Según un estudio publicado en la reciente edición de la revista Pediatrics el sonido calmante del canto de la madre podría ayudar a los recién nacidos prematuros a respirar con mayor facilidad.

El análisis de más de una docena de ensayos clínicos encontró que la musicoterapia ayudaba a estabilizar el ritmo respiratorio de los recién nacidos prematuros durante su tiempo en la unidad de cuidados intensivos neonatales (UCIN).

La investigadora Lucja Bieleninik, encontró que la música en vivo en la UCIN (cantada o tocada) puede ayudar a estabilizar la frecuencia cardiaca y la respiración de los bebés prematuros, ayudar en el sueño y fomentar el tiempo de “alerta tranquila”.

En el estudio, los investigadores reunieron los resultados de 14 ensayos clínicos con casi mil bebés prematuros. Los ensayos difirieron respecto a la forma de administración de la musicoterapia, pero la mayoría incluyeron el canto de las madres en la UCIN y en todos participó un musicoterapeuta.

En general, encontraron los investigadores, la musicoterapia mostró un efecto claro sobre las frecuencias respiratorias de los bebés. Los bebés que recibieron musicoterapia también fueron dados de alta tres días antes que otros bebés prematuros de la UCIN, aunque la diferencia no fue estadísticamente significativa.

MedLine Plus.