grandes secciones que se llaman placas tectónicas. Los montes Apeninos, el epicentro del sismo del miércoles, están en una zona donde la placa africana se mueve debajo de la euroasiática.

Debido a la compleja interacción entre las placas tectónicas, la cuenca del mar Tirreno (en la costa oeste de Italia) se está expandiendo. Dicha extensión y la tensión que crea en los Apeninos fue la causa del terremoto.

La zona afectada por el sismo del miércoles ha sufrido otros temblores importantes en el pasado, incluyendo uno de magnitud 6,3 en 2009, cerca de L’Aquila, que causó la muerte de 295 personas, y dejó a más de mil heridos y a 55.000 sin casa.

Ambos terremotos tienen mucho en común, dijo Massimo Cocco, un geólogo del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología en Roma. “En términos de génesis y profundidad son muy similares”, mencionó.

Luego del terremoto de 2009, siete integrantes de una comisión nacional para prevenir riesgos fueron arrestados por haber fallado en advertir a L’Aquila de manera adecuada sobre el sismo. En 2012 fueron considerados culpables por homicidio involuntario y sentenciados a seis años de prisión, pero en 2014 fueron librados de todos los cargos por una apelación.

Cocco dijo que Italia tiene leyes de construcción para resistir sismos para las nuevas edificaciones, pero que se ha hecho poco por reforzar las estructuras de los muchos edificios antiguos que todavía existen en toda Italia.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529