Visión Global

“Qué esperar”, por Francisco Layrisse

“Qué esperar”, por Francisco Layrisse


Francisco Layrisse

 

El futuro inmediato y mediato angustia a los venezolanos de hoy. La pregunta que nos hacemos todos, en prácticamente cualquier conversación, es qué pasará en nuestro país en los próximos días, semanas, meses y hasta años. Todos sin excepción observamos un creciente deterioro en los distintos órdenes, llámese salud, empleo, seguridad, servicios públicos, producción petrolera, disponibilidad de dólares, etc. Las diferencias entre unos y otros sectores o entre las personas la constituye la velocidad a la cual se produce el deterioro. El primero en reconocerlo es el mismo Gobierno, el cual no cesa de anunciar planes tras planes para resolver las carencias de electricidad, agua, alimentos, medicinas, viviendas, empleos y pare de contar. El Gobierno anuncia programas especiales de importación de diversos insumos para la construcción ante la caída de la producción nacional de estos insumos.

El problema es de corte estructural, el modelo político económico que intenta implementar el partido de gobierno es un modelo anacrónico e inviable y que así se ha demostrado en todos los países del mundo en los cuales se ha probado; no obstante lo anterior, el grupo político que detenta el poder cree poder hacerlo en Venezuela alegando para ello que todos los intentos anteriores fueron inadecuadamente implementados. Entre tanto, nuestro país se desliza por una pendiente cada vez más acusada en su deterioro.

La simple salida constitucional de Maduro, bien por la renuncia o por algún otro mecanismo constitucional, no detendrá el deterioro creciente. Esto solo es posible mediante la concertación de los sectores democráticos opositores con esa parte racional y significativa del chavismo que permita un cambio importante en el modelo político económico. Los distintos poderes del Estado, electoral, legislativo y moral están tomados por los sectores más radicales del socialismo del siglo XXI, los cuales no aceptan negociación alguna ni conceden la mínima desviación al proyecto original. Solo el Poder Ejecutivo muestra, a ratos, signos de rectificación. El rumbo del oficialismo luce inflexible y el deterioro que sufre el país se agrava en el transcurrir del tiempo. Solo un nuevo milagro como el recibido por Chávez cuando el precio del petróleo se multiplicó por 10 le daría un respiro al proyecto socialista.

En el supuesto caso de que Maduro intentase algunas rectificaciones y zafarse de los sectores radicales de su propio partido, no podría hacerlo sin un acuerdo con la oposición, que por esa vía se convertiría en su aliado frente al radicalismo socialista. Este escenario parece de bajísima probabilidad de ocurrencia en los actuales momentos. El escenario de mayor probabilidad de ocurrencia continúa siendo el mantenimiento del actual modelo político económico, con una elevada mora en las decisiones, más represión, más asfixia a cuanto pudiese lucir como opositor.

La salida inconstitucional es un salto al vacío. Qué hace pensar que un golpe militar pueda producir algo distinto a lo que actualmente tenemos si el actual gobierno es ya prácticamente un gobierno militar que ha incurrido en abiertas violaciones constitucionales, que convalida el actual proyecto socialista.

La oposición apunta a una salida democrática y electoral, la cual luce distante en el tiempo. La unidad opositora será la única vía posible de que esta sobreviva exitosamente, todo ello aunado a las protestas públicas en las diversas ciudades ante el deterioro de la calidad de vida de los habitantes en nuestro país.

 

 

Publicado en Últimas Noticias el 07 de junio de 2014

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529