Visión Global

Radiografía inicial de un asesinato político

Radiografía inicial de un asesinato político


El asesinato de Luis Manuel Díaz, dirigente de AD en el estado Guárico, el pasado 25 de noviembre, abre la interrogante nuevamente de si estamos presuntamente en presencia de un acto típico del “terrorismo de Estado”.

Según se relata en el portal de Nelson Bocaranda, “La ráfaga de disparos se escuchó entre las 6:15 y 6:25 pm de este miércoles y muchos pensaron que se trataba de la explosión de un transformador. La confusión provocó una estampida. (…) Un balazo en la espalda, a la altura de la escápula, le perforó el pulmón cuando finalizaba el acto de campaña que la MUD había organizado en Altagracia de Orituco, en Guárico”.

En el acto, se habían presentado Lilian Tintori, esposa de Leopoldo López, y los candidatos a diputados por la MUD Rummy Olivo y Carlos Prosperi.

Según el equipo de prensa de Voluntad Popular, Luis Manuel Díaz estaba a menos de 2 metros de Lilian Tintori, cuando estaba cerrando el acto.

La versión oficial, al igual que ha ocurrido antes con otros asesinatos que afecta a políticos, no coincide con la que proporcionaron a los medios los asistentes al acto donde Díaz fue asesinado.

Unas versiones señalan que le dispararon desde un vehículo. Otras, que un motorizado habría disparado. Y una tercera versión, que fue alguien que se confundía entre los asistentes.

Lilian Tintori, presente en el lugar, señaló que fue disparada una ráfaga de disparos. Al haber impactado una sola de las balas en Luis Manuel Díaz -según informaron los medios -fue un milagro que sólo fuera alcanzada una sola persona, considerando que había una multitud.

Las reacciones

En los asesinatos hay tres primeras preguntas que se hacen los investigadores: quién lo asesinó, lo hizo solo o formando parte de un grupo, y cuál fue el motivo.

El diputado Henry Ramos Allup, quien esa misma noche informó y confirmó al país del suceso, denunció que fueron “bandas armadas del PSUV”.

La cual es una hipótesis creíble, dado el cúmulo de acciones intimidatoria ejecutadas por activistas del PSUV y del gobierno en la semana anterior, en contra de candidatos a diputados de la MUD.

La oposición denunció, que hasta el momento de este lamentable suceso, habían ocurrido 9 hostigamientos e intentos de agresiones en contra de opositores. Entre ellos, los disparos en contra de la caravana del diputado Miguel Pizarro en el barrio José Félix Rivas en Petare el fin de semana anterior.

El gobierno continúa atacando

Para Ramón Rodríguez Chacín, gobernador del estado Guárico, adelantó a través de declaraciones en la VTV –la televisora del Estado- que según sus investigaciones “se demuestra la conexión entre Voluntad Popular y la delincuencia organizada de Guárico”.

Desconociendo que Díaz era secretario general de AD en el lugar, el gobernador lo calificó como miembro del equipo de seguridad. “Aproximadamente a las 7:00 de la noche fue realizado un sicariato sobre uno de los miembros de seguridad, perteneciente a Acción Democrática”, dijo.

“Díaz era apodado como Alias “La Crema”, y agregó que Díaz era “pran” de una cárcel nacional y militaba “en paramilitarismo, delincuencia organizada, extorsionador, y organizador de motines”.

Adicionalmente, Rodríguez Chacín aseguró que Díaz “perteneció a la banda Los Plateados, y que laboraba como seguridad de Lilian Tintori”.

Sin embargo, el gobernador en sus declaraciones televisas señaló que el día del suceso “Lilian Tintori tuvo un forcejeo con personas que la rechazaron” en Valle de la Pascua, y que dirigentes del PSUV fueron atacados en el “forcejeo”.

Este señalamiento del gobernador despierta mayores interrogantes, y de alguna manera, confirmaría el acoso del gobierno que ha venido denunciando Lilian Tintori. Confirmaría que dirigentes del PSUV habrían ido al encuentro “persona a persona” con la Tintori. ¿Fueron a saludarla o a amedrentarla?. La palabra del gobernador va adelante.

Lo dicho por Rodríguez Chacín fue seguido, en el mismo tono y dirección, por declaraciones que proporcionó Jorge Rodríguez, jefe del comando de campaña del PSUV. Lo que al día siguiente sería titulado apropiadamente en el diario El País de España: “El chavismo intenta liquidar la reputación del opositor asesinado”.

Agregando en el sumario de la nota: “Los altos cargos del Gobierno se han pronunciado para rechazar que la oposición presente la muerte de Luis Manuel Díaz como un homicidio político, e insisten en la tesis del hampa común”.

Lo titulado por El País resume el conjunto de las versiones oficiales. Cuando la víctima es un dirigente de la oposición, fue el hampa común. Cuando la víctima es un dirigente del gobierno, es un crimen político.

Ramos Allup contra ataca

La respuesta de Henry Ramos Allup a los señalamientos de los voceros del gobierno, no se hizo esperar. Sobre todo luego que lo amenazaran con denunciarlo por incriminar al PSUV y sus dirigentes.

“Se van a sorprender cuando vean las vinculaciones del asesino con gente relacionada al Gobierno. Yo tengo en mi poder todos los expedientes. Estoy esperando a que digan todo lo que tienen que decir”, aseguró.

“Me pueden denunciar y demandar donde les parezca, en el Ministerio Público, en los tribunales y en la corte celestial. Tengo suficiente documentación y testimonios que voy a exhibir para que se determine que quién ejecutó ese homicidio impunemente, con una ráfaga de pistolas, es gente vinculada con el gobierno”, señaló.

Las horas previas

Para esclarecer el asesinato de Luis Manuel Díaz, es necesario profundizar las horas previas vividas por Lilian Tintori.

El día comenzó muy temprano para la esposa de Leopoldo López. La noche anterior se había reunido con estudiantes de la Universidad de Margarita, en la isla del mismo nombre. Tenía previsto pernoctar en la isla esa noche, para salir muy temprano en la mañana del día siguiente hacia el estado Guárico.

En el aeropuerto de Porlamar, Lilian Tintori y su equipo que le acompañaba, tenían previsto salir a las 7 de la mañana de ese día miércoles 25 de noviembre.

Sin embargo, serían retenidos sin justificación alguna hasta las 11 de la mañana, cuando pudieron emprender vuelo hasta el aeropuerto de Valle La Pascua, el más cercano a la población de Tucupido.

Ya retrasados en su programación, la comitiva de la Tintori se topó con que activistas del PSUV bloqueaban la salida del aeropuerto. Luego de intentar salir por las vías de acceso, optaron por derribar una cerca perimetral y emprender carretera hacia Tucupido, a pocos minutos. En el aeropuerto, quedaron solitarias las dos avionetas mientras los pilotos almorzaban.

En la carretera hacia Tucupido se encontraron con una “alcabala” de activistas que les impidió proseguir por esa vía. Por lo que tuvieron que desviarse por un camino secundario. En Tucupido se desarrollaría el acto previsto, retrasado pero sin contratiempos.

Lilian y sus acompañantes pudieron devolverse al aeropuerto sin mayores inconvenientes para emprender vuelo hacia Altagracia de Orituco, a unos 15 minutos de distancia aérea.

En el aeropuerto que sirve a la población de Altagracia de Orituco aterrizaron las avionetas con 2 minutos de diferencia. La primera en llegar fue la que transportaba a Lilian Tintori y Rummy Olivo, que se les había sumado en Tucupido. En la segunda, el equipo de prensa y otros acompañantes.

A esta segunda avioneta le fallarían los frenos al momento de aterrizar. La pericia del piloto evitaría una tragedia al salirse de la pista de aterrizaje, a pesar del incendio producido por el roce de los cauchos de la aeronave, con el pajonal seco que rodea la pista.

Una interrogante final

Una interrogante, necesaria para ponderar el alcance de esta acción asesina, sería preguntarse que hubiera pasado en los días siguientes en el país si esa ráfaga hubiera alcanzado a Lilian Tintori, situada a menos de 2 metros de Luis Manuel Díaz.

Las consecuencias habrían sido seguramente de gran magnitud. Se habrían calentado las calles. ¿Lo suficiente para que el gobierno hubiera suspendido las elecciones parlamentarias que el gobierno está perdiendo según todas las encuestas?

Eduardo Martínez / @ermartinezd / Visión Global

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529