Visión Global

Secuestro en Turquía termina en muerte

Secuestro en Turquía termina en muerte


.

Dos integrantes de un grupo de extrema izquierda y un fiscal, a quien mantuvieron como rehén dentro de un tribunal en Estambul, murieron ayer después de un tiroteo con la policía, informaron las autoridades de la ciudad turca.

La policía negoció con los hombres armados durante seis horas antes de que la situación tuviera un final violento, explicó Selami Altinok, jefe de la policía.

El fiscal, al que la Agencia Anadolu, operada por el estado, y la televisora estatal TRT identificaron como Mehmet Selim Kiraz, recibió un balazo en la cabeza durante el enfrentamiento con la policía y se le trasladó a un hospital, donde los médicos intentaron salvarle la vida, dijo el presidente turco Recep Tayyip Erdogan.

El premier Ahmet Davutoglu y funcionarios del hospital anunciaron después que había muerto.

No quedó claro cómo lograron los agresores ingresar las armas al tribunal.

Kiraz era el fiscal responsable de la investigación de la muerte de un adolescente que recibió el impacto de una lata de gas de la policía durante una protesta nacional contra el gobierno en 2013.

Cinco demandas

Un sitio de internet cercano al grupo izquierdista DHKP-C indicó que los milicianos de la organización extremista tomaron al fiscal como rehén al mediodía y dieron un plazo de tres horas a las autoridades para cumplir con cinco exigencias, entre ellas obligar a que los policías responsables de la muerte del joven confesaran su delito.

El grupo también exigió que los policías fueran juzgados por “cortes populares” y que cuatro funcionarios del tribunal abandonaran sus investigaciones de personas que participaron en las protestas para denunciar la muerte del adolescente.

El cibersitio mostró una fotografía de alguien apuntando un arma contra la cabeza de una persona, acompañado de logotipos del grupo de izquierda en el fondo.

El subprocurador general Orhan Kapici confirmó que el incidente está relacionado con la investigación de Kiraz sobre la muerte del niño.

El DHKP-C, que busca un estado socialista, es considerado por Turquía, Estados Unidos y la Unión Europea como grupo terrorista.

Ha realizado ataques esporádicos, incluido un atentado suicida contra la embajada de Estados Unidos en 2013 en el que murió un guardia de seguridad.

Acerca del asalto al lugar donde tenían secuestrado al fiscal, el jefe de la policía Selami Altinok señaló en conferencia que “fuimos pacientes durante seis horas e hicimos todo lo posible, pero por desgracia escuchamos disparos desde la habitación de los terroristas y se lanzó la operación”.

A la confusión de los hechos contribuyó un gran corte de electricidad que afectó a Estambul y el silencio informativo sobre el secuestro ordenado por la autoridad.

.

AP y EFE

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529