Visión Global

Revocatorio: Ambos bandos mantienen su estrategia

Revocatorio: Ambos bandos mantienen su estrategia


Este miércoles, la marcha convocada por los pro-revocatorio, sirvió para medir el compromiso de cada bando con las estrategias que determinan sus acciones.

El presidente Nicolás Maduro continúa aferrándose a su única tabla de salvación para no perder el revocatorio: que no se haga. Razón por la cual, lanzó las fuerzas de seguridad, Policía Nacional (PNB) y Guardia Nacional (GNB), a detener los avances de los venezolanos pro-revocatorio, en su intento de llegar a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE).

Para esta acción represiva, que no es nueva en los últimos 17 años, el gobierno no necesitaba contar con la declaratoria de “estado de emergencia”, y plantea un punto de discusión, ante el cual, el gobierno no lleva las de ganar.

Eso manifestantes que caminaban este miércoles hacia el CNE, lo hacían en virtud de una previsión constitucional que les permite solicitar la realización de un revocatorio del mandato de un funcionario de elección. En este caso, el presidente de la República.

Desde que dirigentes de los partidos de oposición, hace varios meses, solicitaron los formatos oficiales para la recolección de las firmas, cuatro rectoras del CNE han maniobrado para bloquear la solicitud.

Legalmente, estas cuatro rectoras no se han dado cuenta que, el cumplir con la estrategia del presidente –funcionario revocable- están impidiendo que hasta este momento cerca de 2 millones de venezolanos puedan ejercer un derecho constitucional.

La previsión de la Constitución es muy sencilla. Se solicita el referendo, para lo cual se recogen el número de firmas requeridas, y luego el CNE establece el cronograma electoral para su realización.

Sin embargo, rectores anteriores habían complicado el procedimiento con la aprobación de un reglamento que establece requisitos engorrosos.

En esta ocasión, las cuatro rectoras han procedido a aplicar dicho reglamento reinterpretando lo establecido. Lo que demuestra que actúan de acuerdo a los intereses dilatorios del funcionario a ser revocado.

Nicolás Maduro, Aristóbulo Istúriz y Jorge Rodríguez no se han cuidado de expresar su opinión, en cuanto al referendo no se podrá realizar. En lo que pareciera ser más una orden para las rectoras que una opinión.

La revisión de las conductas de ambos grupos, los del Ejecutivo con el presidente a la cabeza, y la de las rectoras del CNE, es evidente que la responsabilidad legal de la no realización de la petición de referendo recaerá en las cuatro rectoras.

En efecto, el Artículo 25 de la Constitución señala que “Todo acto dictado en ejercicio del Poder Público que viole o menoscabe los derechos garantizados por esta Constitución y la ley es nulo, y los funcionarios públicos y funcionarias públicas que lo ordenen o ejecuten incurren en responsabilidad penal, civil y administrativa, según los casos, sin que les sirvan de excusa órdenes superiores”.

Sin embargo en esta ocasión, los líderes opositores que encabezaron la marcha el CNE, lograron entregar al rector Luis Emilio Rondón, un documento con el cual exigieron la validación de las firmas. Lo que permitirá pasar a la segunda fase y activar el Referendo Revocatorio Presidencial.

En la entrega del documento, el diputado Julio Borges resaltó que “la represión no nos detiene, esto es nuestro derecho constitucional así que seguiremos en la calle de la mano del pueblo exigiendo se active el Referendo este mismo año”.

La estrategia de los pro-revocatorio es clara: que se realice este año el referendo, como lo puntualizó Borges. Lo que agrega un nuevo punto de probable penalización para las cuatro rectoras que, con los hechos, parecen dispuestas a evitar que sea revocado el mandato del presidente Maduro. No hay que olvidar, que estamos en presencia del ejercicio de un derecho de los venezolano, como es el revocar el mandato de un funcionario que fue elegido.

La acción de los pre-revocatorio de este miércoles, demostró que también la oposición mantiene sus lineamientos estratégicos. Siguen marcando el camino para la realización del referendo, a la vez que muestran una estrategia de provocación, para el uso de la represión y de las tácticas dilatorias, que el gobierno no ha evitado tragarse y actuar en consecuencia.

Lo que ha sucedido, es que desde que la oposición asumió el camino del referendo revocatorio, ha sido quien ha llevado la batuta de la discusión y el gobierno va a la zaga.

En los próximos días, de continuar la estrategia opositora, veremos más acciones provocativas de los pro-revocatorio, y a Maduro y a su gobierno respondiendo a esa estrategia.

Eduardo Martínez/VisiónGlobal/@ermartinezd

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529