Visión Global

Referendo revocatorio en punto muerto

Referendo revocatorio en punto muerto


A 112 días de concluir el lapso legal para la realización del referendo revocatorio presidencial, la estrategia del gobierno pareciera estar dándole resultado.

A estas, alturas –y con excepción de las señoras del CNE- nadie conoce cuáles serán los términos y lapsos que se aplicarán para llevar a término la solicitud. Se puede decir que estamos en un punto muerto.

Si las cuentas de los días no están equivocadas, falta igual cantidad de días -que faltan para concluir el lapso-

que los días de retrasos que han forzado las rectoras del Consejo Nacional Electoral (CNE), con sus interpretaciones abyectas de la Constitución, las leyes y los reglamentos.

Es evidente que estas mujeres se reinterpretan a si mismas con gran desparpajos, de lo que escriben y publican en resoluciones, y en lo que declaran. Todo para evitar la realización del referendo.

Sin entrar en disquisiciones en términos legales, la lógica induce a pensar que quienes son culpables de tales retrasos e interpretaciones parciales, deberían ser procesadas por fraude a la Constitución.

No es una simple triquiñuela para evitar un revés político. Estamos en presencia de una conspiración para impedir el ejercicio de un derecho político constitucional de los ciudadanos, como es la reprobar y destituir a un presidente que ha demostrado su incapacidad en el ejercicio del cargo, que los mismos ciudadanos le confiaron.

Como reza el texto protocolar de sus juramentaciones, Dios se lo reclamará, cuando los llame, y más seguramente, deberán rendir cuentas de sus acciones ante instituciones judiciales, cuando estas puedan garantizar independencia y con las garantías que los reos no tienen en estos tiempos.

Regresando a unos párrafos anteriores, se hace necesario retomar el término “conspiración”.

Las reiteradas declaraciones del presidente Nicolás Maduro y, Diosdado Cabello, su segundo al mando del PSUV, de que no van haber elecciones ni revocatorio este año, obliga a revisar el tramojo que asoma.

El diccionario nos explica que una conspiración es un “acuerdo secreto contra algo o alguien, especialmente contra el estado o el soberano”. Cuando estos jefes del gobierno declaran “que no habrá revocatorio”, no están expresando un deseo o una aspiración, estarían dando órdenes públicas y directas a los otros poderes para que actúen en consecuencia. Es una orden.

Resulta no coincidencial de que de inmediato, voceros de esos poderes, se pronuncien públicamente en concordancia con esa orden.

Sin recato, ni con el cuidado que una conspiración ameritaría, se empiezan a conocer decisiones que casi siempre bloquean las posibilidad de la realización del revocatorio dentro de los lapsos legales.

Simultáneamente se activan operativos represivos, que en sucesivas oleadas, se dan a la tarea de ejecutar redadas de dirigentes de oposición en todo el país.

En ciudades como Caracas, donde hay al menos 15 asesinados por hechos violentos cada día, se despliegan grandes contingentes de policías y guardias nacionales para reprimir el descontento popular, no solamente en pro del revocatorio, sino por la diversidad y complejidad de problemas que afectan a la población.

En tanto, la delincuencia sigue cobrado ese alto número de víctimas, sin que su actividad delictiva sea interceptada por las fuerzas policiales y militares.

En este punto del análisis es obligatorio preguntarse ¿hay una conspiración?. Lo que dejamos contestar en la responsabilidad e interés de los lectores.

Opinan los expertos

Para esta semana, tanto los rectores del CNE, al igual que voceros políticos que para el 14 de Septiembre, no se había discutido “las condiciones para la  recolección de manifestaciones de voluntad del 20% de los electores” requisito para activar el Referéndum Revocatorio.

En opinión de Aníbal Sánchez, consultor político, ahora esta situación “constituye un reto para la MUD”.

Advierte Sánchez que, a pesar de que no ha sido tomada la decisión por las rectoras, “la Junta Nacional Electoral, en cumplimiento con el artículo 24 de la norma que rige los procesos, de este tipo ‘elevó al a Directorio  para su revisión y aprobación, una propuesta’  para la recolección del 20% con 5.392 máquinas de votación, en lugar de las 40.000 mil que solicitó en mensajes la dirección opositora”.

Juan José Caldera, representante de la MUD ante el CNE para el revocatorio, “replanteó en 19.500” máquinas.

Sánchez calcula, que “5.392 Maquinas, funcionando 3 días x 7hr a velocidad huella/firma de 1,10 minutos podrían significar 6.163.056”. Cifra esta equivaldría al 30% del Registro Electoral, un 10% más del requerimiento.

Sin embargo, considera necesario considerar otra variable que es la Ubicación, o la operatividad pues en evento anterior (recolección del 1%) “la media diaria por Máquina llego a ser casi 273,11 a 34,14 electores por hora”.

Esta proposición debió ser considerada el 16 de septiembre. Las rectoras, por el contrario, suspendió para este lunes, “por razones de Seguridad”, ante la convocatoria de movilizaciones por parte de la oposición.

Como si le tuvieran miedo al amplio y cuantioso despliegue militar, con blindados, que el gobierno sacó a la avenida Libertador para evitar la concentración de la oposición frente a la sede de CANTV.

Señaló Aníbal Sánchez, que esta estrategia del gobierno-CNE, tiene más que ver con lo que dicen los sondeos de opinión que lo que reza la letra de las leyes.

“Un 58% del electorado estaría dispuesto a firmar por un revocatorio, lo que implica unos 11 millones 348 mil”, cita Sánchez de la última encuesta de Venebarómetro.

Para el experto, lo que estaría en juego es la ubicación de los centros de recolección de las firmas. Considerando que el 60% de los electores se ubica en 50 de los 335 municipios del país, en 19 de los 24 estados, señala el experto que “parece ser que existe la intención ( de colocar los centros de recolección), pues está el antecedente de la etapa del 1% para constituir la agrupación, hecho irregular denunciado a su tiempo”.

Lo que “Limita la participación” al tiempo que la inhibe, contraviniendo preceptos constitucionales de una Democracia Participativa y Protagónica.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

 

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529