Visión Global

Sardina en lata se consigue a precio que supera 1.000% el regulado por el Gobierno

Sardina en lata se consigue a precio que supera 1.000% el regulado por el Gobierno


.

Comer sardinas enlatadas dejó de ser una opción para quienes carecen de recursos para comprar carne de res, pollo y atún. Su precio se ubica 1.000% por encima del regulado por el Gobierno nacional en 2013.

Además, desde hace cuatro años se consigue de manera intermitente en los anaqueles.

Osmer Gil , directivo del sindicato pesquero y de enlatados de Carúpano, estado Sucre, en cuya zona industrial funcionan alrededor de 16 enlatadoras, entre ellas Sardimar, Italca, Omega 3 y Almarca, comentó que la escasez de insumos como aceite, pasta de tomate, picante y envases tiene en jaque a las empresas que se dedican a este mercado.

Señaló que el promedio diario de producción de las industrias sardineras era de 6 mil latas de 160 gramos al día. Actualmente la cifra disminuyó a 1.500, lo cual representa una merma de 75%. En la presentación de 400 gramos elaboraban 2 mil 500 diarias, pero este número descendió a 600.

Aseguró que la materia prima (sardina fresca) se consigue en grandes cantidades, pero si la empresa no cuenta con los demás insumos se abstiene de adquirirla, lo que pone en riesgo más de 6 mil empleos directos, así como indirectos, especialmente pescadores que viven de la venta del rubro marino a las enlatadoras.

Recordó que desde 2010 vienen reportando fallas en el inventario de insumos, pero el año pasado se agudizó la escasez.

Gil advirtió que por la poca producción, algunas empresas disminuyeron sus nóminas en más de 50%.
En los comercios de la zona norte del estado Anzoátegui, apenas se consiguen dos marcas de sardinas en lata. Se trata de Incasa, en la presentación de 160 gramos, a 167,29 bolívares, y El Valle en Bs 95.

Sonia Hernández aseguró que ha escuchado poco de ambas marcas. “Antes había sardina Margarita y Eveba de diferentes tamaños y sabores. Desde hace años no las veo”.

“Comer sardina ya no es barato. Antes, cuando no alcanzaba la plata, corríamos a comprar una lata de sardina grande (de 400 gramos), comíamos todos, y no gastábamos mucho. Ahora la más pequeña cuesta más de Bs 100”, comentó el albañil Pablo Rondón, a quien también le sorprendió el precio de la lata de atún. Cuesta Bs 255 la presentación de 184 gramos, y 205 bolívares la de 140 gramos.

Sin apoyo
La mayoría de las enlatadoras del estado Sucre exportaban el arenque en envases, pero por la merma en la producción dejaron de hacerlo.

El presidente de la Confederación de Trabajadores del municipio Bermúdez (Carúpano), Felipe García, manifestó que algunas empresas pequeñas han optado por viajar a Valencia, y a otros estados del centro y occidente del país en busca de proveedores de latas.

Denunció que la lámina para elaborarlas era distribuida por Sidor (empresa siderúrgica nacionalizada en 2008), pero ha dejado de surtir a las enlatadoras.

“Desde hace más de dos años el abastecimiento por parte de Sidor ha sido muy poco”.

Según dijo, tanto el aceite como la pasta de tomate eran suministrados por compañías a cargo del Estado venezolano para abaratar los costos, pero dejaron de hacerlo.

Exhortó al Gobierno nacional a garantizar las divisas para que las enlatadoras importen los insumos y con ello recuperar la producción. Advirtió que el cese de las operaciones de las procesadoras de sardinas pone en riesgo el empleo en Carúpano, donde la mayoría de los trabajadores se benefician de esta industria.

“Es una cadena que involucra al pescador, a quienes limpian las sardinas, empleados directos y distribuidores”.

En la zona industrial de Carúpano el desempleo supera el 70% porque la mayoría de las empresas enlatadoras de sardina han reducido sus nóminas como consecuencia de la poca producción”

.

Yeraldín Vargas / El Tiempo

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529