Visión Global

Seis formas para hacerte más inteligente

Seis formas para hacerte más inteligente


Durante años, los científicos han estado buscando formas para mejorar nuestra inteligencia… desde tomar pastillas de aceite de pescado hasta jugar los videojuegos más recientes.

El jurado está deliberando si estas técnicas son verdaderamente eficaces en cuanto a la mejora de la inteligencia, pero los estudios han demostrado que tu Coeficiente Intelectual (CI) puede cambiar… así que, ¿por qué no intentarlo?

“Al menos a corto plazo puedes conseguir puntuaciones significativamente más altas en toda clase de pruebas cognitivas”, dice Dan Hurley, un galardonado periodista científico y autor de “Smarter: The New Science of Building Brain Power”.

Con esto en mente, aquí hay algunas sugerencias para estimular tu capacidad intelectual… y tu salud en el proceso.

1. Aprende a tocar un instrumento

Un estudio en adultos mayores descubrió que aquellos que regularmente adoptan nuevos pasatiempos –tales como aprender fotografía digital o bordar a mano– calificaron mejor en las pruebas de memoria después de tres meses en comparación con aquellos que hicieron actividades que no son intelectuales o que son de bajo compromiso cognitivo.

Pero, para personas de cualquier edad que buscaban hacer algo nuevo, aprender a tocar un instrumento musical podría ser la clave para estimular al máximo las neuronas.

“Hay estudios que muestran que aprender un nuevo instrumento musical está asociado con las habilidades intelectuales mejoradas”, dice Hurley, quien añade que los músicos han sido observados desde hace mucho tiempo por ser más inteligentes que la persona promedio.

Así que, ¿quizás es hora de hacer realidad tu sueño de ser una estrella de rock?

2. Come para alimentar el cerebro

Cuanto más inteligente sea la manera en que comes, más inteligente podrás permanecer, en especial a medida que envejeces… pero las evidencias permanecen limitadas a la comida que funciona mejor.

Una investigación reciente que fue publicada en la revista Neurology descubrió que mejorar la calidad de la dieta en general es un factor importante para reducir el riesgo de la pérdida de memoria y la capacidad de pensar.

En cuanto a mejorar la función cognitiva en realidad, una investigación más exhaustivadescubrió que una dieta al estilo mediterráneo que contiene aceite de oliva y frutos secos –ricos en antioxidantes– podría ser la clave. También se cree que los ácidos grasos monoinsaturados en los aguacates ayudan a proteger las células nerviosas en el cerebro y a aumentar la fuerza muscular del cerebro.

No obstante, Hurley lamenta hacer la observación de que no existen respuestas claras en lo que se refiere a que tu dieta aumente tu CI. Él sostiene que “todo el campo de la investigación de la dieta es conocido por todos como confuso”, y que resulta ser que algunos anuncios y afirmaciones no resisten un análisis riguroso, tal como las teorías de que el omega-3 o que otros suplementos pueden reducir el deterioro cognitivo.

Pero si eres un aficionado a los bocadillos más saludables, no hay daño en una ración extra de acelgas o en comer algunas nueces, bayas y semillas –por nombrar unos cuantos—, los cuales son una gran fuente de vitaminas y antioxidantes, a fin de convertirte en una máquina pensante sin grasa y ecológica.

3. Disfruta de tu sueño

¿A quién no le encanta pasar un día debajo de las colchas? La Fundación Nacional del Sueño de Estados Unidos informa que entre siete y nueve horas de sueño por noche son lo óptimo para que la mayoría de nosotros funcionemos como es debido.

“Tu cerebro, en términos generales, genera nuevas neuronas durante el sueño”, argumenta Hurley. Según el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares(NINDS, por sus siglas en inglés), el sueño ayuda a que nuestro sistema nervioso funcione correctamente; algunos expertos creen que los nervios usan el período de tiempo en que dormimos para apagarse y repararse a sí mismos… lo que ayuda a que nuestros cerebros funcionen mejor.

“Si no lo haces, en realidad te inhabilitas a ti mismo”, dice Hurley.

La falta de una noche entera de sueño puede causar que los nervios fallen y que el funcionamiento general dentro de tu cerebro se reduzca. También se cree que tu memoria visual y tu capacidad de aprender son vulnerables a la privación del sueño… la higiene del sueño parece ser el camino a seguir.

4. Haz ejercicio

Un buen trabajo no solo fortalece tus músculos, sino que también fortalece tu mente. La Asociación de Alzheimer recomienda el ejercicio regular, ya que está asociado con un menor riesgo de deterioro cognitivo. Además, los investigadores de Stanford han descubierto que incluso simplemente dar un paseo aumentará tu creatividad.

Independientemente de que seas joven o viejo, el ser una persona activa es una grandiosa manera de elevar tu ritmo cardíaco, lo cual aumenta el flujo de sangre hacia tu cerebro y tu cuerpo. Una buena sesión de ejercicios puede mantenerte mentalmente definido mientras reduce los factores de riesgo potenciales de la demencia, tales como presión arterial alta, diabetes y colesterol alto.

“En especial, si no estás en forma, el ejercicio cardiovascular o el entrenamiento de fuerza definitivamente puede ayudar a las funciones de tu cerebro”, dice Hurley. Esto es particularmente útil en los adultos mayores que están haciendo muy poco ejercicio.

“Esta es en realidad la única zona del entrenamiento del cerebro que, esencialmente, nadie en el campo verdaderamente cuestiona. Nadie se muestra verdaderamente escéptico respecto a esto”, añade Hurley.

5. Evita el estrés

Personas que gritan, embotellamientos, plazos de entrega, heridas… ¿reconoces estos panoramas? Según Hurley, cualquier situación altamente estresante puede afectar seriamente tu mente. La clave para ser inteligente es el enfoque.

“El sello distintivo de la inteligencia es la capacidad de concentrarse en una tarea a la mano, bloquear el resto del mundo y centrarse en este asunto que intentas diferenciar, examinar minuciosamente el problema”, dice. Cuando enfrentas altos niveles de estrés, puede ser difícil tener acceso a esta mentalidad.

Un estudio reciente descubrió que una variedad de trastornos cognitivos, tales como el Alzheimer o la esquizofrenia, se agravan por la exposición al estrés debido a la disfunción de la corteza prefrontal del cerebro. “Cuando el cerebro está expuesto a la discordia y las personas están alteradas, gritan y chillan… el cerebro no prospera en ese ambiente”, dice Hurley.

“Si una persona puede encontrar paz y tranquilidad, su cerebro responderá mejor”.

6. Permanece vivo

Según el efecto Flynn –el cual establece que el CI general entre la población ha aumentado con el tiempo– ya somos mucho más inteligentes que nuestros familiares de hace más de cien años. La investigación reciente descubrió que a lo largo de una serie de décadas, nuestras puntuaciones del CI han mejorado cada vez más.

Con el uso de estándares modernos de pruebas, si le tuvieras que pasar una prueba de CI a las personas que vivieron hace un siglo, ellos solamente lograrían un promedio de 70 puntos… se calcula que el promedio en Estados Unidoshoy en día es de 98. El profesor James Flynn –quien desarrolló la teoría– cree que las personas ahora están viviendo en un ambiente completamente diferente, en donde aprenden a responder a los problemas de maneras muy diferentes.

Así que, mientras que el aumento de las puntuaciones de CI ha variado a nivel mundial, el avance general de la tecnología y la educación en todo el mundo significa que las personas piensan de manera más lateral que nunca antes.

Esto significa que, hipotéticamente, si llegaras a estar vivo en el 2100, podrías descubrir que la puntuación de tu CI ha mejorado.

Felicitaciones de antemano.

Atras
Visión Global

2013 © Visión Global. Todos los derechos reservados. Contacto: visionglobal.info@gmail.com - visionglobal.ventas@gmail.com - Teléfono: 0212 4186529