Visión Global

Precios se multiplicaron por cuatro en el 2016

Precios se multiplicaron por cuatro en el 2016


Ante la escasez de estadísticas oficiales, que reporten los índices de inflación en el país, los venezolanos se deben conformar con estudios independientes que den una idea de por donde anda el aumento del costo de la vida.

Aunque tal vez el mejor indicador de este aumento sea el propio bolsillo de los venezolanos, que como señalan con frecuencia en estos tiempos, “no logran llegar a fin de mes”.

Es el Banco Central de Venezuela (BCV) la institución que le corresponde publicar el cálculo de la inflación. Una información que le permite al Estado y a las empresas poder corregir sus estimados de gastos y precios para el momento, y proyectar para períodos de tiempo futuros.

Sin este importante indicador “a tiempo”, es decir oportuno, la planificación se convierte en una apuesta sin fundamentación estadística y lleva a errores, por sobre estimaciones o subestimaciones.

Si buscamos en la página web del BCV, encontraremos que la información mensual del “Índice Nacional de Precios al Consumidor” (INPC), fue publicado por última vez en diciembre del 2015, cuando la tendencia de aumento ya había sobrepasado, con sus fluctuaciones, el 10% de mes a mes. (En base a estos datos, la inflación anualizada del 2015 se ubicó oficialmente en 181%).

Todos conocemos, por nuestros bolsillos, que el 2016 ha sido el peor año de aumento del costo de la vida que recordamos. Los aumentos no los percibimos de mes a mes, sino que nos fuimos dado cuenta como los precios se incrementaban de semana a semana, o hasta dentro de una misma semana.

Si observamos el comportamiento de precios reflejado por el BCV, desde el 2013 al 2014, encontramos que los precios aumentaron 2 veces y media.

En el 2015, año en el que comienza a acelerarse la inflación, los precios aumentaron más de 2 veces y media (2,6), lo que marca esa “aceleración”.

En el 2015 aumentó poco más de lo antes había aumentado en dos años (2013-2014). Es decir, cada vez aumenta en mayor proporción, lo que determina que la inflación se estaba acelerando.

A pesar del incumplimiento por parte del BCV de publicar los indicadores del 2016, empresas consultoras y organizaciones no gubernamentales, han venido haciendo su trabajo y publicando el producto de sus investigaciones independientes.

CENDAS-FVM, una filial de la Federación Venezolana de Maestros, señaló en enero que el 2016 el costo de la cesta alimentaria se incrementó en 482,3% durante el 2016; en tanto el costo de la vida, que incluye alimentos y todos los otros gastos que debe realizar una familia promedio, se incrementó en un 433,9%.

La estimaciones, cálculos de experto, habían señalado que durante 2016 el indicador inflacionario podía ubicarse entre 500 y 800%. Lo que no se cumplió, aunque estuvo el cálculo bastante aproximado.

Esta semana, la empresa “Torino Capital” dio a conocer sus cálculos sobre el aumento de los precios durante el 2016. En ellos, se refleja que el índice inflacionario se ubicó en 404%.

Es decir, que para el 31 de diciembre del 2016los precios fueron 4 veces, los del 10 de enero del mismo año. Un cálculo que se aproxima a los de CENDAS-FVM.

Si bien los criterios convencionales utilizados por los economistas, señalan que no hay una hiperinflación por que el aumento no ha superado el 1.000 por ciento, la definición más común del término se adapta a la percepción que tienen los consumidores venezolanos de lo que viene ocurriendo con el aumento del costo de la vida.

Hiperinflación: “Subida del nivel de precios muy rápida y continuada, que provoca que la gente no retenga el dinero, por su pérdida de valor constante, y prefiera conservar las mercancías”.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529