Visión Global

Richard Matt le prometió a su hija que la vería fuera de la prisión, revelan funcionarios

Richard Matt le prometió a su hija que la vería fuera de la prisión, revelan funcionarios


Cuando Richard Matt escapó de prisión, esperaba ver a su hija. “Siempre te prometí que te vería allá afuera”, le escribió en una carta.

Según el periódico The Buffalo News, ella la recibió por correo tres días después de que él y su compañero de prisión, David Sweat, escaparan del Centro Correccional de Clinton, en las afueras de Nueva York.

Las palabras de Matt fueron facilitadas al periódico por funcionarios del orden público que no dieron sus nombres. La fecha del matasellos en el sobre era anterior al de la fuga del 6 de junio.

El periódico informó que no existen indicios de que la hija de Matt supiera de antemano que él estaba planeando la fuga. CNN ha informado que ella cooperó con los investigadores mientras Matt, junto con Sweat, eran prófugos de la justicia.

“Soy un hombre de palabra”, le escribió Matt a su hija.

Pero no pudo cumplir. La policía le disparó a matar después de que él le apuntó a un oficial con una escopeta calibre 20.

Él y Sweat se habían separado. Matt había estado bebiendo mucho después de que se metieron en una cabaña. Y su estado físico no era nada bueno como para mantener ese ritmo, le dijo Sweat a los oficiales cuando fue capturado esta semana. Eso provocó que discutieran.

Cuando un equipo de operaciones especiales de la Patrulla Fronteriza encontró a Matt hace una semana, él estaba solo y acostado detrás de un árbol caído. Él no obedecía sus órdenes.

Luego de dispararle, los oficiales pudieron sentir el olor de alcohol procedente de su cuerpo.

El cuerpo de Matt llegó el viernes a la funeraria “John O. Roth Funeral Home” en Tonawanda, Nueva York, según Marguerite Wilson, empleada de la funeraria.

Sweat fue capturado unos días después

Dos días más tarde, un oficial le disparó e hirió a Sweat a un poco más de 3 kilómetros de la frontera con Canadá.

Desde su cama de hospital en Albany, él ha soltado detalles desconcertantes acerca de la fuga de la prisión del 6 de junio y de su tiempo como prófugos.

Sweat y Matt lograron escapar no una vez, sino dos veces, le dijo a los investigadores. La primera vez fue un ensayo que les llevó a través de un laberinto de tuberías y túneles, pero no les gustó la calle a donde llegaron a través de una alcantarilla, había demasiadas casas cerca de allí.

Si bien las autoridades inicialmente hablaron de que posiblemente habían usado herramientas eléctricas en la fuga, Sweat ha dicho que encontraron un mazo en un pasadizo subterráneo.

Según el funcionario del orden público que tenía conocimiento de las entrevistas de Sweat con los investigadores, probablemente un obrero lo dejó inadvertidamente.

Los hombres supuestamente utilizaron el mazo para romper una pared de ladrillos en su camino para salir de la prisión de máxima seguridad, dijo el funcionario.

Sweat le dijo a los investigadores que él y Matt solo utilizaron sierras para cortar las paredes de sus celdas y una tubería de vapor dentro de la prisión, le dijo Andrew Wylie, fiscal de distrito de Clinton, a CNN.

Situaciones extremas

Durante su tiempo como fugitivos, se vieron en situaciones extremas mientras que las autoridades les pisaban los talones, dijo Wylie. Mientras se escondían en la cabaña de caza, en un momento oyeron voces cercanas.

Y después de que la pareja se separó, dijo Wylie, Sweat vio que un agente del orden público pasó justo a su lado mientras él se escondía en una plantación utilizada por cazadores.

Las autoridades dijeron que, originalmente, habían planeado salir de una alcantarilla y reunirse con el sastre de la prisión, Joyce Mitchell, quien se los llevaría en auto. El periódico The Buffalo News informó que Matt animó a Mitchell a establecer una relación con su hija a través de mensajes de texto y llamadas telefónicas.

Los asesinos convictos luego asesinarían a Lyle, el esposo de Mitchell, antes de huir a México.

Sweat le dijo a los investigadores que fue Mitchell la de la idea de que mataran a su esposo, según dijo un funcionario del orden público que tiene conocimiento sobre sus entrevistas. Pero el abogado de ella negó esa acusación el miércoles.

Mitchell le dijo a las autoridades que Matt y Sweat tramaron el plan para matar a su esposo.

La noche de la fuga, Mitchell no se presentó, lo que obligó a los fugitivos a improvisar sobre la marcha durante más de tres semanas.

Escondidas en la carne

Sweat será entregado al departamento de correcciones después de que lo den de alta en el hospital. Según el hospital, él parece estar en buenas condiciones y se espera que permanezca en el Albany Medical Center por unos días más.

Mitchell, el sastre de la prisión, ha admitido que pasó de contrabando hojas de sierra de arco escondiéndolas en carne de hamburguesa congelada y que hizo que le entregaran la carne a Matt, dijo un funcionario del orden público la semana pasada.

Ella ha sido arrestada y acusada de promover el contrabando en prisión y complicidad criminal.

Otro empleado, Gene Palmer, está acusado de llevarle la carne a los reclusos. Enfrenta cargos por promover contrabando peligroso dentro de la prisión, dos cargos por destruir evidencia y un cargo por mala conducta oficial.

El escape ha provocado que los funcionarios de prisiones refuercen la seguridad.

¿Acaso existe una corrupción más generalizada?

Además, la investigación se extiende más allá de Mitchell y de Palmer.

Tres miembros del equipo ejecutivo de la prisión, junto con nueve empleados del personal de seguridad, han recibido una licencia administrativa pagada como parte de la revisión de la fuga, dijo el Departamento de Estado de Nueva York de Correcciones y Supervisión Comunitaria.

Los nueve empleados del personal de seguridad incluían un comandante de vigilancia que estaba cubriendo al teniente del turno nocturno, un sargento que estaba trabajando horas extras obligatorias en la noche de la fuga y una mujer policía que acababa de ser transferida a Clinton, según una fuente del departamento de correcciones.

Una posible vía de investigación implica una riña de unos 30 reclusos que estalló en la prisión una semana antes de la fuga, le dijo una fuente del Departamento de Correcciones a CNN. El departamento aprobó un confinamiento en celda parcial que no incluía el bloque de honor, donde se alojaban Matt y Sweat.

Según informes, la pelea del 29 de mayo fue controlada en menos de un minuto y dejó a un recluso con heridas que no ponían su vida en peligro, dijo la fuente.

El FBI está investigando la posible corrupción generalizada en la prisión, dijeron funcionarios del orden público con conocimiento del caso. Según las autoridades, los agentes están investigando si existe tráfico de drogas u otros comportamientos delictivos entre los empleados y los internos.

Algunos empleados le dijeron a los investigadores que entre los prisioneros se da el consumo de heroína y el presunto comercio de narcóticos que implica a los empleados.

Shimon Prokupecz, Danelle García, Deborah Feyerick, Carolyn Sung, Jean Casarez y Alexandra Field de CNN contribuyeron con este reporte.

.

CNN Español

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529