Visión Global

Propaganda de Oposición ha superado 65% a la del Chavismo

Propaganda de Oposición ha superado 65% a la del Chavismo


Durante los últimos procesos electorales habidos en el país, los señalamientos, por parte de la oposición, de que el chavismo incurre en ventajismo se han convertido en una constante.

Sin embargo, los estudios de monitoreo de campaña realizados por la sala de seguimiento del Consejo Nacional Electoral (CNE) reflejan que en las campañas de 2010, 2012 y 2013 la presencia promedio de propaganda de la oposición en televisión superó hasta en 65% la del chavismo.

La información fue suministrada por el politólogo Eduardo González, representante del Instituto de Altos Estudios del Poder Electoral, quien aclaró que las organizaciones políticas están conscientes de la existencia de la sala que ha contribuido a disminuir las violaciones de la norma.

La mencionada sala fue constituida en el año 2010 y está conformada por 23 personas quienes no solo hacen seguimiento a las características, hora exacta de emisión y duración de las propagandas, sino que además tienen las tareas de identificar la participación de terceros en la campaña y la identificación de las propagandas que corren por cuenta de medios de comunicación. Este monitoreo es debidamente certificado por la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel).

En este sentido, destacó González que quienes permanentemente hablan de violación de la norma electoral no acuden a la sala de Organización Política y Financiamiento del CNE a formalizar la denuncia y entregar las pruebas pertinentes, como lo establece la ley para que tenga validez jurídica, sino que se limitan a recurrir a los medios de comunicación o a las redes sociales.

El doble juego. Por su parte, el politólogo Domingo Medina afirma que los señalamientos de ventajismo o violación de la norma “más allá de atentar contra el árbitro tienen como propósito atacar al sistema democrático en sí”. En su criterio, en la realidad para algunos sectores de la oposición, “coexisten dos agendas: la electoral y la que busca llegar al poder por la vía no democrática”.

Medina aseveró que esto queda en evidencia cuando, una vez que algunos candidatos resultan electos, utilizan los cargos públicos no para demostrar que pueden ser eficientes y adelantar gestión, sino para conspirar, hecho que los ha llevado a perder las victorias capitalizadas, defraudando la esperanza de sus electores.

González, por su parte, está convencido de que hay sectores en la oposición que consideran la coexistencia democrática una posibilidad. “Lo que pasó en 2005, cuando la oposición se retiró de la contienda electoral para elegir legisladores, es el ejemplo de que renunciando a la agenda electoral es imposible avanzar en este momento histórico”.

Ambos politólogos coinciden en que es necesaria la defensa de la institucionalidad con las críticas que puedan existir e independientemente de la posición política que se tenga. “Decir que hay ventaja y no precisar cómo, ni presentar las pruebas, es muy peligroso porque se van acumulando agresiones a la posibilidad de vivir en democracia”.

González alerta que “hay un esfuerzo de algunos políticos por ocultar la verdad del debate y los ciudadanos quedamos atrapados en esa estrategia y terminamos cautivos de la agenda de quienes se dedican a atacar sin presentar propuestas… hay que plantearse una sociedad de gente consciente e informada”.

La norma. Las campañas electorales en Venezuela están reguladas por la Constitución Nacional, la Ley Orgánica de Procesos Electorales (Lopre) y un reglamento que elabora el CNE para cada proceso, de forma tal que se fijen normas claras que deban cumplirse.

La Carta Magna regula lo referido a los derechos y deberes civiles. Consagra la libertad de expresión que permite a toda persona “hacer uso para ello de cualquier medio de comunicación”, al igual que la responsabilidad por lo expresado. Igualmente, ordena dictar directivas vinculantes en materia de financiamiento y publicidad político-electorales y aplicar sanciones cuando no sean acatadas.

En el reglamento diseñado para las elecciones legislativas 2015 se establece que el período de campaña será desde el 13 de noviembre hasta el 3 de diciembre, en tanto que las organizaciones políticas en contienda contarán con tres minutos diarios no acumulables por televisión y cuatro en radio no acumulables para mostrar su oferta a los electores.

En lo que corresponde a los medios impresos se estipula que podrán contratar en los de circulación nacional, regional o local hasta media página diaria y, en tamaño tabloide hasta una página que tampoco es acumulable, mientras que en mensajes de textos el límite es de tres semanales.

Las sanciones consisten en sacar del aire o de circulación, según sea el caso, la propaganda. Adicionalmente, también pueden ser pecuniarias calculadas en unidades tributarias.

Cuando haya acusados de violar la normativa, la Lopre establece que “podrán oponerse a ella de forma oral o escrita dentro de los cinco días hábiles siguientes a la fecha de su notificación, luego se abrirá un lapso de cinco días hábiles para alegar y promover todo lo que a su favor y defensa consideren pertinente, y un lapso de cinco días hábiles para evacuar las pruebas”.

Fuente: Ultimas Noticias

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529