Visión Global

“Sabiduría portuguesa” por Ramón Guillermo Aveledo

“Sabiduría portuguesa” por Ramón Guillermo Aveledo


Ramón Guillermo Aveledo.

Portugal es una nación y el portugués es un pueblo que, más que cercano, nos es entrañable. Están aquí. Forman parte de este caudal variado y maravilloso que es la venezolanidad. Las relaciones entre los dos países cumplieron cien años en 2013, pero siendo la diplomacia tan importante, es en este caso lo de menos. La comunidad lusovenezolana es la segunda más grande de América Latina, solo aventajada por la residente en el gigante brasileño que fue parte del imperio portugués hasta su independencia entre 1821 y 1825, singular porque desde la invasión napoleónica en 1808, la corte residió en Río de Janeiro, así que ocurrió con monarcas, nobles y aristócratas en tierra americana, sin guerra y con predominio de los hechos políticos sobre los militares.
Gente trabajadora y familiar, los portugueses han contribuido en manera grande a que Venezuela sea la que ha llegado a ser. Parte de nuestra vida, absolutamente cotidianos; sin ellos ésta no sería la misma. Sencillez, laboriosidad, sentido común, son virtudes que reconocemos en la numerosa presencia lusitana entre nosotros, mayoritariamente compuesta por madeirenses, cuyo primer producto e inicial exportación fue, no nos sorprenderá, el trigo. Una gran obra es el Santuario a Nuestra Señora de Fátima que con esfuerzo y constancia se levanta en Carrizal.
Buena muestra del característico sentido común portugués aprecio en extensas declaraciones del vicepremier Paulo Portas que leí recientemente en ABC de Madrid: “La inversión huye de los países extremos y se refugia en los que hay gobiernos razonables”.
Confeso admirador de la transición española, en la cual políticos de ideas e historias muy diferentes fueron capaces de entenderse, Portas prefiere reformas a revoluciones. “En Portugal no tenemos secesionismos ni partidos como el Frente Nacional -el derechista francés-, ni como Syriza o Podemos -los izquierdistas griegos y españoles”. Dice orgulloso que el extremismo nunca ha triunfado en Portugal, donde “el 80% de los votantes son de centro”.
Explica que “el espacio democrático natural convierte las dificultades en oportunidades”, y se basa en hechos históricamente comprobables, “¿Quién trajo la prosperidad a Europa tras la II Guerra Mundial? La democracia cristiana y la socialdemocracia”. No los radicales, los moderados. Inteligencia práctica, no son discursos muy emocionantes, “pero dan lugar a sociedades más prósperas”. Es una cuenta fácil de sacar.

Últimas Noticias, 15 de julio de 2015

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529