El presidente interino de la Cámara de Diputados, Waldir Maranhao, informó a integrantes del Partido Progresista la noche del lunes que revocará su propia decisión de anular la sesión en la que se votó la apertura del impeachment a la presidente Dilma Rousseff, tomada solo unas horas atrás.

El legislador aclaró que, aunque la decisión ya está firmada, solo tendrá validez cuando sea publicada este martes, según detalló el periódico Folha do Sao Paulo.

El medio también reportó que integrantes del Gobierno se dirigían en la madrugada a la casa de Maranhão para intentar hacerlo cambiar de parecer.

Por su parte, el presidente del Senado, Renan Calheiros, había decidido ignorar la anulación de la sesión y continuar con el trámite en la Cámara Alta.

Según informó Estadão, la bancada del Partido Progresista se iban a reunir este martes para votar la expulsión de Maranhão de la bancada, con lo que perdería su mandato. El PP, ex aliado del Partido de los Trabajadores, se separó de la coalición del oficialismo hace un mes.

Maranhao había anulado la votación por “prejuzgamiento” y “ofensa al amplio derecho de defensa” de la mandataria, según argumentó en un texto distribuido a los medios. Por su parte, Dilma Rousseff pretendía usar la medida para solicitar al Supremo Tribunal que suspenda el proceso de impeachment.

Globovisión