Visión Global

Recorriendo la tierra de Doña Bárbara

Recorriendo la tierra de Doña Bárbara


Hacer un recorrido por el estado Apure, requiere atravesar parte central del país, pueblos, caceríos y lugares poco conocidos, que sorprende descubrir. La sabana empieza a acobijar, el ganado empieza asomarse, el cielo radiante te da la bienvenida y el atardecer anaranjado despide la tarde.

Así comienza una aventura en tierras de Doña Bárbara. Llanuras que sirvieron de inspiración para Don Rómulo Gallegos. Ese mundo aparte que significa el llano apureño se va sintiendo desde el transcurrir en carretera. Refrescarse en las paradas y comer carne en vara es parte del ritual turístico. Es tierra en donde el quejido, y el verbo cotidiano se convierten en copla. Donde la soledad la llena el hondo silencio, y donde el paisaje majestuoso tiene el temor de no ser amado.

El caballo se consideraba el animal más sagrado para la mitología de América. Para los primeros habitantes de la zona (los indígenas Achagua) este animal es considerado el primer acompañante de jornadas. Y luego aparece por todos los rincones del estado Apure, ese hombre de las llanuras, el que representa un símbolo casi patrio. Es solamente comparado con el gaucho de Argentina, relacionándolo con sus mismas características y comportamientos. Hoy día, los llaneros siguen formando parte del paisaje. Me los encontré en cada rincón del Apure con su común y particular aislamiento hacia los palmares y la alegría folclórica que caracterizan sus cantos de amor.

La sabana la empecé a contemplar así: aparece una especie de alfombra de hierbas, los esteros reflejan espejos de luz, y en perfecta armonía forman un horizonte de azul blanquecino, creando una fantasía que propone fábulas para quien lo contempla.

La variedad de fauna saluda elegantemente, comenzando por las garzas blancas y rosadas que emprenden vuelo como si se tratase de una obra maestra. Las corocoras se unen entre ellas, casi estableciendo una conversación y ven fijamente a todo aquel curioso que se asombra ante ese color escarlata de escándalo. El garzón soldado, no se inmuta, hasta que sin previo aviso desprende sus alas y de una manera casi principesca alza vuelo de una manera sublime y silenciosa.

Fiesta en Elorza

La algarabía callejera se empezaba a notar. El mes de marzo significa festividad. El folklore y el criollismo nato de las festividades de San José son esperadas cada año para celebrarlo con el más nutrido repertorio musical.  Toros coleados, exposiciones agropecuarias, peleas de gallo, elección de la reina entre otras actividades. Aquí se celebran los siete días más criollitos de Venezuela.

Para llegar al destino, usted debe tomar la ruta de Sabaneta, municipio Arvelo Torrealba, estado Barinas, pasando por el ramal de Libertad, Santa Rosa, el ramal de Dolores, ciudad de Nutrias y puerto Nutrias, para luego llegar a Bruzual, hito que marca la bienvenida al estado Apure, pasando el Puente sobre el río Apure, finalmente a tan sólo hora y media de Elorza.

En el estado Apure, se encuentra, a orillas del río Arauca el pueblo conocido Elorza, también llamado El Viento en épocas de la colonia, y hoy día Capital Folclórica de Venezuela. Localidad que tiene la singularidad de haber compartido casco urbano con la hermana República de Colombia en la presidencia de Eleazar López Contreras.

Al llegar a Elorza, uno encuentra inmediatamente gente trabajadora, coloquial, amable y humilde. Brindan hospedaje y atenciones a todo aquel que los visita. Abren sus casas para prestarse con gran honor a recibir a los cansados inquilinos durante estas fechas de fiesta. Los patios y cualquier rincón de Elorza le dan la bienvenida para guindar su hamaca y acobijarle cada noche.

Durante 62 años se han venido celebrando estas fiestas. Así como lo estableció formalmente en su canción emblemática el cantautor Eneas Perdomo cuando compuso el tema šFiesta en Elorzaš Canto que además ha sido declarado Himno Popular de Elorza. En esta zona se puede conocer historia y ver variedad de paisajes, entre estos recorridos se encuentra: Relato de Elorza, visita al Hato Cedral, tras la Huella de Doña Bárbara entre otros paseos por la sabana y los ríos. Una de las curiosidades que llamó mi atención en ese particular pueblo ha sido ver cada calle identificada con el nombre de los folkloristas venezolanos de mayor trayectoria artística.

Matanza de Chigüire

Luego de la parranda apureña, tuve la oportunidad de presenciar el proceso de matanza de chigüire. Se inicia previo a los días de la semana mayor en algunas haciendas del estado. El gobierno da permiso para realizar este procedimiento regulando cantidades y especificaciones. Este animal recorre el llano en manadas impresionantes y se distraen con refrescantes zambullidos en el agua. Una vista muy típica del llano es ésta, ver a estos ratones gigantes es curioso y fascinante.

La cosecha se da inicio en los meses de verano, desde enero y termina antes de Semana Santa. La matanza de los Chigüires comienza en la mañana para poder completar el proceso del salado de la carne y el cuero en el mismo día.

Su carne es apreciada por muchos, para hacer entre otras recetas el famoso pisillo de chigüire muy común en el llano, carpaccio de chigüire, risotto llanero, pata e grillo de chigüire salado o jamón curado entre otros platillos.

Uno de los cueros más exquisitos, finos y flexibles es el proveniente del chigüire. Con él se realizan guantes entre otras piezas para la vestimenta, especialmente en países europeos y en Argentina.

Luego de dos días cortos en estas tierras del llano, tuve el grato sabor de conectarme con lo más criollo de Venezuela. A pesar de las distorsiones de algunas costumbres y algunos malestares por el avatar ante tanta inseguridad, debo decir que el llano es el encuentro del joropo, del pasaje, de la musa y los corríos. Indagar en parajes y fiestas autóctonas es parte del proceso para reconocernos.

Mariangélica Ramírez Saldivia / El Universal

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529