Visión Global

Román Lozinski: “Yo volvería a Globovisión” (ciertas condiciones aplican)

Román Lozinski: “Yo volvería a Globovisión” (ciertas condiciones aplican)


“Me siento sereno, y creo que eso responde a la decisión correctamente tomada” “A mi sí me hubiese gustado que ‘El ciudadano’ (Leopoldo Castillo) dijera por qué se iba”

Bien pudo mantenerse en Globovisión. Román Lozinski admite que nunca fue objeto de censura y un talk show suyo en el bloque de las 10:30 de la noche estrenaría en tres semanas. Sin embargo, como lo dijo en un comunicado público: “No se puede ser espectador de la censura”.

Este martes ratificó la renuncia al canal de noticias y se refiere hoy a sus preocupaciones, motivaciones, planes y visión de país.

-¿Cómo evalúa lo que ha ocurrido, ya con cabeza fría?

-La cabeza fría la tengo desde el mismo viernes (16 de agosto). Creo que la palabra que define este momento es “serenidad”. Me siento absolutamente sereno, y creo que eso responde a la decisión correctamente tomada. De repente llega un momento en que tu paciencia llega al límite y eso fue lo que me ocurrió a mí ese viernes: hay un caso que me afectó mucho y que es poco conocido porque era una figura que no era de pantalla, que es el de Janeth De Abreu, su salida me preocupó profundamente. Ella era la encargada de llevar adelante la página web, eso fue antes de la de Jesús “Chúo” Torrealba. Cuando ocurre lo de “Chúo” y lo de “El ciudadano” (Leopoldo Castillo) me descompongo. A mí los nervios me atacan por el estómago, y hasta lloré con su salida. Y no era sólo por “El ciudadano”. Yo he aclarado que mi decisión no fue por solidaridad automática, fue un elemento más de una cadena.

-Dice que nunca fue objeto de censura y que sus tratos con la nueva directiva siempre fueron cordiales. Pudo haber seguido en el canal entonces…

-Como pudo haber seguido María Isabel Párraga que lo que habla es de gimnasios, o María Elena Lavaud, que tiene entrevistas más vinculadas al área de entretenimiento…

-¿Fue una cuestión de principios entonces?

-Yo creo que sí, y no es que antes no los tuviera. En el comunicado yo digo que no soy más o menos digno que los que se quedan o los que ya se fueron. Cada uno tiene su propio tiempo, su ritmo, y yo consideré que este era el momento para salir. Jamás presionaré a algunos de mis compañeros para que se vayan ni para que se queden, y siempre sostuve que las decisiones son personalísimas.

-¿Como toda empresa privada, Globovisión no estaría en todo su derecho de cambiar su línea editorial? ¿No estaría desconociendo este principio?

-No. Sencillamente cuando dejo de acompañar las decisiones de mis jefes, me aparto. Yo todavía hoy te lo digo: ellos (la directiva) hablan de un canal “de centro”, de “inclusión”, con “visión latinoamericana”, una especie de CNN local, y yo digo, ojalá que, por el país y, sobre todo, por los compañeros que quedan ahí, lo puedan lograr, pero en el interín hay decisiones que yo no puedo acompañar. Mas, quién quita que más adelante esto resulte ser de verdad ese gran canal, que las aguas definitivamente tomen su curso, y a lo mejor volvamos a trabajar juntos. Yo en una reunión puse el ejemplo de una carnicería: si no hay la carne molida que busco, pido falda, muchacho redondo, pollo, o me cambio de carnicería. El tema es que un medio de comunicación es muy sensible y en cada ser humano que trabaja en un canal hay un cerebro, unos principios, unos valores, unos criterios, una ética, que tienes que saber manejar. Yo les decía, desde el punto de vista gerencial, corporativo, a lo mejor hasta tenían razón, pero es que no es mercancía lo que hay aquí.

-Pero el tema de la mercancía siempre está presente, sabemos que el periodismo sin anunciantes no funciona ¿Qué pasará con los suyos?

-Mira, son decisiones, de nuevo, muy individuales. Yo he recibido llamadas de clientes que de inmediato, tan pronto conocieron la situación mía en el canal, pidieron detener la publicidad. Hay otros que quedaron en reunirse esta semana para dar continuidad a los contratos. Yo les he dicho que no tengo problemas en que mi imagen siga apareciendo allí, y es la decisión de cada cliente.

-María Elena Lavaud lamentaba que Leopoldo Castillo no dijera al aire las verdaderas razones de su salida del aire. ¿Acompaña ese tuit? ¿Hay algo más que saber?

-A mi sí me hubiese gustado que “El ciudadano” dijera por qué se iba. El dijo: “Si la salud me lo permite, regresaré”. Uno podría inferir que se va por razones de salud pero taxativamente no lo dijo. Muchas cosas se han dicho pero yo no quiero hacerme eco de rumores.

-¿Qué planes tiene ahora?

-Si me lo preguntabas el martes en la tarde, no tenía ninguno. Lo único que tengo ahora es una línea de corbatas que quiero sacar, ideal hubiese sido estar en el canal para promocionarla. Sigo adelante con las corbatas, con el programa en la radio, y ya habido coqueteo con algunos medios de acá y de afuera, y tocará poner todo eso sobre la mesa y tomar la decisión correcta.

-¿Trabajaría en Venevisión, que para muchos es a lo que apunta Globovisión: un canal “justo y balanceado”?

-Mira, yo no cierro ninguna puerta, fíjate que te he dicho que volvería a Globovisión. Dependería de la oferta, del tipo de programa, de la libertad que pueda tener, de las condiciones. Por ahora, como dice Anna (Vacarella): Las morochas ganaron un papá.

-¿Cuáles fueron los errores de Globovisión en este cambio de línea editorial que se ha propuesto?

-No sé, pero, por ejemplo, si hay un argumento para sacar un programa, y ese argumento está en los números, que éstos van mal, dale un plazo al productor, porque esto es un negocio también. Vamos a hacerle cambios y si al cabo de ese tiempo no funciona, preparas un proyecto nuevo, que haya una transición, que tú sientas que hay un margen, un compás… eso hubiese sido lo ideal.

-¿Qué le queda al espectador?

-El televidente y el escucha son muy inteligentes, y esa es la única censura en la que yo creo, en la censura del control remoto, donde yo como televidente si estoy viendo algo, no me gusta o creo que me mienten, que es una pose, lo cambio. Hay espacios todavía en televisión, en radio, la prensa escrita, están las nuevas tecnologías, los medios digitales, y la gente sabe tomar con pinzas qué quiere y que no quiere ver, cuando le mienten y cuando no, y aún en Globovisión hay espacios que tú puedes ver porque está el criterio y la fortaleza de quienes los llevan adelante.

ÁNGEL RICARDO GÓMEZ , ROMÁN LOZINSKI , EXNARRADOR DE NOTICIAS DE GLOBOVISIÓN |  EL UNIVERSAL

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529