Visión Global

“Prohibido equivocarse” por Gonzalo González.

“Prohibido equivocarse” por  Gonzalo González.


 Gonzalo González.

 A igual que tantos, percibo que el régimen chavista vive su ocaso, es un proyecto fracasado, amortizado y rechazado por la inmensa mayoría. El objetivo de quienes hoy detentan el poder es perpetuarse en el mismo y más nada. El Estado es para ellos una guarimba para proteger sus privilegios y prolongar la impunidad que disfrutan.

En el altar del continuismo han sacrificado los residuos de legitimidad democrática que le restaban. Han terminado por instaurar en Venezuela una dictadura. Este final no les es ajeno, es consecuencia de su ADN político forjado en la confluencia del militarismo, el populismo y el castrismo.

Existen las condiciones objetivas y subjetivas necesarias para producir el fin del régimen.

Es conveniente recordar que “el juego no se acaba hasta que se acaba”, como dijo ustedes saben quién. Nada está sentenciado.

El movimiento democrático tiene la responsabilidad histórica de materializar la salida del régimen y para lograrlo no puede ni debe equivocarse, no procede la improvisación ni las acciones desesperadas que le hagan el juego a la política y objetivos continuistas del chavismo.

Hay que jugar en todos los tableros presentes. Entender que presión y diálogo no son contradictorios ni excluyentes. No puede ser que la oposición se enrede y hasta se divida por ese tema, el mismo debe ser transitado sin complejos y con la firmeza del caso. Si finalmente resulta ser un recurso más del oficialismo para ganar tiempo solo se demostrará participando y haciendo las demandas del caso.

En cuanto a la presión ella debe ejercerse con toda la fuerza y determinación exigida por las circunstancias. En este particular es importante tener en cuenta que el régimen está interesado, desde siempre, en generar una confrontación violenta que objetivase a los ojos del mundo la supuesta vocación golpista y violenta de la oposición. Un escenario de ese tipo le permitiría avanzar en sus planes represivos cónsonos con su indisimulada vocación y conducta dictatorial. Ese es el camino escogido a partir de su derrota el 6-D y sería de una ingenuidad suicida facilitárselo.

Considero un grave error convocar una manifestación hacia Miraflores. En primer lugar, porque lo más probable es no se pueda llegar, además propiciaría un enfrentamiento callejero con un innecesario saldo de víctimas que le haría el juego a la política y objetivos del oficialismo. No necesitamos ir a Miraflores para demostrar nuestra condición de mayoría ni nuestra determinación de vencer. A Miraflores vamos pronto acompañando a un presidente democrático.

El Nacional, 2 de octubre de 2016

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529