Visión Global

“¿Qué hacer?”, por Eduardo Fernández

“¿Qué hacer?”, por Eduardo Fernández


Eduardo Fernández / @efernandezve

El Gobierno tendría que asumir cambios radicales tanto en sus políticas como en los equipos humanos que se requieran para la gran rectificación

La respuesta es muy sencilla: o el Gobierno cambia o cambiamos al Gobierno. Tan simple como eso. Examinemos cada opción: parece poco probable que el Gobierno cambie. Tendría que reconocer que el modelo fracasó, una vez más, y que los resultados son demasiado evidentes para ocultarlos: estancamiento económico, inflación, desabastecimiento, empobrecimiento, desempleo, deterioro del poder adquisitivo, endeudamiento, agotamiento de las reservas internacionales, debilitamiento del bolívar, inseguridad y un largo etcétera político, económico y social.

El Gobierno tendría que asumir cambios radicales tanto en sus políticas como en los equipos humanos que se requieran para la gran rectificación. Por eso considero poco probable que el Gobierno cambie, pero no descarto esa opción. ¡Ojalá se produzca!

La otra alternativa, que cambiemos el Gobierno, tiene una disyuntiva. Cambiarlo por las buenas, es decir, con apego a lo que dice la Constitución o cambiarlo por las malas, es decir, apelando una vez más a la Fuerza Armada que ha sido tradicionalmente el árbitro que quita y pone gobiernos desde que somos nación independiente.

Esta última opción me parece poco probable, a partir de la muy pobre información que tengo de lo que ocurre en el seno de la institución castrense. Pero, además, la considero absolutamente indeseable. He soñado toda mi vida con vivir en una Venezuela que sea una República civil en la que los gobiernos se elijan y se renueven por la fuerza de los votos y no por la fuerza de las armas.

Nos queda entonces cambiar al Gobierno por una cualquiera de las varias vías previstas en el texto constitucional. Para utilizar cualquiera de ellas es indispensable terminar de construir una sólida mayoría popular que se convierta en una alternativa digna de la confianza de la mayoría de los venezolanos. No digo de la mayoría de los opositores actuales, digo de la mayoría de los venezolanos.

Construir esa mayoría sólida requiere un mensaje que interprete cabalmente las aspiraciones de la mayoría de los venezolanos. Una organización eficiente que permita llegar a toda la geografía física y social de Venezuela y una estrategia inteligente e inclusiva.

Seguiremos conversando.

Publicado por Últimas Noticias el 07 de marzo de 2014

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529