Visión Global

Rajoy buscará la reelección en España pese al liderazgo afectado

Rajoy buscará la reelección en España pese al liderazgo afectado


.

El castigo sufrido por el Partido Popular (PP) en las elecciones del domingo le imprimió un giro a la política española que abre la puerta a que el Partido Socialista (PSOE) lidere gobiernos de izquierda en gran parte del país con el apoyo del emergente Podemos, que este lunes ratificó su intención de ser palanca de cambio sin renunciar a su lucha por desterrar a Mariano Rajoy de La Moncloa.

Por su parte, el partido de centro Ciudadanos también impuso sus condiciones ante un PP erosionado, que se valió en los últimos años de su mayoría absoluta para implementar políticas neoliberales en España y resistir a los escándalos de corrupción.

Aunque la derecha ganó en porcentaje de votos, las elecciones municipales y autonómicas, que se celebraron a 7 meses de las generales, confirman un fuerte desgaste del PP de Rajoy, cuyo liderazgo queda afectado.

“La victoria es incuestionable, pero hemos sufrido una notable pérdida de votos y no podemos estar satisfechos. Negarlo sería tan absurdo como negar que hemos ganado las elecciones”, sentenció Rajoy en conferencia de prensa en la sede de su partido en Madrid, al hacer balance de los resultados de los comicios.

Lejos de hacer autocrítica, el líder conservador, sacó pecho de la victoria y confirmó que no habrá cambios en su gobierno y buscará la reelección en las generales de fin de año.

El PP se dejó casi 2,5 millones de votos en las urnas y perdió el poderío territorial que ostentaba desde 2011, cuando arrasó en plena ebullición social e irrupción del movimiento de los indignados, que reclamaba un cambio político y social.

Cuatro años después, España se volcó hacia la izquierda y el deseo de cambio se materializó en victorias emblemáticas, como la conquista de Barcelona por parte de la iniciativa liderada por la activista antidesalojos Ada Colau, apoyada por Podemos, que desalojó al nacionalista Xavier Trias, de Convergencia i Unió (CiU) del Ayuntamiento.

“Barcelona sufre una situación de desigualdad y vulneración de derechos insostenible. Hay que afrontar los desahucios (desalojos), la pobreza energéticas, y la lucha contra la corrupción”, dijo ayer Colau, quien a pesar de ser vencedora necesitará acuerdos para implementar su políticas, ya que cuenta con 11 concejales, sólo uno más que CiU.

Como muestra de que existe “otra forma de hacer política”, Colau advirtió a CiU sobre la firma de “contratos de último momento” con grandes empresas y prometió que realizará una auditoría de los proveedores de servicios públicos de la ciudad.

También en Madrid, feudo y reducto de poder y corrupción de la derecha, se produjo un vuelco sin precedentes: la ex jueza y defensora de los derechos humanos Manuela Carmena podrá gobernar si llega a un acuerdo con los socialistas, a pesar de que la poderosa y polémica Esperanza Aguirre venció en número de votos.

“Es fácil”, aseguró ayer Carmena, quien ve “el camino cuesta abajo”, dando por hecho que podrá alcanzar un acuerdo con los socialistas.

Además de Barcelona y Madrid, las candidaturas de unidad popular afines a Podemos, que no concurrió con su propia marca, podrían encabezar gobiernos en otras cinco grandes ciudades: Santiago de Compostela, La Coruña, Cádiz, Zaragoza y Oviedo.

En tanto, junto con el PSOE, Podemos podrá arrebatarle al PP su feudo de Valencia, en manos de Rita Barberá, un ícono de la derecha más retrógrada, con lo que su marcha supone otro gran logro del movimiento surgido de la indignación ciudadana.

Retroceso del bipartidismo ante fuerzas emergentes

El bipardismo PP- PSOE, si bien sigue siendo mayoritario al sumar el 52% del total de votos, ha retrocedido respecto del 65,33% de 2011 gracias al empuje de las fuerzas emergentes Podemos y Ciudadanos.

Es por eso que el líder de Podemos, Pablo Iglesias, no dudó en asegurar que su fuerza política está “en condiciones de disputar las generales”. “Hay partido”, dijo en declaraciones a la prensa.

“Con este resultado se acabaron las mayorías prepotentes, llegó el tiempo del diálogo”, afirmó por su parte Albert Rivera, presidente de Ciudadanos, al celebrar que su fuerza “naranja” haya sido el tercer partido más votado en toda España.

Iglesias reiteró que su fuerza centrista no entrará en gobiernos municipales y autonómicos que no puedan liderar, y que para apoyar a otras fuerzas pondrán como condición compromisos de “reforma económica y cohesión social”.

En el mapa general de las municipales, el PP ganó en 38 de las 52 capitales de provincia, pero no consiguió ninguna mayoría absoluta, mientras el PSOE revalidó su poder en 4 ciudades en las que gobernaba y avanzó en dos más.

El PSOE salió reforzado de los comicios al conservar Asturias y reconquistar Extremadura, donde puede gobernar con el apoyo de Podemos.

Gestiones para pactar en municipios y en las regiones autonómas

Los partidos políticos en España empiezan a gestar pactos que les permita gobernar en municipios y regiones tras las elecciones celebradas el domingo, en las que los electores enviaron un mensaje a favor de un mayor reparto del poder.

Considerados una prueba para las elecciones generales previstas para finales de año, los comicios crearon una gran expectativa por la llegada nuevos partidos y movimientos ciudadanos, que en algunos casos irrumpieron con fuerza en la arena política.

Podemos -de izquierda- y Ciudadanos -liberal centrista- se han convertido, a la vista de los resultados electorales, en potenciales aliados del PSOE y del PP, para gobernar en gestiones locales.

.

AFP

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529